Testimonios de Fabio Lobo y «narcopolicía» comprometen a Juan Orlando Hernández

Fabio Lobo y Mario Guillermo Mejía, exoficial de la Policía Nacional, testigos de la Fiscalía, evidencian cómo Juan Orlando Hernández operó el narcotráfico a través de las instituciones del Estado

Tegucigalpa, Honduras.- Durante el noveno día de su juicio por narcotráfico, el expresidente Juan Orlando Hernández se enfrentó a la testificación de Fabio Lobo, testigo de la Fiscalía, quien ofreció información acerca de los vínculos entre Hernández y narcotraficantes.

Dentro del testimonio de Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, resaltó una reunión que sostuvo en 2009 con Juan Orlando y Juan Antonio “Tony” Hernández, y un narcotraficante colombiano, alias “El Cinco”, en la que se discutía quién asumiría el costo de un avión incautado con cocaína en Roatán, Islas de la Bahía.

“Juan Orlando dijo que los gastos debían ser compartidos”, declaró bajo juramento Fabio Lobo, quien aseguró que el avión contenía cocaína perteneciente a los hermanos Hernández.

Lobo también manifestó que, mientras Juan Orlando Hernández era presidente del Congreso Nacional, protegía las actividades del clan Los Cachiros, liderado por los hermanos Devis Leonel y Javier Eriberto Rivera Maradiaga.

Días atrás, Devis Leonel Rivera Maradiaga aceptó haber sobornado con 250,000 dólares a Juan Orlando Hernández y haberlo considerado un “socio”. También declaró que su entrega a la justicia estadounidense no se generó por presión del exmandatario.

Según testificó Fabio Lobo el viernes, Juan Orlando Hernández también recibió sobornos del narcotraficante mexicano César Gastelum, considerado el principal operador del cártel de Sinaloa en Centroamérica.

VEA: JOH y Fabio Lobo se asociaron en el narcotráfico desde 2009; JOH ordenó eliminar a ‘Porky’, líder de la MS-13

Lobo, quien en 2017 fue condenado a 24 años de prisión por delitos de narcotráfico, también admitió haber mentido cuando fue enjuiciado. Ahora, en 2024, aseguró que su padre, el expresidente Porfirio Lobo Sosa, sí colaboró con actividades de lavado de dinero de Los Cachiros y protegió sus narcoactividades.

JULIAN PACHECO ENTREGABA INFORMACIÓN AL NARCO

Durante su testificación, Fabio Lobo también resaltó que el general Julián Pacheco Tinoco, exdirector de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII) y exsecretario de Seguridad, le proporcionó información acerca de operativos del Ejército y la Policía Nacional, con lo que podían traficar cocaína libremente.

El ministro de Seguridad
Julián Pacheco

“(Julian Pacheco Tinoco) daba información de inteligencia que necesitábamos”, declaró Fabio Lobo. Pacheco Tinoco, quien fue secretario de Seguridad entre 2015 y 2022, es considerado un coconspirador en el narcotráfico.

Lobo también habló de una reunión con el general Julián Pacheco Tinoco, en su oficina, con dos integrantes del cartel de Sinaloa. Según expresó Lobo, “él (Julián Pacheco Tinoco) se levantó y dijo que era una trampa”, agregó.

Fabio Lobo aseguró que le dijo a Juan Orlando Hernández que estas dos personas podrían tratarse de colaboradores de la Administración de Controles de Drogas (DEA, sigla en inglés), y que el expresidente le recomendó que “tuviera cuidado”.

NARCOPOLICÍA OPERÓ BAJO PROTECCIÓN DE JOH

Durante el noveno día del juicio contra Juan Orlando Hernández, también testificó “Giovanny Rodríguez”, un antiguo comisario de la Policía Nacional. Se trató de Mario Guillermo Mejía, hallado culpable por delitos de narcotráfico por un jurado.

El expolicía confesó haberse asociado con Mauricio Hernández Pineda, un antiguo subcomisionado de la Policía, quien recientemente se declaró culpable por delitos de narcotráfico en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, para permitir el tráfico de cocaína.

Declaró bajo juramento que estaban protegidos por “Juan Orlando Hernández y Juan Antonio Hernández”, pues unos 30 años atrás, Hernández Pineda le confesó ser primo de ambos.

LEA: “Los Cachiros” admitieron que rechazaron asesinar a Juan Orlando Hernández y su hermano “Tony” Hernández

En 2009, Mario Guillermo Mejía fue detenido por haber robado 143 kilos de cocaína de un operativo efectuado en Gracias a Dios, en la Mosquitia hondureña. Sin embargo, fue liberado por un juez luego de que el entonces director de la extinta Dirección General de Investigación Criminal (DGIC) declarara haberle ordenado incautar esa droga.

“Fui a la cárcel y luego volví a la Policía”, señaló Mejía, quien agregó que volvió al narcotráfico tan pronto salió de la cárcel.

El testigo de la Fiscalía manifestó que se asoció con el narcotraficante Alexander “Chande” Ardón, exalcalde del Paraíso, Copán -también testigo de la Fiscalía-, quien le dijo que contaban con la protección de Juan Orlando y Juan Antonio “Tony” Hernández.

Además, confesó que su excompañero policial Mauricio Hernández Pineda le dijo que “tuviera cuidado de no decir nada en Estados Unidos sobre lo que él, ‘Tony’ y Juan Orlando Hernández’ estaban haciendo en Honduras, que podría ser muy peligroso para mí”.

Desde que inició el juicio contra Juan Orlando Hernández, el pasado 20 de febrero, la Fiscalía ha presentado 11 testigos. El juez Kevin Castel solicitó a los fiscales que, antes del 4 de marzo, hayan completado la presentación de testigos.

  • Luis Escalante
    Me gusta esculcar en los portales de transparencia y, con base en información pública, realizar periodismo de datos. Siempre releo mis textos y me pregunto qué opinan los lectores acerca de mi trabajo. Si me preguntasen cómo definir nuestra labor, respondería que los periodistas tenemos la obligación de visibilizar lo que otros pretenden ocultar, y que para eso estoy acá. luisescalante@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte