Víctor Grajeda, víctima de agresiones y amenazas por su postura en contra del veto presidencial

Tegucigalpa, Honduras. – El pronunciarse a favor de la educación sexual integral y en contra del veto presidencial a la Ley de Prevención de Embarazos, desencadenó una serie de agresiones por medio de las redes sociales al diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Víctor Grajeda.

Lo más sorprendente es la actitud de algunos diputados, especialmente del Partido Nacional (PN) –fuerte opositor al reconocimiento de los derechos de las mujeres y las niñas—. Un claro ejemplo es el diputado nacionalista por Francisco Morazán Antonio Rivera, que, a través de un video, catalogó a Grajeda como “bruto y blasfemo”.

Poneles ojo
Antonio «Chocoyos» Rivera, diputado nacionalista

Esta reacción, surgió luego que el diputado Grajeda se pronunció a través de su cuenta de Twitter. “Qué lamentable que la educación en este país continúe siendo plato de segunda mesa y qué pena que la iglesia siga teniendo más poder que el gobierno cuando es la iglesia la principal fuente de embrutecimiento de la población”.

Además, el congresista recibió una lluvia de cometarios estigmatizantes y degradantes, Criterio.hn se comunicó con Víctor Grajeda y conocer su punto de vista ante las ofensas, incluso de sus compañeros congresistas.

Sin Embargo, señaló “no pienso dar más detalles del tema. Sigo sosteniendo mi opinión, aunque ya esté recibiendo amenazas”.

De igual manera se disculpó por no atender la entrevista, “prefiero mantenerme al margen para no generar más polémica en el tema”, indicó.

Esta situación, evidencia lo que Jessica Sánchez, directora ejecutiva del Grupos Sociedad Civil (GSC), llama “una sociedad muy intolerante”, ya que las agresiones especialmente a las personas defensoras de derechos humanos cada vez más se incrementan.

De interés: Veto presidencial desnuda problemática hacia las niñas y genera agresiones a defensoras de derechos humanos

MENSAJES DE ODIO Y DESINFORMACIÓN PRINCIPALES INGREDIENTES EN CONTRA DE LA LEY DE PREVENCIÓN DE EMBARAZOS

La Ley de prevención de Embarazos en Adolescentes, generó controversia, pero, sobre todo, de acuerdo con analistas y defensores de derechos humanos una fuerte polarización producto de la desinformación generada por grupos fundamentalistas religiosos.

El movimiento “con mis hijos no metas” fue de los principales actores que generaron desinformación al señalar que a través de la educación sexual integral se promovía la “ideología de género”. En este movimiento, se aglutinan lideres políticos –denominados conservadores—, pastores evangélicos y la iglesia católica, además sus influencias en los medios de comunicación tradicionales han desarrollado una fuerte campaña de desinformación.

Estos mensajes reproducidos a través de los medios de comunicación y redes sociales ponen en peligro la vida y la integridad de personas defensoras de derechos humanos y personas LGBTIQ+.

Cristina Alvarado, del movimiento Visitación Padilla, señaló a Criterio.hn que los principales ingredientes que prevalecieron en contra de la puesta en marcha de las Ley de Prevención de Embarazos fueron: “un discurso de odio, intolerancia y mucha desinformación”.

Ante estos mensajes de odio, la Red Lésbica Cattrachas advirtió a las personas LGBTIQ+ mantenerse en alerta ya que en el contexto del veto presidencial podrían ser víctimas de ataques físicos.

En ese sentido, Jessica Sánchez enfatizó que “estas agresiones preocupan muchísimo, esperamos que aparte de pronunciarse en contra de los femicidios –cosa que tiene pendiente el gobierno de Xiomara Castro— se puede encontrar una estrategia para asegurar la protección de personas defensoras de derechos”.

Lea: “No te metas con mis hijos”, el movimiento conservador que se adueña de las calles y las redes sociales en Honduras

DEFENSA DE DERECHOS DE NIÑAS Y MUJERES CONTINUARÁ

Aunque el panorama de la defensa de derechos de mujeres y niñas no es óptimo y las violencias continúan en ascenso, las organizaciones de mujeres continuarán haciendo incidencia y exigiendo el reconocimiento de derechos.

En este contexto, si no se toman acciones pertinentes, Cristina Alvarado, consideró “seguiremos enfrentando las diversas manifestaciones de violencias, particularmente la violencia sexual y una institucionalidad ajena a la comprensión de la problemática y ausencia de políticas públicas qué respondan, protejan y garanticen derechos a las niñas, adolescentes y mujeres”.

El Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPAH) apunta que muchos de los embarazos son producto de la falta de información, el acceso limitado a los métodos anticonceptivos y la violencia sexual y de género.

En Honduras de acuerdo con UNFPA, la tasa de embarazo adolescente se estima en 89 nacimientos por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años, superior al promedio de la región de 61 nacimientos.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte