Atornillados al poder

Por: Jorge Ramos Ávalos/Reforma.com

Hay presidentes que se atornillan al poder, que llegan con votos -o con trampas- y luego se quieren quedar por la fuerza. Y en América Latina hemos tenido a un nutrido grupito de dinosaurios que se han negado a entregar el poder. Se sienten indispensables e irremplazables y no se dan cuenta del enorme daño que le hacen a la democracia y a sus países.

Los ecuatorianos le acaban de poner un alto a Rafael Correa. Después de estar 10 años en la Presidencia (2007-2017), quería más. Ya se veía como candidato, otra vez, en el 2021. Pero un reciente referéndum determinó que casi dos terceras partes de los ecuatorianos no están de acuerdo y Correa se quedó con las ganas. (Aunque no me sorprendería para nada que Correa vuelva a intentar, por las buenas o por las malas, regresar a la Presidencia).

En una vieja entrevista que tuve con Correa, se negó a llamarle dictador a Fidel Castro. Y esa es, curiosamente, una característica que tienen en común varios de los gobernantes que se niegan a entregar el poder en el continente. Si Fidel se eternizó gobernando ¿por qué yo no?

El presidente boliviano, Evo Morales, durante una conversación en La Paz poco después de su primera toma de posesión, en el 2006, me dijo: «Respeto y admiro (a Fidel Castro). Allá hay democracia. Para mí, Fidel es un hombre democrático que defiende la vida». Hay algo muy preocupante cuando un Presidente admira a un dictador. De entrada, no les gusta que nadie los cuestione. Mi entrevista de 15 minutos con Evo terminó antes de llegar a la mitad porque no le gustaron mis preguntas.

Con esa visión no es nada sorprendente que Morales se quiera postular para un cuarto mandato en el 2019. Un Tribunal Constitucional, haciendo malabares, le dio a Evo lo que quería.

En Nicaragua los Ortega están siguiendo los pasos de los Somoza. Es muy irónico que el mismo líder que luchó contra una dictadura esté creando otro sistema autoritario en su país. Daniel Ortega lo controla casi todo en Nicaragua. Llegó al poder en 1979 con el triunfo de la revolución sandinista, lo perdió en 1990 frente a Violeta Chamorro pero lo recuperó en el 2007. Y desde entonces no lo ha soltado. En su última reelección colocó a su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.

Antes de su campaña presidencial en el 2007, hablé con Ortega en Managua. «Así como logramos tomar el poder con las armas», me dijo, «ahora el desafío es tomar el poder con los votos». Y lo logró. Cuando le pregunté de Cuba, su respuesta fue totalmente predecible: «Por principio Fidel Castro no es ningún dictador, es un revolucionario». Como si las revoluciones fueran una justificación para imponer dictaduras.

Otro atornillado al poder es Nicolás Maduro, el dictador de Venezuela. Su régimen tiene prisioneros políticos, ha asesinado opositores, censura a la prensa, controla al Ejército y las cortes, destituyó a la Asamblea (controlada por la oposición) y ahora pretende tener elecciones presidenciales el 22 de abril.

Maduro fue impuesto por dedazo por Hugo Chávez -antes de su muerte, en marzo del 2013- y le aprendió sus mañas. Chávez, un gran mentiroso, prometió entregar el poder en cinco años o menos y se quedó 14. Maduro le sigue los pasos y ha logrado convertir a Venezuela en una de las naciones más pobres, reprimidas y desesperanzadas del hemisferio.

En Honduras Juan Orlando Hernández se saltó la Constitución y se impuso para un segundo mandato presidencial. De nada sirvieron las protestas, los muertos y las denuncias internacionales. Tomó posesión rodeado de policías y militares. Esa es la imagen de Honduras en el mundo; un país con algunas de las ciudades más violentas del mundo y un aprendiz de dictador que no puede salir a la calle.

Y por último, la gran dictadura: Cuba. Desde 1959 los hermanitos Castro, Raúl y Fidel, han liderado uno de los sistemas más represivos y antidemocráticos del continente. Su dictadura ha sido tan brutal y castrante como la de Pinochet. Y hoy están aterrados de abrirse un poquito. Ha sido un terrible ejemplo para muchos líderes latinoamericanos que, ante la tentación de atornillarse al poder, tiran la democracia por la ventana.

Ellos, en su sillita, no se dan cuenta que se pusieron del lado equivocado de la historia.

14 comentarios en “Atornillados al poder

  • el octubre 31, 2019 a las 4:51 pm
    Permalink

    este es un mexicano chupa medias de los gringos, que especialmente el pato Donald Trump, lo a tratado como perro, igual que tratan a los latinos en ese pais, por que lo leen, yo llegue por el titular y me salta toda la mierda que escribe este tipo solo para escribirle es buen intencionado comentario.

    Respuesta
  • Matias Godoy
    el febrero 11, 2018 a las 11:44 am
    Permalink

    Criteriohn que poco criterio editorial. Entre los mayores solidarios al pueblo hondureño encontrarás simpatizantes de Mel, y de Maduro y de Ortega justamente por ser antiimperialistas. Jamás un amigo de Capriles o de Macri.

