UNAH: ¿Emergencia de cemento?

 lucia-vijilPor: Lucia Vijil Saybe

Con fecha del 8 de noviembre del año 2016, el Diario Oficial La Gaceta emite el decreto PCM-076-2016 en el cual declara estado de emergencia por doce meses a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

La Ley de Contratación del Estado de Honduras en el decreto No. 74-2001, en su artículo 9 establece los motivos en los cuales puede declararse a una entidad en estado de emergencia y dice: «Cuando   ocurran   situaciones   de   emergencia   ocasionados   por   desastres   naturales, epidemias, calamidad pública, necesidades de la defensa o relacionadas con estados de excepción,   u   otras   circunstancias   excepcionales   que afectaren   sustancialmente   la continuidad  o  la  prestación  oportuna  y  eficiente  de los  servicios  públicos  ,  podrá contratarse la construcción de obras públicas, el suministro de bienes o de servicios o la prestación de servicios de consultoría que fueren estrictamente necesarios, sin sujetarse a  los  requisitos  de  licitación  y  demás  disposiciones  reglamentarias  ,  sin  perjuicio  de  las funciones de fiscalización.» Y es bajo este esquema que la UNAH solicita mediante oficio No. RU 740-2016 declararse por 12 meses en estado de emergencia y en palabras de la Rectora: «Es necesario suplir necesidades antes de iniciar clases, porque no queremos que haya más tomas».

Las contrataciones pueden darse vía licitación pública, selección abreviada y contratación directa. La licitación pública es el procedimiento por cuyo medio se promueve competencia, invitando públicamente a todas las personas naturales o jurídicas interesadas en proporcionar obras, bienes y servicios que no fueren los de consultoría; la selección abreviada permite, por las especiales características de los bienes o servicios a contratar, que se lleve a cabo un proceso de selección más corto a la licitación pública; y la contratación directa (la cual solicitó la UNAH y se le otorgó) es el procedimiento mediante el cual se celebran los contratos autorizados sin que sea necesaria la obtención previa de varias ofertas, por esta razón este procedimiento ha sido denominado de “libre selección del contratista” (Guía para contratación, 2012).

El Congreso Nacional de la República de Honduras mediante el decreto de emergencia, otorgó a la UNAH un total de alrededor 279,904,520.00Lps para realizar contrataciones directas que se supone abastecerán con materiales pedagógicos, reconstrucción de laboratorios y edificios, remodelación del paraninfo en Ciudad Universitaria e inversión en centros regionales. Por las declaraciones de las autoridades universitarias, no se están recibiendo fondos, sino que éstos pertenecen al presupuesto de la Máxima Casa de Estudios.

¿Cuál es el peligro de las contrataciones directas?

Si a la UNAH aún con los procedimientos de licitaciones le cuesta entregar reportes financieros, declarar financieramente ante el Estado y entregar contratos al Instituto de Acceso a la información Pública (IAIP), no hay que imaginarse con puro flujo de efectivo sin control en licitaciones y sin una instancia que regule y pueda permear cualquier desvío de fondos.

Al igual que en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) cuando el desfalco por medicamentos sirvió para desviar los fondos del mismo y sobrevalorar los medicamentos e instrumentos para atender a los pacientes, puede ser este un mecanismo para facilitar el desliz del presupuesto de la UNAH (sin emisión de cheques ni otros instrumentos financieros) y en el actual escenario de elecciones, podríamos imaginarnos cualquier situación puesto que la contratación directa en las diferentes esferas del Estado ha sido el máximo símbolo de la corrupción.

En Honduras, han existido casos donde el dinero que va por licitación directa en las instituciones del Estado son usualmente desviadas con otros fines. La comunidad universitaria (Estudiantes, docentes y autoridades) necesitamos hacernos las siguientes preguntas: ¿De esta manera avanza la reforma? ¿Por qué hasta en este momento? ¿Qué buscan las autoridades?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.