Un hijo y sobrino político de la presidenta de Honduras conforman nuevo gobierno

Compartir

Portada: La presidenta Xiomara Castro junto a su hijo Héctor Zelaya Castro, durante la campaña política, previo a las elecciones del 28 de noviembre de 2021. (Foto: redes sociales de Héctor Zelaya)

Tegucigalpa. -Un Hijo y un sobrino político de la presidenta, Xiomara Castro, fungirán como altos funcionarios de gobierno para el periodo presidencial 2022-2026, levantando desde ya críticas contra la nueva mandataria por acciones de nepotismo.

Horas antes de su asunción Castro, hizo público el nombre de los funcionarios más cercanos que la acompañarán durante los próximos cuatro años, entre los que mencionó a su hijo, Héctor Zelaya Castro y a su sobrino político, José Manuel Zelaya Rosales,

También lea: Las mentiras disfrazadas de JOH en sus ocho años de gobierno

Héctor Zelaya Castro, hijo de la presidenta y quien fungió durante la campaña política como coordinador de campaña ha sido nombrado secretario privado de la presidencia.

De igual manera, José Manuel Zelaya Rosales, sobrino del expresidente de Honduras y coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre) que ostenta el mismo nombre, será el nuevo secretario de Defensa. Cabe indicar que Zelaya es hijo del cuñado de Castro, Carlos Zelaya, actualmente diputado del Congreso Nacional por el departamento de Olancho.

La familia Zelaya Castro ha conformado una dinastía en el poder. Xiomara Castro se convirtió en la primera mujer en asumir la presidencia de Honduras, su esposo gobernó la nación para el periodo 2006-2010, pero a finales de junio de 2009 fue defenestrado por un golpe de Estado, gestado por las élites hondureñas. Su hija Hortensia Zelaya es congresista al igual que su cuñado Carlos Zelaya y ahora su hijo Héctor Manuel y su sobrino José Manuel serán parte del Poder Ejecutivo.

El artículo 250 de la Constitución de la República de Honduras establece que no pueden ser secretarios y subsecretarios de Estado parientes del presidente dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad.

Cabe señalar que la figura de secretario privado de la presidencia no forma parte de la estructura de las secretarías de Estado, de acuerdo a l0 establecido en el artículo 29 de la Ley General de Administración Pública, por lo que no se estaría violentando la Constitución con el nombramiento de su hijo, sin embargo, este caso linda con la ética porque es un cargo remunerado con fondos del Estado.

En el caso de José Manuel Zelaya Rosales, quien a partir de hoy dirigirá una de las secretarías de Estado más sensible, como es Defensa, tampoco se violenta la Constitución porque es su sobrino político y entra en el tercer grado de afinidad. Pero al igual que Héctor Zelaya, recibirá remuneración del Estado, por lo tanto, ambos casos son nepotismo.

Para el reconocido abogado y experto en derechos humanos, Joaquín Mejía, el nombramiento de familiares de la presidenta de Honduras es un mensaje terrible contra las acciones que prometió erradicar.

“Si la señora presidenta comienza nombrando a familiares que se encuentran dentro de estos grados de consanguinidad y afinidad, creo yo, está mandando un mensaje terrible porque recordemos que lo que estamos esperando es que empiecen a realizar una forma nueva y diferente de administrar el gobierno y aunque tenga toda la legitimidad del mundo no significa que tiene un cheque en blanco para hacer cosas que van en contra de la constitución”, cuestionó.

Mejía aclaró que en el caso del nuevo secretario de Defensa no se violenta la Constitución porque su parentesco con la presidenta de la república, se encuentra en el tercer grado de afinidad.

El gobierno saliente, que encabezó Juan Orlando Hernández, además de ser cuestionado por corrupción y sus vínculos con el narcotráfico, fue severamente cuestionado por los hondureños por el nombramiento de familiares y amistades en puestos claves de la administración pública.

LA CONFORMACIÓN DEL NUEVO GOBIERNO

 En su lucha frontal contra las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), que representa la vulneración de la soberanía y territorio nacional orquestada por el expresidente Juan Orlando Hernández, Castro ha designado al economista Fernando García como comisionado contra estos regímenes.

García es un reconocido abogado y luchador social que fungió como coordinador para la Estrategia de Reducción de la Pobreza durante la administración Zelaya Rosales (2006-2009).

