¿Cisma o limpieza en el PAC?

 

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Tegucigalpa – Para muchos hay un cisma o una crisis divisionista en el Partido Anticorrupción (PAC), pues las autoridades de este instituto político han anunciado la expulsión de los cuatro congresistas que no siguieron la línea de partido en el proceso de elección de la nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Hay otros creen que es una medida de limpieza y además necesaria,  porque siendo la bandera del partido la anti corrupción, no se puede permitir que sus diputados y sus miembros avalen las acciones perniciosas del actual gobierno y del partido Nacional.

Liberato Madrid junto a Salvador Nasralla y su suplente Oscar Palacios acusado de traicionar la linea del PAC
Liberato Madrid junto a Salvador Nasralla y su suplente Oscar Palacios acusado de traicionar la linea del PAC

Algunos miembros del Pac como Liberato Madrid,  quien es uno de los acusados, dice que acepta la expulsión, pero pide que lo escuchen porque el anunció con tiempo que no iría a la última votación.

Por su parte Marlene Alvarenga pese a que voto por la planilla del bipartidismo, asegura que ella seguirá trabajando dentro del PAC.

El diputado, Aníbal Cálix, quien es uno de los abanderados de la expulsión de los “traidores”, indicó que fueron cuatro los congresistas de ese partido que prestaron sus votos para elegir la nueva CSJ y  se tiene que ver esto como una solidificación del partido.

 “Al final vamos a quedarnos los que están con compromisos con el partido porque obviamente en este tipo de votaciones demostraron que no había compromiso para con la filosofía del partido”, sentenció Cálix.

El parlamentario apuntó que la expulsión de los cuatro diputados (Marlene Alvarenga,  Kritza Pérez,  Ana Joselina Fortín y Liberato Madrid), no es una decisión de la bancada en el Congreso Nacional sino del partido.

Explicó que,  su posición es que sí deben tomarse medidas disciplinarias de manera  drástica, como separarlos de la bancada, porque al final, el problema no es que hayan votado diferente, el problema es que no lo manifestaron con anticipación, se  tuvo reuniones antes de cada votación y ahí se decía cuál era la posición del partido y se preguntaba si alguien estaba en contra de eso y nunca se manifestaron, nunca  dijeron nada.

Acotó que lo que hizo Marlene Alvarenga, eso es lo que tuvieron que hacer antes de todas las votaciones y lo más probable es que se hubiera respetado su posición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.