¿Cuánta gente mata el virus y cuánta la corrupción, la represión y el mal gobierno?

 

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

Igual que Mel y Melo, Tomás relaciona al virus que hoy hunde a la nación en la miseria 1. Con la ideología neoliberal que indujo a varios gobiernos a darle la espalda al sistema de salud 2. Con la dictadura oligárquica, corrupta y vende patria y 3. Con la ignorancia, producto de ese mal gobierno, que se evidencia cuando -apremiada por el hambre y alienada-  la gente se aglomera para conseguir una gallina, comprar más barato en el mayoreo, o para obtener las limosnas que les llevan. Iridiscente, el virus ilumina la historia, y transparenta la mentalidad de la dictadura que se parapeta en la tranquilidad pública para encubrir nuevos escándalos y su brutal inoperancia. Las exhibe y vuelve tan claras que hasta los gringos terminan por entender y asquearse.                                               

La inocencia del Tigre y sus misterios

Extraditar a José Rafael Sosa, que estaba por ahí demorado, sirve para contrarrestar las maniobras aún inciertas para detener la salida del Tigre, al trascender las acusaciones en Nueva York. Dicen que nadie sabe dónde está. Que se fue. Que no, Que está negociando términos y condiciones de la guarida. Con JOH, con la DEA, quien da más. Varios congresistas en Washington se quejan de que lo han estado denunciando durante años sin que nadie les haga caso. Y el departamento de estado últimamente tan desafortunado queda expuesto. ¿Qué lo hacía tan imprescindible a este monstruo como compañero de danza antes de ayer? ¿A qué le apuesta?

Dicen que era el sicario de los H. Que se encargó de eliminar a los secuestradores de Reginaldo. No creo que lo hiciera solo por dinero. Intuyo que cuando mata, al tigre lo recorre un estremecimiento de gozo. Acaso resumiendo un sentimiento universal, el poeta místico inglés William Blake escribió,

¡Tigre, Tigre que brillas ardiendo!

                                    En el bosque de la noche…!

¿Qué arte

Retorció los arbitrios de tu alma,

¿Cuándo empezó a latir tu corazón?

¿Qué mano pavorosa? ¿Qué pavorosos pies?

 
¿Con qué mazo, cuál cadena?

¿En qué horno se fraguó tu cerebro?
¿Sobre cuál yunque? ¡Pudo asirse tal pavor!

Se consiguió ¡atrapar terrores tan letales!

Cuando las estrellas arrojaron sus dardos

Y empaparon el cielo con sus lágrimas

¿Se sonrió -acaso- de lo que había hecho?

¿Quién hizo al cordero, te hizo a ti?

¿También? Recuerdo haber pensado en esos versos cuando primero me enteré de que así apodaban al Oficial Bonilla, de la línea del general don Manuel debe ser, atendiendo al fenotipo. Recuerdo haberlo visto salir sonriente de la principesca oficina de un magnate que no puedo llamar amigo. Quien respondió a mi reclamo tan campante  por que dizque compartía con el Tigre una pasión por las armas. Instrumentos de muerte, tan indispensables en este mundo poblado de bestias, que muchas veces las cargan y controlan. ¿Quién teme al Tigre Bonilla, ahora que ya solo puede hablar?

El código procesal penal y sus contradicciones

¿Cómo votaron Sorayda y Dipp? Con bombo y platillo, se había anunciado la inminente ratificación del nuevo código procesal penal, que blinda la corrupción oficial, reduce las penas por los crímenes más abominables. Un código calificado puntualmente por expertos propios y extraños como instrumento para la impunidad. Así lo expresaron el CNA, el CONADEH el COHEP, la CCIC y las organizaciones sociales independientes, las iglesias, los partidos de oposición, incluido el mayoritario, LIBRE, los intelectuales, la cooperación internacional. Con los sellos de los poderes ocultos debía ratificarlo hoy el Congreso en que se fraguó, en el cual el ex Secretario de la Misión contra la Corrupción y la impunidad, Juan Jiménez Mayor declaró que había que indiciar a más de 200 diputados involucrados en la estafa de extraer fondos públicos para fines particulares.

Varios diputados ya andaban celebrando.  Pero tenía mal pronóstico esa ratificación desde ayer que el Dr. Oliva se demarcó de ella al convocar para hoy, anunciando que se inclinaba por otra prorroga, hasta junio, en vista de las muchas quejas y demandas de ser escuchados, de sus opositores. Al tiempo que trascendía que Oliva tiene un fideicomiso con bienes que fueron de los Cachiros. Me gustaría pensar que el código no pudo avanzar porque se oponían los buenos. Más bien parecería que la oposición también respondía a una fuerza centrípeta, y que Oliva quiere negociar. ¿A quién podría entregar para salvarse? La clase política está a punto de amanecer y cuando despierte, la responsabilidad todavía estará ahí.

