A discreción del Presidente del Congreso están los recursos del Fondo Departamental

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa, Honduras.-El diputado del Congreso Nacional, por el departamento de Choluteca, David Reyes, ha informado que sólo Mauricio Oliva, presidente de la Asamblea Legislativa tiene conocimiento de cómo se reparten los  millones de lempiras que han sido destinados para el Fondo Departamental. “Porque él es el que asigna los recursos”, aseguró el parlamentario.

Según el presupuesto general de la república al Congreso Nacional le corresponden 1,168 millones de lempiras

Reyes, electo en el 2017, por la Alianza de Oposición contra la Dictadura, bajo la nómina del Partido Innovación y Unidad (PINU), asegura que no ha tenido acceso a los recursos del fondo departamental, que en teoría solo deberían de utilizarse para el desarrollo de las comunidades. Aseguró, que estos fondos públicos son la herramienta  condicional que la Junta Directiva del Congreso utiliza para que el resto de parlamentarios se plieguen a sus intereses.

Asimismo, sostuvo que desconoce quiénes han sido los beneficiarios y cuanto les han asignado, porque debido a la pandemia del Covid 19 no se puede acceder a información porque las oficinas del Congreso están cerradas. De acuerdo con la Ley, los diputados que reciben fondos para obras sociales y comunitarias deben de liquidar en la Pagaduría del Poder Legislativo.

Para él, los diputados  afines del presidente del Congreso si han recibido dinero del Fondo Departamental, “porque hay unos que están donando transformadores eléctricos y medicinas” expresó.

El parlamentario dijo,  que aparte del Fondo Departamental, los diputados del Congreso Nacional reciben los subsidios, destinados para ayudas a la población necesitada y que de esos recursos, sí les entregaron 50 mil lempiras cada uno, sin distingo del partido político a que pertenecen. “Sí,  para asistir a las personas que estaban solicitando ayudas, el pueblo está acostumbrado a las regalías  y quien no lo hace no tiene posibilidades de nada”, expresó.

Reyes dice que el liderazgo en Honduras está sustentado en regalías porque la pobreza es grande y las familias no tienen que comer. Aseguró, que los 50 mil lempiras que le entregaron en calidad de subsidio fueron insuficientes, porque la gente pide para comida, medicinas y demás necesidades que se vuelven imposibles de cubrir. Informó, que con ese dinero también compró 10 chimbos de oxígeno,  5 para el hospital de Choluteca y otros 5 para el centro triaje de esa ciudad.

Asimismo, detalló, que como diputado de este periodo gubernamental,  solo ha tenido acceso a tres subsidios, uno de 50 mil lempiras  en el 2018, otro de 20 mil en el 2019 y el de 50 mil que les entregaron a inicios de la pandemia del Covid 19.

Nota relacionada Ley de Reactivación del Fondo Departamental amenaza la lucha contra la corrupción en Honduras: WOLA

Cabe mencionar que en enero del 2014, previo a entregar la presidencia del Congreso Nacional y asumir como Presidente de la Republica, Juan Hernández, canceló el Fondo Departamental  y trasladó esos recursos al programa de Vida Mejor, pero, según el diputado Reyes, lo devolvió porque los diputados iban a pedirle.

En octubre del 2019, con la oposición de los diputados de Libre y del PINU y con la dispensa de dos de los tres debates, el Congreso Nacional aprobó la Ley Especial del Fondo Departamental, que establece los requisitos para la obtención de esos recursos y la obligación que tienen los funcionarios de liquidar y rendir cuentas.

Vale decir, que históricamente estos recursos han sido manejados al antojo del partido en el poder y en su mayoría, con algunas excepciones de los partidos minoritarios, han sido distribuidos entre los diputados nacionalistas y liberales, que los han manejado a discreción y sin rendir cuentas. Hasta hoy sólo los partidos tradicionales han tenido la oportunidad de dirigir a ese Poder del Estado. 

Por el mal manejo del Fondo departamental y los subsidios, la extinta Misión de Apoyo contra la Impunidad y la Corrupción en Honduras (MACCIH) inició un proceso de investigación, denominado, La Red de los Diputados, que según informó su vocero, Juan Jiménez Mayor, era una organización criminal de al menos 140 parlamentarios que sacaban recursos públicos para enriquecerse ilícitamente a través de ONGs y Fundaciones.

Por la malversación de estos recursos, en diciembre del 2017 la MACCIH acusó criminalmente a los diputados Héctor Enrique Padilla,  Audelia Rodríguez,  Augusto Cruz Ascencio, Denis Antonio Sánchez  y Eleazar Juárez, acción que dio motivo, para que desde el Poder Legislativo se emprendieran acciones para la cancelación del Convenio que mantenía el Estado de Honduras con la Organización de Estados Americanos, que le daba vida a esa Misión Internacional.  

En su momento, Jiménez Mayor anunció que entre los investigados figuraba el actual presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.