Compartir

Por: Patricia Murillo Gutiérrez*

Nuestro pueblo mayoritariamente es creyente por lo que conectara con estos versos bíblicos sobre la hipocresía y los asociara con los últimos gobiernos cachurecos (cacho: retorcidos, cachureco: conservador, según acepciones académicas), veamos:

“Pues el necio habla necedades y su corazón se inclina hacia el mal para practicar la impiedad y hablar falsedad contra el Señor”, Isaías 65:5.

“Y en avaricia os explotaran con palabras falsas” Pedro 2:3.

 Y Lucas en   1:39 es demoledor: “Pero el Señor dijo: Ahora bien, vosotros los fariseos limpian lo de afuera del vaso y del plato; pero por dentro, estáis llenos de robo y de maldad¨.

Salmo 20:2: “Libra mi alma, oh Jehová, del labio mentiroso y de la lengua fraudulenta”.

A propósito de falsedades y trucos perversos montados para engañar y manipular a nuestra gente, le confirmamos al Soberano que la oposición digna en el Congreso Nacional, NO nos hemos conectados a las dos últimas sesiones parlamentarias del Oficialismo, de las que nadie terrenalmente hablando aquí en Honduras, da fe de su transparencia. 

Ni lo haremos este martes 7 de septiembre cuando nuevamente el doctor Oliva ha convocado a sesión, sin ninguna garantía que le de legitimidad.

Pues, así como controlan toda la institucionalidad del Estado, así tienen acaparado los mecanismos del Congreso, pisoteando la Ley Orgánica del Legislativo y sin ningún respeto contra sus opositores.

“Menos mal” que acostumbran iniciar las sesiones con una invocación a Dios casi siempre hecha por diputadas nacionalistas, cuyos labios, mentes y corazones tendrán que ser ajustados tarde o temprano al rasero del juicio divino, por usar el nombre de Dios en vano.

Esas son sus prácticas, maquillar los sinsabores y los miedos del pueblo que ellos promueven y por otra parte ofrecer soluciones mágicas a la caldera del diablo que convirtieron a Honduras, al mejor estilo del Mago Sauron aborrecido personaje de Señor de los Anillos.

Y diremos, la apología a sus encumbrados egos, es moneda corriente entre los cachurecos. Sino recordemos la “fórmula feliz” que Porfirio “Pepe” Lobo, uno de los ejes creadores del entonces embrión llamado JOH, ofrecía en su campaña presidencial del 2005, como solución final a la delincuencia: “la pena de muerte, puño firme”, asesorado por Mark Klugman. Individuo este último ¡casualidad! miembro del ilegal comité de las buenas practicas CAMP de la sucia ZEDE Prospera en Roatán.

 Mas ejemplo de la hipocresía tan maldecida por la Biblia.  Al año y medio de su ilegal presidencia, allá por 2015, JOH pago una costosísima revista, satinada y a todo color, en los medios de comunicación nacionales llamada: “Honduras, estamos cumpliendo” y vea usted como distraía al pueblo y ofrecía circo, cuando   aseguraba:

“Presidente Hernández lidera ideal Morazanista de integración regional”.

“Honduras se convertirá en el centro de desarrollo logístico de Centro América”.

“Honduras busca posicionarse de nuevo como el granero de Centro América con la reactivación del agro”.

“Honduras aumenta capacidad de generación de energía limpia a 1,100 megavatios”.

“Programas de gobierno han generado más de   260 mil empleos

Pero    asómbrese del lenguaje dañino del mayor fariseo azul cuando en su toma de posesión el 27 de enero de 2014 aseguro y fue proyectado en medios corporativos, incluso uno torpedeado por el:

“Cero tolerancias al narcotráfico”. “Terminaremos con el analfabetismo en cuatro años”.  “Combatiré la corrupción en todas sus formas y sin cuartel”.

Me pregunto y pregunto a los medios y periodistas: ¿Por qué cuando las mentiras   o supuestas anormalidades políticas vienen de Cuba, Venezuela o Nicaragua aquí son titulares de cuatro columnas, en tanto no somos capaces de ver la viga cachureca de la narco corrupción, que cual brutal carcoma arrasó con el bienestar de nuestro pueblo?

Protéjase el pueblo hondureño y los mismos medios del fariseísmo mediático.

*Periodista y diputada al Congreso Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.