Xiomara Castro degradó de puente a vado, obra en Costa de los Amates

Pese a las necesidades de las comunidades y a la recomendación de la Cooperación Suiza, la construcción de un puente fue sustituido por un vado sumergible que con las primeras lluvias impidió el paso vehicular, dejando a 16 comunidades nuevamente aisladas y sin una solución efectiva para el transporte de productos locales.

Octavio Pineda, de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT) atribuye las inundaciones en la zona de El Cubulero a una borda construida por el Gobierno de El Salvador.

Tegucigalpa, Honduras. – Una construcción millonaria que se suponía sería la solución a los problemas de comunicación durante la temporada de lluvias en 16 comunidades en la Costa de los Amates, Alianza, en el sureño departamento de Valle, pone nuevamente al descubierto la ineficiencia gubernamental.

En los últimos meses el Gobierno de Xiomara Castro arrancó con la construcción de un vado sumergible en la zona a un costo superior a los 21 millones de lempiras más un muro de piedra y arena por 32,000,000 millones, para un total de 53 millones de lempiras.

La obra fue inaugurada por la presidenta Xiomara Castro en abril pasado, aunque inicialmente— en octubre de 2022, cuando visitó la zona, afectada por el paso de la tormenta tropical “Julia” —, prometió la construcción de un puente.

La Frase
“Vamos a empezar con el puente, como primera acción que se va llevar a cabo”: Xiomara Castro, presidenta de Honduras (10 de octubre de 2022. El Cubulero, Alianza, Valle). 

“… Me siento satisfecha de estar inaugurando este proyecto que esperamos sea la solución para que pueda no interrumpirse el traslado y la comunicación de las comunidades que están aquí en la Costa de los Amates”: Xiomara Castro, presidenta de Honduras (10 de abril de 2024).

El costo de la construcción del vado, según la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT), fue de L21,762,468. Esta obra fue presentada como una solución para al menos 16 comunidades que año con año quedan incomunicadas debido a que la crecida del río Goascorán impide el paso. Además, se construyó un muro de piedra y arena a un costo de al menos 32,000,000 millones sin dar los resultados esperados.

NUEVAMENTE INCOMUNICADOS

Después de una prolongada sequía, llegaron las lluvias a Honduras afectando varias regiones del país, especialmente en la zona sur, particularmente en la Costa de los Amates, dejando a la población incomunicada por las crecidas del río Goascorán, utilizando lanchas como único medio de transporte.

Faustino Manzanares, alcalde de Alianza, en entrevista con Criterio.hn, criticó la falta de infraestructura duradera. “Volvemos a vivir lo que hemos vivido todos los años. Queremos obras de calidad”, declaró. 

De acuerdo con el alcalde, el paso queda anegado por el brazo del río Goascorán que con cada crecida se incrementa. El edil explicó que, además, la falta de obras de mitigación en la parte de arriba del río influye para la incomunicación. “No se han hecho las obras de mitigación ni los gaviones que se debían hacer”, reprochó. 

Manzanares recordó que, luego del estudio que realizó la Cooperación Suiza, en la que se incluyó el diseño de gaviones, estos hicieron una donación de cestas metálicas para dicha construcción aguas arriba del río a un costo de 4,000,000 de lempiras y comentó que dicho material se encuentra en la actualidad tirado en un potrero.

PROMETEN CONSTRUCCIÓN DE PUENTE

Durante el paso del huracán Julia, en octubre de 2022, la presidenta Xiomara Castro visitó Alianza, Valle para conocer las afectaciones que el ciclón dejó en la zona. 

En esa ocasión el entonces titular de la SIT, Mauricio Ramos, destacó que el trabajo en la zona requería de “una gran inversión”, y que se debía “vencer el río”, siendo el puente la solución al problema. Además, explicó que para hacer una construcción duradera había que encausar el río –que ha perdido su cauce original– por medio de las obras de mitigación.

