Logo Cirterio.hn blanco

40% de los jóvenes en edad escolar está fuera del sistema educativo en Honduras

Tegucigalpa. Un estudio realizado por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), arrojó que en Honduras apenas el 60% de los jóvenes en edad escolar son parte del registro de estudiantes matriculados en los centros educativos del país, esto significa que un 40% de los jóvenes hondureños  están aislados del sistema educativo.

Esta investigación realizada por la ASJ dio a conocer que, como resultado de diferentes factores, en Honduras cada día 491 niños, niñas y jóvenes abandonan el sistema educativo y que en un año se pierden 98,198 estudiantes del sistema educativo. Esta problemática es adicional a quienes ya eran excluidos del sistema.

Por otra parte, expone que solo tres de cada 10 estudiantes que entran a primer grado finalizan el bachillerato, en Honduras históricamente el derecho a la educación no se ha garantizado y en los últimos años los actos de corrupción fueron palpables y también repercutieron en la educación de miles de hondureños.

Una baja escolaridad y un sistema educativo que no propicia mejoras, componen una enorme amenaza para el desarrollo humano y socioeconómico del país.

La educación en Honduras muestra grandes retrocesos en la cobertura, la eficiencia, la equidad, el financiamiento y estancamientos preocupantes en la calidad, rendición de cuentas, transparencia y monitoreo, así como en la gestión del recurso humano.

Fonac ente protector de corruptos
Padre Ismael Moreno, exdirector del Eric-SJ y Radio Progreso

Por su parte el exdirector del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), el padre Ismael Moreno, en entrevista con Criterio.hn manifestó que el tema educativo en Honduras reviste un drama profundo y un déficit enorme en relación con las demandas y las necesidades educativas de la sociedad hondureña particularmente de la sociedad juvenil e infantil.

A criterio de Moreno, esto se agravó más con la pandemia del Covid-19, pero también por la falta de competencias de quienes han dirigido el sistema educativo público del país.

“Yo estoy de acuerdo que estamos ante un problema serio en educación que no se va a resolver con poner a uno u otro ministro independientemente del partido que este represente, sino que se resolverá con políticas educativas profundas de largo alcance y estable”.

Asimismo, dijo que es necesario hacerle frente al déficit educativo para ver avances en el sistema educativo y cambiar los índices de estos jóvenes que están fuera del sistema.

A juicio del sacerdote jesuita, conocido popularmente como padre Melo lo fundamental no es que traigan al país docentes extranjeros de diferentes nacionalidades, sino que, lo importante en Honduras es tener un sistema educativo que se respete y que trasciendan la administración pública de un gobierno, porque si hubiera un sistema educativo que le hiciera frente a los grandes déficits todo lo demás estará bien.

“Pueden traer docentes de Rusia, Argentina, Cuba y de donde quieran y no van a resolver el problema educativo que tenemos, el clamor por una educación seria se resuelve si asumimos un sistema educativo serio y de largo alcance”, señaló Moreno.

Noticia Relacionada: Honduras en catástrofe educativa según informe de Unicef

 La ASJ considera imperativo que el tema educativo esté en el primer plano de la agenda social y del actual gobierno, solo de esta forma se realizarán cambios y mejoras importantes al sistema, orientados a lograr una mejor calidad y equidad en el mismo.

Los hondureños y las autoridades educativas enfrentan una oportunidad para repensar y hacer valer el derecho universal de una educación equitativa, inclusiva y accesible para los niños, niñas y jóvenes del país.

Dennis Cáceres, asesor educativo de la ASJ

El asesor educativo de la ASJ, Dennis Cáceres, en declaraciones a Criterio.hn reveló que en el sistema educativo hay aproximadamente 3 millones de niños de 4 a 18 años que deberían estar en el censo del sistema educativo actual, sin embargo, hasta la fecha solo hay matriculados 1.7 millones y 1.3 millones están fuera del sistema educativo.

Las causas de esta problemática varían debido a que en Honduras no se han construidos políticas para apoyar a los jóvenes, muchos deciden no ingresar a la escuela, otros se retiran del sistema educativo, y otros que es una mayoría migran del país.

La educación preescolar para niños de 4 a 6 años, está en menos de un 30% del total de los niños registrados en el sistema, los jóvenes de educación media de 15 a 17 años también están en los mismos niveles que el grupo anterior, “lo que nosotros vemos es que el Estado solo cumple de primero a sexto grado, pero a la educación pre básica y media no se le ha dado la atención necesaria”, alertó Cáceres.

