Casa Alianza realiza la 29ª “Vigilia de las Candelas”   

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. – Desde hace 29 años Casa Alianza de Honduras (CAH) realiza esta actividad con el propósito de sensibilizar a la sociedad hondureña y a los medios de comunicación sobre las graves violaciones en sus derechos que padece la niñez hondureña y a su vez demandar al garante, el Estado, su estricto cumplimiento.

En el evento participaron los y las niñas que ahí reciben atención y orientación acompañados de los empleados y voluntarios de Casa Alianza quienes disfrutaron de una noche de convivencia y alegría a la luz de las candelas.

En la noche de la Vigilia de las Candelas  se dio a conocer los principales derechos vulnerados a la niñez y a la juventud por el garante que es el gobierno de Honduras.

La educación.

Al menos, un millón de niñas y niños se quedan sin cobertura educativa todos los años y la deserción y repitencia escolar aumenta; inciden las variables de la pobreza y de la violencia que sufre la niñez para que este problema se profundice. Más de 500 colegios se encuentran en entornos violentos y acechados por el crimen organizado, la única respuesta del gobierno es militarizar colegios y escuelas.

La Salud.

Las niñas, niños y jóvenes pierden su vida en los hospitales por falta de medicinas. Las epidemias que afectan a estos grupos poblacionales no son controladas por el gobierno. Del 100% de mujeres embarazadas en el país un 25% son niñas, en números; 25,000 han sido agredidas sexualmente. Los hospitales no cuentas con medicinas, con personal médico y paramédico, no hay salas para atender a la niñez y la juventud en situaciones dignas.

Trabajo Infantil.

Según la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, al menos medio millón de niñas y niños trabajan en el país, la mayor parte de ellas y ellos en labores de agricultura, principalmente en cultivos de temporada, en la servidumbre familiar y la economía informal.

Violencia.

El garante no cumple con su mandato de proteger a la niñez. Un promedio mensual de 60 niñas, niños y jóvenes son asesinados. El 95% de estos hechos criminales quedan en la impunidad, los operadores de justicia son incapaces de encontrar al o los responsables, en algunos hasta los protegen. En los últimos años y en algunos crímenes cometidos existe la duda razonable de la participación de agentes estatales.

Ante este terrible panorama Casa Alianza de Honduras demanda al garante, invertir más en salud, educación y protección y en seguridad humana y menos en militarización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.