La discusión sobre la apertura por fases de la economía

Nada menos que espantoso, el panorama. Aunque la gente lucha y se rebusca. Las remesas incluso tuvieron un ligero incremento en el mes de Marzo, se anuncia en Abril una baja de 20% del valor de nuestras exportaciones de café, que todavía son motor de la economía real del país. Los economistas han corregido sus cálculos y dicen que solamente nos vamos a contraer en 7.5%, es decir 2 más que en el 2009. Aquí los desempleados podrían llegar a 400 mil, una parte sustancial de la población económicamente activa. En Estados Unidos que es nuestro principalísimo socio comercial, 30 millones de personas han perdido su trabajo en los últimos meses, suman casi 15% del disponible, la peor cifra, dicen los periódicos, desde la Gran Depresión. Se está anunciando allá y aquí una reapertura de las actividades económicas, por fases, pero aún no se consigue abatir el crecimiento del número de casos identificados de la pandemia, que se agrava cuando ya no se puede prevenir. ¿Hay quien quiere escoger entre la inanición y el etnocidio? Aunque se preveía lo contrario prolifera la violencia y el reporte de un descenso de la delincuencia resultó ser un subregistro, derivado de la reducida movilidad. Salvo el suicidio de los padres de familia que no tienen para alimentar a sus hijos, nadie reporta ya delitos a la policía que no te hace caso. Mientras tiene que encargarse de la cuarentena, y quedan al descubierto incluso las noticias de corrupción con fondos de emergencia y con otros por ahí mal puestos. No dejan nada.

La dictadura, sus atropellos y su corrupción

El internacional Bertelsmann Tranformation Index que -por quince años- había declarado que el país aspiraba a ser democracia, justo hoy publica que el régimen es demasiado defectuoso y no califica en separación de poderes, gobernanza, ni elecciones libres. John Perry escribe para el Consejo de Asuntos Hemisféricos en Washington que mientras los EUA sostienen al aparato de orden público en Honduras, este se tambalea cuando la crisis encuentra al país desprovisto de los recursos que han saqueado al servicio público, políticos corruptos posesionados del sistema y la emergencia sirve como pretexto para más militarización y represión. Narra el asesinato por la policía militar en Omoa, de uno de tres hermanos panaderos porque no quiso cooperar con su desinfección forzosa.  Los mílicos se van a quedar sin comandante. ¿Luchando por su existencia en un estado casi fallido? ¿Por eso andan hoy predicando el evangelio con altoparlantes en las calles de Tegucigalpa?

¿La corrupción? ¿Puede ser noticia aún? Pues sí. Porque en Copeco e Invest Hn se han encargado de desaparecer millonarios fondos de emergencia con los que aún no contaban hace tres meses y, por lo mismo, nadie cree que van a manejar limpiamente los millonarios fondos frescos que los ofis les asignan cada día. Hoy en protesta por la corrupción, la Cruz Roja ha desistido de manejar los nuevos hospitales. Y Mons. Garachana, Presidente de la Conferencia episcopal tuteó contra corruptos.

La continuación del extractivismo y depredación ambiental por medio de organismos oficiales como miambiente supone que JOH no está listo para entregar las armas. El acoso a los periodistas y la compra de medios corruptos para encubrir la crisis política a la vista son evidencias de que el régimen le apuesta a su sobrevivencia.

Un comentario en “¿Cuánta gente mata el virus y cuánta la corrupción, la represión y el mal gobierno?

  • el mayo 10, 2020 a las 2:40 pm
    Permalink

    Hola don Rodolfo, siempre trato de leer sus acertados escritos, me son de mucha ayuda, hay mucho amor por este pueblo en ellos, así como por la humanidad la naturaleza y la economía.recuerdo que en una acacion subi al cuzuco con mi familia y un guia muy diligente nos acompañó en una pequeña travesía, mientras andabamos nos contó de las oportunidades que tuvieron ellos cuando usted se encargaba del parque..yo pues siempre le seguía la pista cuando usted militaba en el partido liberal aunque yo no simpatizaba con ese partido si admiraba algunos de sus líderes.. pero yo le escribo para hacerle un reto, se que nunca ha sido fácil, pero tampoco nos podemos quedar sin hacer nada. Mi reto es convocar a un conversatorio aunque sea virtual con representantes de partidos de oposición y organizaciones sociales que no tengan simpatía por el régimen, ya le escribí lo mismo al padre Melo y Anarelas Veles..se que ya hubo un fracaso con la alianza electoral del 2017 por el mal cálculo de elegir al individuo correcto pero así es esto y lo peor es no hacer nada..yo espero que esto se de para ir proponiendo objetivos a corto y largo plazo..saludos

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.