Trump y su esposa Melania dan positivo por Covid-19

Tegucigalpa.-El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, informó la madrugada de este viernes que él y su esposa Melania, dieron positivo a una prueba de Covid-19.

Trump hizo el anuncio poco después de que se conociera que una de sus ayudantes más cercanas resultó contagiada. Apenas unas horas antes de conocerse la noticia se supo que Hope Hicks, de 31 años y una de las asistentes de mayor confianza del mandatario, contrajo el nuevo coronavirus.

Ambos viajaron juntos el martes en el avión presidencial rumbo al primer debate presidencial realizado en la ciudad de Cleveland (estado de Ohio) frente al candidato demócrata Joe Biden.

El presidente, que tiene 74 años y por tanto pertenece al grupo de alto riesgo, anunció la noticia en su cuenta de Twitter.

«Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Lo superaremos juntos!», escribió en su red social.

Todavía no está claro cómo afectará este contagio a la organización del segundo debate presidencial, programado para el 15 de octubre en Miami, Florida.

El médico de Trump, Sean Conley, emitió un comunicado en el que dijo que el presidente y la primera dama «están bien en este momento» y «planean quedarse en la Casa Blanca durante su convalecencia».

Trump casi nunca usa mascarilla y, a menudo, no mantiene el distanciamiento social con sus ayudantes u otras personas durante los compromisos oficiales.

Estados Unidos acumula ya 208.000 fallecidos por coronavirus, la cifra más alta de muertes en el mundo.

Durante meses Trump dio a entender públicamente que la gripe común es más peligrosa que la covid-19 y se mostró escéptico sobre la gravedad de la enfermedad.

«No podemos dejar que el remedio sea peor que el problema», tuiteó Trump el 23 de marzo, al cuestionar el cierre de la economía por la pandemia y las medidas de distanciamiento social.

«Va a desaparecer. Un día, como un milagro, desaparecerá», dijo también sobre el virus.

Sin embargo, antes de que el coronavirus llegara al país, el presidente de Estados Unidos ya sabía que era más letal que la gripe, pero según le dijo al periodista Bob Woodward quería minimizarlo para evitar el pánico.

Woodward, quien destapó el escándalo de Watergate y es uno de los periodistas más respetados de EE. UU., entrevistó a Trump 18 veces entre diciembre y julio.

Covid-19 obliga a Trump a declarar a los 50 estados en desastre mayor

 

Tomado de: laopinión.com

EEUU registra casi la tercera parte de los casos de COVID-19 en el mundo

Con 261 casos de coronavirus, Wyoming fue el último estado que el presidente Donald Trump integró a esa categoría.

“El Presidente ha declarado por primera vez en la historia que existe un desastre importante en los 50 estados a la vez”, reconoció Judd Deere, subsecretario de Prensa de la Casa Blanca. “El Presidente continúa respondiendo a las necesidades de cada Gobernador para proteger la salud de todos los estadounidenses”.

Para que la declaratoria sea efectiva, los gobernadores deberán solicitarla al presidente, quien es el único facultado para emitirla, a fin de que las entidades reciban ayuda bajo la Ley de Asistencia de Emergencia y Socorro en Desastres.

La norma contempla diversos niveles de declaratorias y la de “desastre mayor” permite a las entidades obtener recursos federales especiales para atender la pandemia por COVID-19.

“Una declaración de desastre mayor proporciona una amplia gama de programas de asistencia federal para individuos e infraestructura pública, incluidos fondos para trabajo de emergencia, en forma permanente”, indica la Agencia Federal de Gestión de Emergencia (FEMA).

El gobernador de Wyoming, Mark Gordon, solicitó formalmente la declaración el jueves 9 de abril.

“Aunque Wyoming no ha llegado a las terribles situaciones de algunos estados, esta declaración nos ayudará a preparar y movilizar recursos cuando los necesitemos”, dijo Gordon.

Este domingo, el presidente Trump publicó un mensaje en video por el Domingo de Resurrección, el día que pretendía “reabrir el país”, y prometió a los ciudadanos pronto volvería a las iglesias, afirmando que el país “está ganando la batalla” a la pandemia.

“Estamos ganando la batalla, estamos ganando la guerra”, dijo. “Volveremos a estar juntos en iglesias, uno al lado del otro… Tenemos mucho que agradecer”.