De acuerdo con Ramos, la inversión se debía analizar en dos sentidos: el cauce del río aguas arriba y reencausar las aguas abajo para evitar las inundaciones, una vez realizadas estas obras se procedería a la construcción del puente que, en aquella ocasión, fue presentado como una solución a corto, mediano y largo plazo. 

Posteriormente, la presidenta Xiomara Castro prometió realizar las obras en la Costa de los Amates, enfatizando que como gobierno “no venimos a ofrecer cosas que no vamos a cumplir”. 

Las obras prometidas, según detalló Mauricio Ramos, eran inversiones millonarias, para el caso, el puente tendría un costo entre L120,000,000 a 150,000,000 de lempiras.

Sin embargo, pese a las promesas de construcción de un puente, y las recomendaciones de la Cooperación Suiza, que también incluye la construcción de una represa como proyecto binacional entre El Salvador y Honduras, el Gobierno de Honduras optó por construir un vado sumergible que no resolvió el problema de la incomunicación de las 16 comunidades. 

PERO, ¿UN VADO ES UNA SOLUCIÓN DEFINITIVA?

Faustino Manzanares, alcalde de Alianza, contó, que la Cooperación Suiza donó un estudio que establece las soluciones integrales, entre las que citó la construcción de una caja Puente –lo que las comunidades esperaban—y la construcción de diques de gaviones que impedirían las inundaciones. Sin embargo, las autoridades gubernamentales no han implementado dichas recomendaciones. 

La Cooperación Suiza recomendó que la solución a la incomunicación de las 16 comunidades en la Costa de los Amates era la construcción de una caja puente múltiple. 

El alcalde también señaló que, en las decisiones sobre la construcción del vado, no consideraron adecuadamente las necesidades de la población local, afectando negativamente a una de las zonas productivas del sur de Honduras.

El manual de carreteras, tomo 6, de la extinta Secretaría de Estado en los Despachos de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (Soptravi), señala que, en algunos caminos, por sus niveles de tráfico, no se justifica la construcción de un puente o cuando es necesario una obra temporal, para reemplazar un puente caído, se utilizan las denominadas obras de bajo calado. Estas obras comprenden básicamente vados con y sin tubos. 

El mismo manual, señala que los vados son temporales y que, por sus características, estas obras son superadas permanente o temporalmente por las aguas interrumpiendo el tránsito vehicular.

Lo anterior implica que el mismo manual de carreteras de la SIT establece que la obra que se debe construir para solventar los problemas en la Costa de los Amates es un puente y no un vado.

Para el ingeniero Silvio Larios, director de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), catalogar un vado como sumergible está de más, ya que esa es la función de los vados. Sobre la construcción en la Costa de los Amates, señaló que se debió considerar el flujo vehicular y la información hidrológica de la zona. Dicho análisis, según Larios, llevaría a decidir si un puente es la solución y por cuánto tiempo daría servicio un vado.

El director de la Chico, Silvio Larios, considera que en la Costa de los Amates se debe tener planificada una obra de mayor envergadura a corto o mediano plazo. (Foto: Horacio Lorca-Criterio.hn)

“Esa obra no es mala, pero tampoco hay que verla como una solución definitiva”. Para el ingeniero la solución es un puente con todas las consideraciones de diseño necesarias, ya que no se trata de “cualquier puente”.

Aunque Larios, señaló que no tiene información técnica de la zona, enfatizó que la problemática no es nueva y pareciera que no existe voluntad de corregirla.

PUENTE HAMACA: SOLUCIÓN PALIATIVA

Debido a los cuestionamientos por la incomunicación e inundación que generaron las primeras lluvias ante la crecida del río Goascorán, el titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT), Octavio Pineda Paredes, expresó a Criterio.hn que “siempre se les dijo de parte del gobierno que iba a ser un vado sumergible”.  El funcionario contrarió lo expresado por la presidenta Xiomara Castro en octubre de 2022 cuando prometió la construcción de un puente. 

El titular de la SIT, Octavio Pineda, refirió que la construcción de un puente en la Costa de los Amates sería “sumamente costoso”. Calculó que el costo sería entre 300 a 320 millones de lempiras, un valor más elevado al que prometió la presidenta Xiomara Castro. (Foto: Horacio Lorca-Criterio.hn).