OTROS CARGOS

Tal y como era conocido desde su arribo a Honduras, Ramón Sabillón, exdirector de la Policía Nacional, será ungido secretario de Seguridad. Sabillón dio captura a los hermanos Valle Valle, en el occidente de Honduras, uno de los principales cárteles del narcotráfico afincados en el país en los últimos años. Por este hecho fue perseguido por el gobierno de Hernández, al extremo que en los últimos años se mantuvo en el exilio

En la Secretaría de Salud nombró al diputado del Partido Salvador de Honduras (PSH), el médico Manuel Matheu, alguien que no compagina directamente con los planes de una Asamblea Nacional Constituyente, una de las propuestas torales de Zelaya para cumplir con su promesa de “refundar” a Honduras.

En los despachos de Educación designó al dirigente magisterial Daniel Esponda, quien lanzó su candidatura para una diputación sin lograr el objetivo. Esponda lideró, en el 2019, la lucha por la defensa de la salud y educación en contra del plan de privatización que pretendía implementar Hernández.

Asimismo, la consejera propietaria del Consejo Nacional Electoral (CNE), Rixi Moncada, pieza clave para el triunfo electoral de Castro, renunció a su cargo para fungir como secretaria de Estado en los despachos de Finanzas.

De igual forma, renunció a su cargo como consejero propietario del Tribunal de Justicia Electoral (TJE), Eduardo Enrique Reina para ocupar el cargo de canciller de Honduras, mientras el abogado Antonio “Tony” García, será vicecanciller al igual que Gerardo Torres.

Milton Benítez, excandidato presidencial independiente que se unió a Castro con el objetivo de derrotar al Partido Nacional, fue nombrado ministro asesor en materia de comunicaciones de la Presidencia.

Por su parte, el coordinador del Partido Salvador de Honduras (PSH), el empresario de la costa norte, Pedro Barquero estará asignado a la Secretaría de Desarrollo Económico. Barquero renunció a ser director de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) para asumir una lucha contra el continuismo de Hernández y del Partido Nacional.

Uno de los nombramientos especiales del gobierno de Castro es de la reconocida científica hondureña Mary Vallecillo quien estará a cargo de la dirección de Ciencia y Tecnología que estará siendo instalada en el Centro Cívico Gubernamental.

También, el exfiscal de la república Edmundo Orellana Mercado será el ministro asesor en materia de transparencia y combate a la corrupción pública. En tanto, el reconocido sociólogo y analista político, Eugenio Sosa, será el director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el analista y sociólogo, Julio Navarro, estará asignado en gestión por resultados de Casa Presidencial.

OTROS NOMBRAMIENTOS

En la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) figura el economista Marcio Sierra quien también fue parte del gabinete de Zelaya Rosales en 2006, al igual Rebeca Santos, exsecretaria de Finanzas, ahora será la presidenta del Banco Central de Honduras (BCH).

Para el Servicio de Administración de Rentas (SAR) se nombró al joven Marlon Ochoa; en la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG),  a la ingeniera Laura Suazo; en la Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización, al abogado Tomás Vaquero; en la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), se nombró al propietario de medios de comunicación, Mauricio Ramos.

Además, la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), estará al mando de José Carlos Cardona; mientras como secretario de gabinete de gobierno, Rodolfo Pastor de María Campos; en la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, el exdesignado presidencial de Castro quien renunció al cargo para conformar la alianza con Salvador Nasralla, Lucky Medina; en la Secretaría del Trabajo, Sarahí Cerna.

En la Secretaría de Turismo fungirá Yadira Gómez; en la Secretaría de Derechos Humanos, Natalie Roque; en la dirección de planificación el dirigente del Partido Libre, Ricardo Salgado; como secretario de prensa, el periodista Ivis Alvarado; en el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), el actual presidente del Colegio de Abogados de Honduras, Fredis Cerrato.

Como enlace municipal de Casa Presidencial, Nelson Licona. En la dirección de Cultura y Arte se designó a la doctora Anarella Vélez; como asistente de la presidencia en atención a presos políticos y sociales, Joaquín Amador y como asesor de la presidencia en materia laboral fungirá el reconocido abogado laboralista, Olvin Rodríguez.

Aunque la Constitución no prohíba la designación de Héctor Zelaya y José Manuel Zelaya, ambos serán remunerados con fondos del Estado, por lo tanto, el hecho pasa de lo legal a lo ético y moral y se convierte en nepotismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.