Congresistas exigen a Trump suspender apoyo al gobierno corrupto de JOH

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.-Líderes del Caucus Progresista del Congreso – Los Representantes Jan Schakowsky, Hank Johnson, Pramila Jayapal y Mark Pocan – emitieron la siguiente declaración conjunta sobre el régimen gubernamental corrupto en Honduras:

«La Administración Trump debe poner fin a su apoyo al represivo y corrupto régimen hondureño de Juan Orlando Hernández. El hermano y ex congresista del presidente hondureño, Antonio ‘Tony’ Hernández, fue arrestado y acusado en los Estados Unidos por conspirar para importar cocaína a Estados Unidos y poseer armas ilegales. En las últimas dos semanas, testigo tras testigo en su juicio en Nueva York ha testificado que los narcotraficantes asesinos, entre ellos Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, dieron al presidente Hernández más de 2 millones de dólares para apoyar sus campañas electorales a cambio de protección.

«Un prominente narcotraficante testificó que Tony Hernández sobornó al actual Ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, quien supervisa a la policía. Otro testificó que pagó sobornos para asegurarse de que un presunto miembro del escuadrón de la muerte, Juan Carlos «El Tigre» Bonilla, fuera colocado en un alto cargo bajo los presidentes Lobo y Hernández a petición de Hernández y describió un asesinato que Bonilla cometió a petición de éstos.

Bonilla se convirtió en Director Nacional de la Policía, y sin embargo, a pesar de las pruebas de que era un líder documentado del escuadrón de la muerte, la Embajada de los Estados Unidos trabajó en estrecha colaboración con Bonilla durante todo su mandato. La Administración Trump debe dejar de financiar inmediatamente a la corrupta policía y militar hondureña y dejar de celebrar al presidente Hernández como un aliado amistoso y socio en la guerra contra las drogas.

Nota relacionada Congresistas de EE.UU. prometen monitorear denuncias de corrupción y narcotráfico contra Hernández

«Estados Unidos debería dejar de prohibir a los migrantes hondureños que intentan huir de este terror dentro de su país de origen. Tenemos que condenar el uso continuado por parte del gobierno hondureño de balas vivas y gases lacrimógenos venenosos para interrumpir las protestas de la oposición y pedir que se ponga fin a su criminalización de la disidencia por parte de defensores ambientales de base, como los de Guapinol.

Es por eso que 74 Miembros del Congreso y escrutinio apoyan a H.R. 1945, la Ley de Derechos Humanos Berta Cáceres en Honduras, que pide la suspensión inmediata de la financiación estadounidense para las fuerzas de seguridad hondureñas hasta que su gobierno investigue y aplique la justicia, perpetradores de violencia y disturbios en Honduras.»

 

Ante amenazas de Trump Guatemala se convierte “tercer país seguro”

Tegucigalpa.-El gobierno de Guatemala aceptó este viernes convertirse en tercer país seguro tras firmar un acuerdo con Estados Unidos, pocos días después de que Donald Trump  amenazara con imponer aranceles al país centroamericano si no aceptaba más solicitantes de asilo.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, confirmó la tarde de este viernes que su país y Washington negociaban acuerdos en temáticas tan distintas como el combate al crimen organizado, la migración irregular o las visas de trabajo temporal, aunque evitó mencionar la posibilidad de convertir a la nación en un tercer país seguro. Una categoría según la cual los refugiados que quieran solicitar refugio o asilo en Estados Unidos y han pasado por Guatemala deberán hacerlo en este último país.

Noticia Relacionada: EE.UU. desviará más de $ 40 millones de ayuda humanitaria a Honduras y Guatemala para apoyar a Guaidó

Morales admitió que «siguen las negociaciones» para tener las «mejores condiciones de los acuerdos que se firmen» y agregó que estos están relacionados con «temas de seguridad», otro vinculado a la «solidaridad internacional para los migrantes» y otro para el otorgamiento de visas para trabajadores temporales de agricultura que espera que se extienda a otros sectores como el turismo o la construcción.