Contó que bajo estas condiciones Honduras no puede presentar un desarrollo a corto plazo porque se está desatendiendo a la niñez y a la juventud en tema de educación y eso a largo plazo afecta al desarrollo económico y social, porque actualmente siete de cada 10 estudiantes de educación media están fuera del sistema educativo y al nivel superior de cada 10 solo ingresan dos.

MILLÓN Y MEDIO DE JÓVENES PREFIEREN MIGRAR

A juicio de Cáceres estos niños y jóvenes que están fuera del sistema educativo están cumpliendo roles que no deberían en la sociedad, porque medio millón de jóvenes entre las edades de 14 a 18 años han preferido migrar, otro grupo pertenece a grupos delictivos o maras y pandillas, muchos están siendo explotados en trabajos infantiles y una gran mayoría que definitivamente el Estado no saben dónde están y ni siquiera hay interés por buscarlos y reinsertarlos al sistema.

Manifestó que en Honduras no existe un programa sistemático duradero que esté rescatando jóvenes que viven en riesgo social y que les enseñe un oficio o una carrera técnica, agregó que, aunque existe el Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP), en la vida real es una institución que tampoco se proyecta con la juventud hondureña.

A juicio de Cáceres en Honduras es necesario que el Estado designe un presupuesto para que junto a las diferentes instituciones involucradas se dediquen exclusivamente a rescatar estos jóvenes y niños que están fuera del sistema, “mientras no se trabaje así, Honduras vivirá en un clima de inseguridad, exclusión social a gran escala y una mayor expulsión de jóvenes que van a abandonar el país”, puntualizó.

Noticia Relacionada: Deserción escolar amenaza futuro de más de 600 mil niños y niñas en Honduras

Es importante mencionar que dicha investigación se realizó con datos del año 2021 y parte del 2022 que comprende de enero hasta junio, no obstante, las cifras publicadas en el estudio todavía se mantienen y la cantidad de jóvenes fuera del sistema educativo continúa igual.

Más de 60% incrementan deportaciones de niños y niñas

Un estudio del Banco Mundial titulado Ninis en América Latina, da cuenta que la proporción de ninis varía mucho entre los distintos países de la región, representando desde el 10,9% de los jóvenes en Perú y hasta más del 25% en Honduras y El Salvador.

Además, refleja que las historias de muchos de estos jóvenes se describen con familias y hogares disfuncionales, que en la mayoría de los casos el padre abandonó a la familia o nunca estuvo presente para ayudar a la madre, quien quedó embarazada en la adolescencia, o, sobre todo en el caso de Honduras, el padre emigró a los Estados Unidos o fue asesinado.

En concreto, los ninis en Honduras, no confían en los beneficios de ir a la escuela y justifican su decisión de abandonar la educación basándose en las necesidades económicas del hogar. El mismo informe expone que en Honduras, las historias de los ninis se mezclan con escenas de violencia, algo que indica un bajo nivel de capital social y un pesimismo generalizado entre los jóvenes.

Otro informe publicado el 2021 por el Banco Mundial y titulado “actuemos ya para proteger el capital humano de nuestros niños” expuso que la pobreza de aprendizaje en América Latina y el Caribe alcanzó 51% de los niños y niñas en edad de 10 años que no pueden leer ni entender un texto, mientras tanto Honduras alcanzó el 75% de estos niveles  el 2021.

El documento muestra que en América Latina y el Caribe esconden enormes desigualdades dentro de los países, en vista que los niños, niñas y jóvenes menos privilegiados son los más afectados debido a una serie de razones relacionadas con el acceso y la participación efectiva en la educación a distancia, el apoyo de las familias y las dificultades económicas, entre otras.

Biografía
Periodista

Como periodista busco amplificar las voces de la población vulnerabilizada por los grupos de poder y luchar por una Honduras diferente, anhelo ver un país de oportunidades con el que todos los hondureños soñamos. Desde mi profesión y mi rebeldía dibujo una Honduras sin personas invisibles, aspiro a que todos tengamos acceso a la justicia, a la salud, a la educación y a una verdadera democracia. Con ese ímpetu informo a diario y hago periodismo multimedia a través de la sección “ENFOQUES”.

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.