Noticias Destacadas|Opinion

Vueltas que da el Imperio para seguir siendo él mismo

Compartir

Alianza

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

Cuando despertemos, el Imperio todavía estará ahí. Lo avisó ya el Canciller Blinken, el nuevo régimen, renovará la diplomacia americana, para avanzar con los intereses y valores de los EUA en el mundo como es, en vez de cómo una vez fue, o como quisiéramos que fuese. Y los valores, pues ya se vio cómo andan últimamente de contradictorios, pobres. Ya no se va a molestar al transgénero en la armada, y se va a superar para siempre el macho, y el racismo por decreto. Los soñadores van a consolidar la soñada mayoría demócrata permanente, junto a los doce millones de indocumentados que se pudieran enrumbar a la legalidad, si no se echa para atrás la reforma, porque a última hora ya se ordenó suspender la impopular orden ejecutoria, a su favor.

A diferencia de Trump, que quiso esconder la mortandad hedionda. (Y ahora se va a defender como victima, seguro del triunfo porque en Washington nunca hay más de 5 republicanos honestos bajo un mismo techo, aunque en los estados que divulgan esa información unos treinta y cinco mil de hueso colorado han renunciado a su filiación, asqueados por el motín del 6.) Mientras que Biden es sincero y ya les avisó que, en un par de semanas, la cifra de víctimas fatales superará el medio millón,[1] y la vacunación avanza vacilante. Faucci se siente liberado. Y jura por la vacuna. Pero admite que no va a proteger al colectivo antes del año y que no esta siendo muy eficaz contra los primeros de varios mutantes por venir, cuando –cándidamente- concede que, como infectado, el vacunado sigue contagiando por un tiempo y pierde la protección después. Imposible aun anticipar las secuelas.

En la pista central del circo exterior, Biden le reclama a Putin que espíe y que moleste a Navalny, pero entiende que el tema que hay que resolver es el control de armas nucleares a reanudarse con Rusia.  Putin encarcela, envenena y reprime violentamente al opositor, pero hay platicar con el, ni modo. Porque el peor tirano, según Blinken, con quien no se puede dialogar es Maduro, que platica con los pajaritos, deja que Guaidó+ ande por la calle y que la Academia de Medicina desconozca sus gotitas milagrosas contra el covid. ¡Si son divertidos! Aun cuando va de tropezón en tropezón, el mercado de Wall Street avanza, los musulmanes ya pueden volar a la Unión americana. And the show must go on.

Mientras los paisanos terminan de despertar al nuevo día que les había prometido Norma Torres, se vale echarle un vistazo a lo que está sucediendo, y lo que no está sucediendo, que es igual de importante en la tierra del Mago de Oz, que creo que es Kansas. Aunque se extiende, en todas las direcciones, desde los salones de Moctezuma hasta las playas de Trípoli, como dice el himno.

A decir de sus opositores, Biden es un revolucionario, o -da igual, según los otros- un retrogrado que está revirtiendo los avances de Trump. Pese al tambaleo estremecedor de la avalancha de decretos ejecutivos, con que supuestamente slow Joe le da vuelta de calcetín a las políticas contenidas en los decretos ejecutivos de su antecesor. Y pese a la novel preocupación del establishment por La democracia y La verdad, cosas buenas sin duda, cuyos significados Agustinianos, ponderaba Joe en la inauguración,[2] uno que tiene los pies sobre la tierra quieta y plana, como antes de Galileo, se da cuenta de que no hace falta brincar. No hay fisura ahí, menos aún abismo. El mundo como es está a la vista y el otro nadie lo recuerda. Biden es Obama encore. E hipocresía. Y la política exterior es un todo, coherente y transparente.

China sigue siendo peligrosa. ¿Really? Sus aviones supersónicos sobrevuelan el soberano espacio aéreo taiwanés y su policía viola los derechos de los taiwaneses que no son negros ni hondureños.  Pero no habrá guerra ahí. Porque, además, al igual que los grandes capitalistas taiwaneses, esos mismos oficiales a cargo (chief executive officers), de las grandes transnacionales, que ya no van a financiar a Trump y a sus seguidores (ahora sí se los llevó el diablo) liberados igual, prefieren llevar sus inversiones allá. Y nadie va a ponerlas en riesgo, amagando la paz del Mar del Sur, ni para el caso, fíjense bien en el Golfo de Ormuz. La secular transición avanza. Virus mediante, China viene y nadie la detiene.

