Consumidores exigen eliminación de intereses por moras atrasadas en sistema financiero

Por: Redaccion CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Los consumidores han denunciado en las últimas horas, que el sistema financiero ha emprendido una persecución sistemática contra los deudores en las últimas semanas. A criterio de la Asociación de la Canasta Básica, el Gobierno debe hacer algo para ayudar a las personas que producto de la pandemia no pueden pagar.

El presidente de esta asociación de consumidores, Adalid Irías, manifestó que la situación que vive el país no da para que la gente que mantiene moras con tarjetas de crédito y préstamos pueda pagar los saldos atrasados.

“La situación es difícil en todo el sistema financiero, todo mundo está hostigando y requiriendo para pagos atrasados y esa situación en el contexto de la pandemia, realmente nos tiene presionados a los usuarios”, contó Irías.

Antes de la pandemia el Gobierno aprobó una Ley de Alivio de Deuda, misma que no ha dado los resultados que los trabajadores esperan, dijo Adalid Irías.

“Ellos no perdonan, no tienen corazón, y venimos en una economía difícil sobre todo para los pobres, y estas empresas que cobran la luz, el internet, el teléfono no entienden eso y no tienen solidaridad”, reaccionó en referencia a las entidades financieras.

Según datos de la Asociación de Consumidores, la mayor parte de trabajadores hondureños está en mora con las instituciones bancarias hasta por 5 meses, que es el tiempo que lleva la pandemia en el país.

“Por ejemplo los usuarios de tarjetas de crédito, la mayor parte están morosos porque no hay ingresos, lo poco que se recibe se destina para comida y sostener el hogar”, interpretó el dirigente de los consumidores.

A pesar de la apertura económica, los consumidores afirman que el país no ha entrado en la normalidad en lo que respecta a ingresos y empleo, por lo que los bancos y empresas que brindan servicios comunes, deben ser comprensibles a la hora de aumentar los intereses y también suspender servicios a la ciudadanía.

Para Irías la legislación gubernamental en la pandemia ha sido orientada a favorecer económicamente a los grandes empresarios, pero no a las grandes mayorías que enfrentan la realidad del endeudamiento y falta de ingresos para hacerle frente a las moras.

Según datos del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), la economía del país se ha visto afectada por el proceso de incertidumbre que atraviesa la micro, pequeña y mediana empresa, esto ha dejado mayor riesgo de quiebra y desempleo, dificultando los ingresos de la población.

De acuerdo a estos registros, la pequeña empresa aporta hasta un 40% de Producto Interno Bruto y generan más del 60% de empleos a nivel nacional.

La encuesta de resiliencia empresarial aplicada por el COHEP a empresas a nivel nacional en el marco de la pandemia, en el mes de abril de 2020, el 67% de las empresas en distintas actividades económicas no han realizado ventas por el confinamiento. De estas solo el 25.4% posee servicio a domicilio y el 13.6% optan por un servicio tercerizado.

“Esa Ley de Alivio que se anunció que se iba a condonar intereses moratorios, cláusulas penales y que se iba a dar prórroga para abonos a capital, en la realidad no se ve”.

“La situación es difícil, el Congreso Nacional debe hacerle frente  para que se extienda la condonación o readecuación de las moras vigentes. A esto hay que buscarle una salida y es el Gobierno el llamado a eso”, recalcó el dirigente.

Hasta la fecha los recibos por consumo energético y de agua no se han detenido a nivel nacional, dejando denuncias de la ciudadanía en redes sociales y medios de comunicación, sobre cobros por arriba de los promedios mensuales.

“Hay deudas por todos lados, y las empresas y sistema financiero no tiene alma, ni corazón para hacer esperas y brindar facilidades.  Exigimos la aprobación a la brevedad de un decreto de alivio que condone y obligue a estas empresas a no cobrar intereses moratorios producto de los atrasos a raíz de la pandemia, el impacto económico debe ser absorbido entre todos y no solo por los más pobres”, dejó claro Irías.

El panorama para el futuro en Honduras no es prometedor, según el Banco Mundial, Honduras podría decrecer para finales de 2020 entre -2.3% y -4.4% dejando consecuencias económicas y sociales en el país después del COVID sin precedentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.