Ya es oficial la municipalización de agua en la capital de Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. El polémico proceso de municipalización del agua, inicia oficialmente este 15 de mayo en la capital de Honduras, donde un fuerte sector de sus habitantes se opone, porque considera que trae implícito la privatización del servicio, que actualmente excluye a cuatro de cada 10 habitantes.

Durante el proceso de socialización, que inició la actual administración desde el año pasado, los comités de agua de barrios y colonias, siempre expresaron su oposición porque la historia en otras alcaldías donde se ha puesto en vigencia este mecanismo, se ha llegado a la privatización.

Esgrimen que el precio del servicio se irá incrementando paulatinamente, hasta llegar a niveles impagables, como es el caso de San Pedro Sula, donde la empresa Aguas de San Pedro, ofrece un servicio deficitario y oneroso.

La condiciones irregulares de la topografía de la capital hondureña impiden que el vital líquido llegue a muchos hogares, especialmente a los que habitan en los barrios y colonias en vías de desarrollo, quienes pagan el costo más  alto, ya que pagan hasta 25 lempiras por un barril, lo que se traduce a un gasto promedio mensual de hasta 800 y mil lempiras.

Sin embargo, quienes abanderan la municipalización dicen que esta propuesta es la panacea para solventar la crisis de falta de agua en la capital, ya que se hará mediante un modelo público, y no privado como figuraba en una resolución emitida en diciembre de 2013, que concesionaba el servicio.

El regidor capitalino y el presidente de la Comisión de Agua, Rafael Barahona, ilustró que la municipalización del agua de llevará a cabo mediante la Unidad Municipal de Agua Potable y Saneamiento (UMAPS), que funcionará a lo interno de la Alcaldía Municipal de la Alcaldía del Distrito Central, como una unidad desconcentrada.

Aclaró que con la municipalización, el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA) seguirá funcionando de la misma manera. El regidor aseguró que el proceso no conlleva el negocio a terceros, ya que todos los excedentes que se obtengan a través de la UMAPS, serán orientados a proyectos de agua y saneamiento para barrios y colonias de la capital o posiblemente para uno o dos embalses más que se requieren para hacerle frente a las  necesidades de los capitalinos.

El proceso será gradual, dijo el funcionario municipal, al señalar que si bien comienza desde hoy, con la parte operativa y funcional, tendrá un período de 90 días más para que se lleve a cabo en su  totalidad, mientras la Secretaría de Finanzas soluciona lo del pasivo laboral, ya que se necesita pagar el contrato colectivo de los trabajadores del SANAA, que anda en 173 millones de lempiras para atender a 227 empleados, actualmente suspendidos.

Asimismo, se espera la cancelación de 120 empleados, en edad de jubilarse de manera obligatoria, por lo que el total de los pagos andarían en 350 millones de lempiras. Explicó que el 98 por ciento del personal técnico de la planilla del ente operador del agua potable, será trasladado al acueducto metropolitano, mediante un proceso de selección.

El funcionario apuntó que el SANAA opera en números rojos, pero con el nuevo modelo se espera alcanzar un excedente anual que andaría entre 25 a 30 millones de lempiras, que se proyecta serán destinados para invertirlos en proyectos de agua potable y de excretas, en barrios y colonias en vías de desarrollo. La municipalización del servicio de agua potable se hará efectivo mediante la firma de un convenio entre las autoridades del SANAA y de la alcaldía capitalina.

Siga esta noticia en Twitter: @criteriohn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.