Amparados en la emergencia sanitaria, Congreso Nacional suspende cabildos abiertos municipales para el 2021

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Foto Portada: Cabildo abierto celebrado en el municipio de Arizona, Atlántida para ratificar el no a la minería y proyectos hidroeléctricos

 

Tegucigalpa.- Mientras esté en vigencia la suspensión de garantías y la emisión de alerta roja por la COVID-19, las municipalidades no estarán obligadas a la celebración de cabildos abiertos de forma presencial, así lo decidió el pleno del Congreso Nacional, luego de la propuesta presentada por el diputado nacionalista Tomás Zambrano.

De acuerdo a lo que expresa el dictamen, la medida estará vigente durante todo el año: “suspender para el 2021 y durante la vigencia de la emergencia sanitaria por COVID-19, la realización de las 5 sesiones de cabildos abiertos a que están obligadas las corporaciones municipales de todo el país”.

Uno de los principales argumentos expresados por el documento, es que no hay condiciones sanitarias para realizar estos eventos, porque pueden ser grandes focos de infección de la enfermedad.

Por otra parte la iniciativa deja abierta la posibilidad de que las municipalidades implementen cabildos virtuales en los temas que tengan como requisito fundamental, la aprobación de la población de un municipio: “no obstante lo anterior, el Proyecto de Decreto prevé la posibilidad de realizar los cabildos abiertos en formato virtual, dada las enormes posibilidades que la tecnología actual propone para el desarrollo de las comunicaciones y la socialización de la información, de manera simultánea a miles de personas”, dice el dictamen.

La modalidad virtual implementada por varias instituciones como el Congreso Nacional para celebrar las sesiones de pleno, ha generado incomodidad en varios diputados, quienes han afirmado que a través de ese procedimiento se ha aprovechado para violar las normas parlamentarias y también monopolizar el manejo de la agenda y uso de la palabra, por ejemplo el diputado Luis Redondo ha criticado ese ejercicio, asegurando de que se trata de la extensión del autoritarismo por parte de quienes dirigen la Junta Directiva del Poder Legislativo.

Noticia relacionada Comunidades de Arizona, Atlántida desarrollan cabildo abierto consultivo e informativo

En tal sentido, los cabildos digitales pueden ser una réplica de lo que sucede en el Congreso, por lo que los mismos pueden servir como una alternativa para el uso inadecuado, transparente y autoritario del poder por parte de las alcaldías.

En función de lo discutido el artículo 1 de la Ley enfatiza: “suspender, para el año 2021, y durante la vigencia de la Emergencia Sanitaria y Humanitaria por CORONAVIRUS (COVID-19), la realización de las cinco (5) sesiones de Cabildos Abiertos a que están obligadas las Corporaciones Municipales de todo el país, de conformidad con lo establecido en el Artículo 32B de la Ley de Municipalidades”.

El enunciado sigue definiendo: “durante el año 2021 y durante la vigencia de la Emergencia Sanitaria y Humanitaria por COVID-19, la socialización de proyectos solicitados ante la Corporación Municipal, y ésta requiera la realización de cabildos abiertos, los mismos se pueden efectuar de manera virtual a solicitud de los encargados de desarrollar el Proyecto”.

Asimismo los considerandos de la propuesta exponen que ante la situación excepcional que atraviesa el país, se deben definir rutas alternas para cumplir con los propósitos de la Ley de Municipalidades y también con el respeto a las medidas sanitarias emitidas por los entes competentes.

La diputada Doris Gutiérrez, integrante de la comisión que trató la iniciativa, dijo que su voto ha sido en contra porque la propuesta atenta contra la libertad de expresión y la rendición de cuentas.

Desde el punto de vista de Gutiérrez, la iniciativa no tuvo que haber sido aprobada porque permitirá que los gobiernos municipales no rindan cuentas sobre las gestiones que hacen, los proyectos que administran y los permisos que conceden a diversos proyectos de interés comunitario.

Para la diputada esta decisión se convierte en un atentado contra la expresión ciudadana, pues ella califica a los cabildos como la mínima expresión de la población ante el manejo gubernamental de las alcaldías.

Por su parte el diputado del PINU Luis Redondo, denunció que la medida se aprobó sin que la Junta Directiva diera la palabra a varios legisladores que levantaron la mano durante la discusión del proyecto.

Redondo calificó esta maniobra como antidemocrática, porque no permitió que todos los legisladores expresaran su punto de vista ante el pleno, por otra parte el diputado afirmó que el proyecto fue aprobado sin que la sesión contara con el quorum correspondiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.