Trump, por su parte, aseguró durante una ceremonia de la firma en la Casa Blanca que el acuerdo permitiría un acceso más fácil a granjas y ranchos de Estados Unidos a los trabajadores agrícolas. «Hemos trabajado con Guatemala y ahora podemos hacerlo de la forma correcta y va a ser muy bueno para ellos y para Estados Unidos. Este acuerdo pondrá a los coyotes y traficantes [de personas] fuera del negocio. Son malas personas que hacen mucho dinero con la miseria de la gente. El acuerdo va a proveer seguridad a quien busca asilo legítimo y va a detener el fraude y los abusos», dijo el presidente estadounidense. En sus últimas negociaciones con México sobre migración, el Gobierno estadounidense trató de que el Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador aceptase convertirse en tercer país seguro, pero no consiguió su propósito. Con Guatemala sí lo ha lo grado.

En el país centroamericano, la firma del acuerdo provocó reacciones adversas basadas, fundamentalmente, en el secretismo que envolvió las negociaciones. Un exministro de Exteriores, Edgar Gutiérrez, crítico desde un inicio con un acuerdo que el país centroamericano no tiene ni mucho menos fácil cumplir, dijo a EL PAÍS que el firmado hoy constituye una violación a las disposiciones del Constitucional. “En primer lugar, el 99,9% de los guatemaltecos desconocemos qué se firmó. Se ha negociado como si se tratara de un secreto de Estado, cuando no lo es. Ignoramos a qué nos comprometió el presidente Morales”, comentó. Añade que, con la firma, el Gobierno incurre en una violación grave del mandato de la corte, lo que hace trizas lo poco que nos queda de institucionalidad en el país.

Gutiérrez agrega que en derecho el Constitucional debería iniciar acciones legales contra Morales y el ministro del Interior, Enrique Degenhart, signatario del instrumento, “por desacato, porque desobedecen las leyes”. Comenta que el Congreso es otra entidad agraviada, porque se les quita una facultad que la Constitución le otorga: “aprobar, antes de que se firme, un convenio de esta naturaleza, por dos razones. Porque modifica el Código Migratorio y porque daña la integridad de la nación”.

Por su parte, el excandidato presidencial Manfredo Marroquín, criticó desde Washington la forma en la que la Administración de Morales ha manejado la firma del tratado. “Es el cinismo como política de Estado. El sello de Jimmy Morales. Todo el tiempo negó categóricamente que se fuera a firmar un convenio de esta naturaleza, para, al final, hacerlo efectivo”, ha asegurado vía telefónica. “Su legado de desastre como presidente trasciende a su mandato. Nos deja comprometidos de por vida”, ha añadido. En relación a los costos que esta decisión tendrá para el país, Marroquín apunta que habrá que atender a miles de refugiados, en un país incapaz de garantizar mínimos de bienestar para sus habitantes. “Tendremos que lidiar con miles de hondureños y salvadoreños —más de 100.000 por año— que solicitan asilo en Estados Unidos y serán trasladados a Guatemala».

El excandidato, no obstante, conserva alguna esperanza en que la situación pueda revertirse. “El tratado estará sujeto a acciones legales en ambos países. En Estados Unidos, un juez federal fue claro al expresar que Guatemala no llena las condiciones para considerarse un país seguro. Aparte, la decisión también será sometida a acciones legales en Guatemala”.

El abogado constitucionalista y exministro de Exteriores Gabriel Orellana Rojas recuerda que la política exterior del país es una competencia del mandatario, pero que ello no implica que los tratados adquieran fuerza de ley y se incorporen al ordenamiento jurídico guatemalteco. “Para ello”, subraya, “es necesario que se cumpla con otro requisito: su aprobación por el Congreso de la República”. Además, añade, con preocupación, que los guatemaltecos desconocen qué se firmó. “No sabemos si lo que se firmó es válido o no”, apostilla.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, subrayó, por su parte, que Guatemala no es un país seguro ni para quienes piden asilo ni para sus propios habitantes. «Este acuerdo es contrario a la sentencia constitucional que impide al presidente firmar un acuerdo como este con Donald Trump, el cual violenta los derechos humanos de quienes buscan asilo», escribió.

Juez frena la construcción de una parte del muro de Trump 

Tomado de: laopinión.com

Foto portada: ROBERT BUSHELL/CBP

Mediante un interdicto, el juez Haywood S. Gilliam Jr. del Distrito Norte de California, detuvo los planes de Trump de construir una serie de barreras fronterizas redirigiendo fondos del Departamento de Defensa, sin la aprobación del Congreso.