    Respuesta
  • Jorge Molina
    el febrero 11, 2018 a las 10:04 am
    Permalink

    Iguales los tres tres chavistas ,2 de isquierda y uno k se hase pasar de » derecha» aunque lo dudo ,

    Respuesta
  • el febrero 11, 2018 a las 8:14 am
    Permalink

    Lastimosamente a los pueblos latinos nos han inculcado que la democracia es ir a elecciones cada 4 años… sin permitirnos realmente ELEGIR, los hondureños votamos cada 4 años pero no nos dejan elegir nuestros candidatos… estos candidatos son seleccionados por las cupulas de los partidos politicos que a su vez provienen de las clases sociales y economicas mas pudientes del pais…. votamos por una persona que supuestamente nos representa en el CN y que sucede ? … al cabo de unos pocos dias ese diputado aparece promoviendo una LEY MORDAZA que lo que persigue es acallar los reclamos de ese mismo pueblo que lo eligio… vaya que linda democracia la que nos toca vivir a los hondureños.

    Respuesta
  • Juan Leonardo Alvarenga Madrid
    el febrero 11, 2018 a las 6:13 am
    Permalink

    Habra que preguntarle a este hombre cuales son los elementos importantes en la democracia. Para mi eso de votar y cambiar es secundario. Un pueblo que tiene educación, salud, vivienda, trabajo y seguridad no debe desear estar en circo electoral cada fecha determinada. Es mas, en muchos países que para este sesudo periodista pueden ser democráticos, se vive dictadura de sistema o partido pero como cambian el ejecutivo, para este iluminado, viven en democracia, aunque tengan todas las llagas sociales en su sociedad.

    Respuesta
  • Camelia Osiriz Bonilla
    el febrero 10, 2018 a las 4:23 pm
    Permalink

    El único dictador en esa imagen es joh y lo impuso la usa ,criterio no se pierdan en la mentira , si siguen así sera cambio y fuera no me gustan las malas intenciones ni las mentiras sean claros y verídicos en cuanto a la historia

    Respuesta
  • el febrero 10, 2018 a las 1:56 pm
    Permalink

    Andamos mal, cuando apelamos a seudo analisis, de periodistas con vision subjetiva, que lo que persiguen es hacer es trampas, malabarismos para poner todo en el mismo saco. No esconde su ideologia, cuando se refiere con brutalidad, fuerza y contundente condena a los gobernantes progresistas o a los izquierdistas, pero pasa someramente, medio tocando casi sin querer a los de derecha, especialmente a juan hernandez, de Honduras. Se esmera en acusar al presidente de Venezuela de »’asesinar opositores», mintiendo, ya que la mayor parte de muertos son precisamente guardias, policias nacionales y otros funcionarios o personas afectas al gobierno asesinados por la derecha que recibe apoyo de Miami (la gusanera mayamera-cubana) colombiana, y por supuesto de EEUU.

    Se despliega en calificar a las autoridades, entes gubernamentales venezolanas, pero dice nada de las de Honduras. Los medios de la derecha, no son controlados ni censurados, pues se les ve despotricar y participar de la guerra sucia mediatica. Distorsiona las cosas, pues presos politicos no son, sino gente que ha cometido delitos como incendiar instituciones, (guarderias, escuelas fachad del Ministerio Publico), automoviles, trenes y estaciones del metro, y lo mas grave, QUEMAR GENTE VIVA, por el hecho de »ser negro», o »parecer chavista», (caso Orlando Figuera, el mas emblematico, fue quemado en plena manifestacion a la luz del dia, atacado, golpeado e incinerado por furiosos manifestantes de la derecha, como se pudo ver en videos que circulan por la red.
    Otros que estan presos, fueron acusados de »descuartizar» a una mujer, y fueron captados por una camara de seguridad, cuando lanzaban el cadaver en un basurero…Uno de ellos, de apellido Perez Venta, fue visto en los actos con los dirigentes de la derecha opositora, ya que era miembro del equipo de seguridad y «derechos humanos» (vaya, semejante burla!). Y lo mismo el ex alcalde Ledezma, quien al igual que Leopoldo Lopez se encontraba gozando de prision domiciliaria, a pesar de sus nexos con crimenes y delitos confesados por algunos opositores capturados y en prision actualmente en los que los involucraban, ademas de las evidencias en contra de Lopez, cuando promovio actos violentos «Hasta ‘sacar del poder a los que nos estan gobernando» segun sus propias palabras.

    Esquiva referirse directamente a los tenebrosos casos de corrupcion, los mas de 40 asesinatos cometidos en Honduras, por las fuerzas represivas del regimen Hernandez, asi como la miseria, la falta de medicamentos, atencion en hospitales y demas centros de salud, la lamentable situacion del sistema educativo, el desempleo, etc. mostrando asi, una vez mas la orientacion, la causa que le anima, que es hablar en forma especifica de los gobernantes que no son »afectos» a los gringos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.