Por estos lados, Guaidó, ¡quien lo hubiera pensado! ¡Sigue siendo el presidente de Venezuela, sin haber sido candidato ni recibido jamás un voto y cuando ya se clausuró la legislatura que quiso dar con el un golpe! Y seguirá ¡controlando las ayudas y las reservas de oro venezolanas en Londres! Quizás un poco indefenso, declárase contento AMLO de que Biden ¡ya no le va a seguir cobrando el muro! Y ¡les va a dar $4000 millones a los países de Triángulo Norte! Como había prometido, para complementar los $30 millones que ya dio México a Honduras para estabilizar. Plan Biden. Así se llamaba porque el Vice era el autor, que lo calcó del anterior Plan Colombia, también de su autoría, el que pasó a llamarse Alianza para la Prosperidad, que Trump suspendió.

En el que se favorecía mucho a los militares, aliados en la guerra contra el narco y potenciales contra los venezolanos peligrosos, y contra los iraníes solapados, y que hoy también tienen que soportar escarnio ¡por aporrear caravanos insensatos en la raya! Con lo cual, ¿se detendrá la migración masiva de los cientos, de miles de afectados por los desastres del mal gobierno, y la corrupción? Al menos se detendrá unas horas. Pero efectivamente, es lo que se está planteando Biden ¿Volver al plan de antes, cuando todo iba bien?  Una falacia contra la cual reclaman los pocos especialistas y protestan los congresistas que esperaban una política más protagónica. Pero no se oye padre. JOH se ríe. (Este tío es perverso, el gringo no los conoce asaz.) ¿Tiene a Biden en la bolsa? ¿Le va a pedir casa por cárcel para Tony y los primos? Pero mientras estuviera en el poder el juanorlandismo corrupto y criminal, ¿podría funcionar un plan para atraer inversiones? ¿para capacitar fiscales independientes? ¿Para rehabilitar mareros que son sicarios de Casa Presidencial? Háganse las ilusiones que quieran. A lo que podemos aspirar, es a convencerlos de que tenemos ya la salida arreglada. Y para seguir en clave, como decía M. L. King, para eso vamos a tener que estar dispuestos a llenar las cárceles de Georgia.

En Europa, también mientras tanto, sleepy Biden ha despertado a la bronca que dejó Trump. Una novel y extendida desconfianza con respecto al paraguas que tenía que proteger a los aliados. Y que Trump quiso condicionar a un aporte en metálico, y un alineamiento con la política estadounidense, ante los gasoductos rusos, el comercio chino y las armas de Irán. El nuevo presidente pasó por alto antier el aplauso casi universal de los europeos, y los alemanes para despedir a la Gran Merkel, dama que ya elevaba su campo de visión a un nuevo horizonte de cooperación multilateral. Y de repente, ahí hay una apertura para América Latina que hasta ahora, desde que cayeron los ejércitos de Napoleón Tercero, se respetaba como patio trasero de EUA, y su espacio cuasi colonial. No nos hagamos demasiadas ilusiones. Es gente de casta fría, superó el romance hace dos siglos, no sufre de sentimentalismo. Tampoco buscan pleito con su socio principal. No conozco bien el África, sin duda importante. Y no acabo de entender el Medio Oriente, que los estadounidenses tampoco. Pero esta claro que Blinken no va a contrariar al lobby judío, aunque brinquen unidas las naciones.

Igual, los chinos son proverbialmente pacientes, saben que las grandes dinastías tardan 300 años en decaer y a la de EUA le faltan cien, para seguir hablando inglés y considerándose amos del trópico, de los polos y del espacio sideral. Los chinos van a empezar a construir sus primeras pagodas en nuestras montañas en unos treinta años. Mientras, prepárense para recibir de gala a Kamala, y hacerle caravanas al próximo gobernador en Viera.

[1] Por lo que se ve, superara el medio millón antes de que se termine de vacunar a suficiente gente.

[2] En su discurso inaugural Joseph Biden hizo alusión a las definiciones de la verdad en San Agustín, para defenderla

Un comentario en “Vueltas que da el Imperio para seguir siendo él mismo

  1. Tanto trastorno mental sobre Trump y este senor lamenta que Biden no es difernte si no regresando a lo mismo que ANTES de Trump. Que esperaba este senor de su «Biden Salvador»? Vida mejor? Patetico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.