La orden del juez, reportada por la agencia de noticias The Associated Press, detiene temporalmente los planes para construir 51 millas de vallas en dos tramos fronterizos, con fondos que Trump obtuvo después de declarar una emergencia nacional en la frontera suroeste.

Gilliam emitió el fallo luego de escuchar argumentos en dos casos, que fueron presentados ante la corte poco después de la declaración de emergencia de Trump. Una demanda fue presentada por California y otros 19 estados; la Sierra Club y una coalición de comunidades a lo largo de la frontera presentaron la otra.

La medida del juez afecta una de las promesas de campaña más importantes de Trump. Se trata de un interdicto temporal, mientras las demandas pasan por la corte. Sin embargo, el Gobierno podría apelar la decisión.

Tras declarar una emergencia en la frontera con México en febrero, el presidente planeaba redirigir unos $8,600 millones de dólares de otras agencias para la construcción de vallas en varios tramos fronterizos.

Cuando el Congreso rechazó la medida, Trump usó su poder de veto legislativo para anular al Congreso y continuar con sus planes en la frontera.

El conflicto sobre la asignación de fondos para el muro llevó al cierre de Gobierno más prolongado de la historia. En total: 35 días.

Poco después de declarar una emergencia nacional, Trump predijo que no le iría bien en los casos presentados en California. “Nos demandarán en el Noveno Circuito”, dijo. “Posiblemente obtendremos una mala decisión, y luego tendremos otra mala decisión, y luego terminaremos en la Corte Suprema”.

Los adversarios del presidente dijeron que la declaración de emergencia fue un intento ilegal de ignorar al Congreso, que autorizó muchos menos gastos de muro de lo que Trump quería.

Los opositores, representados por la ACLU, denuncian que el plan del presidente excede sus poderes, porque no puede gastar más de lo que el Congreso ha autorizado o usar el dinero de una manera que sea inconsistente con los propósitos de las asignaciones ya realizadas.

Nota relacionada Trump reitera en frontera con México decretar emergencia nacional para construir muro

ACLU en su demanda señala que la ley de declaración de emergencia invocada por el presidente permite el uso de fondos de construcción del Pentágono sólo para apoyar a los militares.

“No hay ninguna emergencia que requiera el uso de las fuerzas armadas a lo largo de la frontera de EEUU y México”, dice su demanda, “y la construcción de un muro fronterizo no es necesaria para apoyar ese uso de las fuerzas armadas”. Además, dijeron, una ley aprobada por el Congreso permite el apoyo del Departamento de Defensa sólo para las instalaciones necesarias para bloquear el tráfico de drogas en la frontera.

Sierra Club, otro de los demandantes, dijo que el muro causaría daños ambientales irreversibles. “Las especies en peligro de extinción podrían desaparecer de nuestra frontera sur, mientras que los paisajes frágiles son diezmados por este proyecto vanidoso, destructivo e inútil”, dice Gloria Smith, abogada del grupo.

Corte concede a Trump enviar migrantes a México

Tomado de: laopinión.com

La Administración federal podrá seguir enviado a extranjeros de cualquier nación a México

El presidente Donald Trump había criticado al Noveno Circuito de Apelaciones por las decisiones sobre inmigración en contra de su Administración, pero ahora ese tribunal le ha otorgado un triunfo importante: puede seguir enviando a México a solicitantes de asilo mientras se resuelven sus casos.

Esta decisión bloquea el fallo de un juez federal que había bloqueado la medida, al considerar que México era un país que podría representar amenazas para los inmigrantes que huyen del peligro en sus países.

La Administración Trump reveló que logró un acuerdo con el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para aplicar la medida –decidida a finales de diciembre de 2018– con base en la Sección 235 (b) (2) (C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, en inglés).

El Noveno Circuito de Apelaciones, con sede en San Francisco (California), se mostró en esta ocasión favorable al Ejecutivo y, aunque no se trata de una decisión final, le permitió proseguir con la política.

Según los magistrados, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por su sigla en inglés) logró probar que si esta política se bloqueaba como había ordenado el juez federal, ello causaría un “daño irreparable” al “eliminar una de las pocas medidas autorizadas por el Congreso para procesar los aproximadamente 2,000 inmigrantes que llegan a la frontera sur de EEUU a diario”.