Ahora que se confirmó la incomunicación en temporada de invierno, Pineda insistió que la solución para que las personas puedan trasladarse de un extremo a otro es la construcción de un puente peatonal de hamaca. Una solución que los pobladores han rechazado ya que no permite el transporte de los productos que se producen en la zona a través de automotores. 

“No es lo que necesitamos, es un paliativo, no es la solución al problema que tenemos», expresó el alcalde de Alianza, Faustino Manzanares, quien confesó que ningún gobierno le ha dado la importancia a la problemática de la zona. 

¿INUNDACIONES, SON CULPA DE EL SALVADOR?

El río Goascorán nace en el departamento de La Paz en Honduras y se extiende a lo largo de 130 kilómetros, sirviendo como línea divisoria entre Honduras y El Salvador, en sus últimos 48 kilómetros hasta su desembocadura en el Golfo de Fonseca, en el Océano Pacífico. La cuenca del río Goascorán abarca una superficie de 2663 km², de los cuales aproximadamente 1315 km² se encuentran en El Salvador. 

Durante la entrevista con Criterio.hn, Octavio Pineda refirió que las inundaciones son producto de una borda que construyó El Salvador.

Las inundaciones en la Costa de los Amates afecta a las poblaciones de 16 comunidades. (Foto: redes sociales).

“Lo que sucedió es que la gente de El Salvador, o sea del gobierno de Nayib Bukele hizo una borda, hizo un tapón”, arguyó Pineda, al tiempo que recalcó que el cauce era natural y que, debido a esa borda, el río Goascorán no sigue su cauce, sino que se desvía por el brazo de Ercilia provocando las inundaciones. 

Sobre lo declarado por el titular de la SIT, en cuanto a atribuir las inundaciones a una obra construida por el gobierno salvadoreño, el alcalde de Alianza dijo a Criterio.hn que la versión del funcionario hondureño es falsa.

Lo que ha ocurrido es que las autoridades hondureñas no han realizado las obras de mitigación y dragado en el río Goascorán, dijo Faustino Manzanares.

“El Salvador ha invertido, han hecho obras duraderas y permanentes. En este lado (Honduras), lo que ha faltado es conocimiento e inversión porque hacen obras que no son de calidad”, concluyó el edil.

Históricamente, El Salvador y Honduras han tenido disputas limítrofes en relación con el río Goascorán. Tras el conflicto armado entre ambos países, en 1969, se llevaron a cabo negociaciones que culminaron con la firma del Tratado Borgonovo-Batres el 6 de octubre de 1976. Sin embargo, en 1988 resurgió una disputa sobre la delimitación exacta del curso histórico del río, llevando el caso ante la Corte Internacional de Justicia. Las sentencias de la corte en 1992 y 2003 confirmaron el curso actual del río como la frontera oficial entre Honduras y El Salvador, resolviendo así la controversia limítrofe

El alcalde de Alianza considera que la problemática histórica en la Costa de los Amates, es debido a que las 16 comunidades no representan una carga electoral significativa. “Somos pequeños en población electoral, no nos toman como una población que incide”. 

Manzanares hizo un llamado a las autoridades gubernamentales para que atiendan las necesidades de la población, de lo contrario, vaticinó que en el futuro serán tierras infértiles e improductivas debido a la falta de agua en el verano y con ello se incrementará la migración.

categoría de verificación en criterio.hn falso

Luego del análisis de las fuentes consultados y de verificar los hechos, Criterio.hn concluye que la promesa de la presidenta Xiomara Castro de construir un puente que acabaría con la incomunicación de 16 comunidades en la Costa de los Amates es engañosa, ya que, en lugar del puente, construyeron un vado que, con la crecida del río Goascorán, sigue poniendo en riesgo la vida de los pobladores, quienes, para trasladarse y llevar alimentos a sus comunidades, se ven obligados a cruzar en lanchas.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte