Agrupación católica cuestiona a Julieta Castellanos por señalamientos injustos contra el padre Melo

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La Comisión Nacional de Pastoral Social, integrada por varias agrupaciones religiosas de la iglesia católica hondureña, cuestiona a la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, por los señalamientos injustos contra el sacerdote, Ismael Moreno, más conocido como el padre Melo.

La postura de los religiosos fue asumida este 14 de agosto mediante un comunicado con el que enaltecen la labor del sacerdote jesuita, quien es director del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC) y de Radio Progreso.

La rectora universitaria acusa constantemente al sacerdote jesuita, de estar detrás de las tomas en la máxima casa de estudios y de incitar  al desorden y a la anarquía a los estudiantes.

El 28 de julio pasado el Consejo Universitario resolvió rescindir un convenio suscrito con el ERIC, argumentando que el padre Melo irrespetó la autoridad de la Alma Mater al organizar un concierto sin su autorización.

Noticia Relacionada: Consejo Universitario rescinde contrato con jesuitas

A continuación el comunicado  de la Comisión Nacional de Pastoral Social:

Reunidos la Comisión Nacional de Pastoral Social los días 8 y 9 de agosto en el centro de Capacitación Raúl Corriveau de Caritas de Honduras, estando presentes los representantes de las diócesis de Trujillo, Ceiba, Yoro, San Pedro Sula, Tegucigalpa y Choluteca. Representantes de cuatro comisiones nacionales de pastoral del ámbito social (Penitenciaria, Salud, Programa Campaña Infantil y Caritas Honduras) y representantes de CONFEREH (Conferencia de Religiosos de Honduras).

Teniendo conocimiento de la polémica suscitada por la Rectora de la Universidad Nacional Autónoma Julieta Castellanos por sus injustos señalamientos y acusaciones contra el P. Ismael Moreno (P. Melo) y el ERIC-Radio Progreso, nos sentimos preocupados y sorprendidos, y nos manifestamos en los siguientes términos:

1.-Conocemos desde hace mucho tiempo la trayectoria del ERIC y Radio Progreso, obras de apostolado social de la Compañía de Jesús en Honduras, y en particular de su Director el P. Melo, y valoramos profundamente sus aportes al conjunto de la sociedad hondureña y a la Iglesia en particular. Su mirada permanente a la realidad, sus análisis críticos e investigaciones de las tendencias sociales y políticas, sus confiables estudios y encuestas permanentes, sus diversas publicaciones, su acompañamiento a las problemáticas y luchas sociales que muchos medios silencian, sus escuelas de formación en diversas temáticas dirigidas a los jóvenes y líderes comunitarios, su visión de la realidad cargada de pasión y honestidad desde los principios del Evangelio de Jesús, su defensa de los derechos humanos, su preocupación permanente por el pueblo más pobre y oprimido por las clases dominantes de nuestro país, su anhelo de sembrar esperanza en una sociedad a la que le han robado su dignidad. Todo esto y mucho más es un gran aporte para el trabajo pastoral encarnado que realiza la Iglesia y en concreto la pastoral social, y un bien inestimable a muchos sectores de la sociedad que sueñan con “otra Honduras” sin corrupción e impunidad.

2.-Nos extrañamos cuando escuchamos expresiones y opiniones dichas a la ligera, tal vez de manera emocional, por no saber encauzar la solución de problemas por las vías del auténtico diálogo realizado con transparencia, responsabilidad y honestidad. Responsabilizar a otros de los problemas que las autoridades universitarias han de solucionar no es camino para ninguna solución. Rechazamos que se siga el camino de la represión, la persecución y la criminalización de jóvenes estudiantes, en especial lamentamos la condena emitida el 7 de junio de 2017 contra tres estudiantes universitarios y nos preocupan las actitudes autoritarias que se perciben de parte de las autoridades universitarias. Nos preocupan las consecuencias que de todo esto se deriva para el proceso de formación de los estudiantes y sus familias y pedimos que se busquen las soluciones para recuperar el tiempo y no perder periodos académicos. Pedimos que se instalen los mecanismos adecuados de diálogo con todos los actores involucrados para una pronta y duradera solución para el bien de cada estudiante y de toda la sociedad hondureña que tanto espera de la máxima casa de estudios del país.

3.-Finalmente hacemos nuestras las palabras del Papa Francisco en su exhortación apostólica “La Alegría del Evangelio” en el número 60 dice: “… las armas y la represión violenta, más que aportar soluciones, crean nuevos y peores conflictos. Algunos simplemente se regodean culpando a los pobres y a los países pobres de sus propios males, con indebidas generalizaciones, y pretenden encontrar la solución en una «educación» que los tranquilice y los convierta en seres domesticados e inofensivos. Esto se vuelve todavía más irritante si los excluidos ven crecer ese cáncer social que es la corrupción profundamente arraigada en muchos países –en sus gobiernos, empresarios e instituciones– cualquiera que sea la ideología política de los gobernantes”.

Dado en la ciudad de Siguatepeque a los 14 días del mes de agosto del 2017.                                 Comisión Nacional de Pastoral Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.