El pasado 8 de abril, el juez Richard Seeborg, de un tribunal federal de San Francisco, ordenó al Gobierno bloquear esta política migratoria, una decisión que ya fue suspendida temporalmente por la Corte de Apelaciones con carácter de urgencia y que tras la decisión de hoy queda completamente sin efecto, pese a que todavía tenga que llegar un fallo definitivo sobre el fondo del asunto.

La política de enviar a México a los demandantes de asilo (sin importar el país de dónde provengan) a la espera de que se resuelvan sus casos empezó en enero y desde entonces se ha enviado a ese país a unas 400 personas, según cifras del DHS, responsable de su implementación.

El pasado 24 de abril, la abogada Judy Rabinovitz de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que representa junto a otras organizaciones a los once solicitantes de asilo que presentaron la demanda, acusó al Gobierno de estar enviando a migrantes a México pese a que ello pueda suponer un peligro para ellos.

El presidente Trump celebró la decisión del tribunal, lo cual calificó como “una gran victoria”, además de insistir en que el muro está siendo construido.

Uno de los aspectos por los que se interesaron más los jueces en esa sesión fue el hecho de que los agentes de Inmigración no pregunten de forma directa a los solicitantes si tienen miedo de ser perseguidos en caso de ser enviados a México, algo que podría suponer una violación de la ley.

nota relacionada  Trump pone reglas más duras contra inmigrantes que piden asilo

El magistrado Paul Watford, uno de los tres que conforman el panel y el que más crítico se mostró en esa ocasión con la Defensa del Ejecutivo, recordó que el Gobierno tiene la obligación de no enviar a los solicitantes a un lugar en el que teman que pueden ser perseguidos.

En ese mismo sentido, y pese a la decisión de la corte favorable al Gobierno, Watford emitió este martes una opinión propia en la que aseguró que es “razonable asumir que por lo menos algunos de los demandantes de asilo a quienes afecta la política tendrán un miedo legítimo de ser perseguidos en México”.

La Justicia federal californiana, de tendencia más progresista que la mayoría de las Cortes del resto del país, se ha erigido en favorita para los activistas para presentar demandas contra el Gobierno de Trump, especialmente en materia migratoria, en la que la Administración ya ha sufrido varios reveses, por lo que la decisión de hoy supone una excepción.

Trump debe presentar su declaración de impuestos si quiere reelegirse

 

18 estados estudian proyectos de ley para obligar a Trump a presentar sus devoluciones de impuestos

Lo que comenzó como una iniciativa aislada sigue creciendo en todo el país. Mientras sectores demócratas pensaban que sería el reporte de Robert Mueller sobre la Trama Rusa lo que dejaría a Donald Trump fuera de las elecciones de 2020, ahora las expectativas se posan en diversas iniciativas de legislaturas estatales.

Varios funcionarios del partido Republicano y asesores de Trump están en estado de alerta por lo que sería un fuerte y grave impedimento para la victoria electoral del presidente Donald Trump en 2020.

Trump tendría que elegir entre publicar sus declaraciones de impuestos o tener su nombre en la boleta electoral en 2020.

Hasta ahora son 18 estados incluidos Arizona, California, Connecticut, Hawai, Illinois, Iowa, Kansas, Maryland, Minnesota, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Tennessee, Vermont y Virginia los que ha presentado proyectos de ley “para exigir” a los candidatos presidenciales que revelen las declaraciones de impuestos sobre la renta a fin de que se incluyan en la boleta electoral de la elección general de 2020.

Nota relacionada Trump quiere un fondo especial para incrementar detenciones y deportaciones

El último estado en sumarse a este esfuerzo fue Illinois donde el Senado estatal aprobó recientemente un proyecto de ley que exigiría que las personas que se postulan para presidente o vicepresidente divulguen sus declaraciones de impuestos de los últimos cinco años.

Aunque hasta el momento ninguno de estos proyectos de ley se ha convertido en ley, el movimiento nacional por obligar a Trump a entregar sus devoluciones de impuestos sigue creciendo en las legislaturas estatales poniendo enorme presión a Trump y a su campaña para 2020.

Habrá que ver hasta cuando Trump puede aguantar la presión que sufrirá por parte de los demócratas para entregar sus devoluciones de impuestos antes de las elecciones de 2020.

El emperador esquizofrénico

Por: Rodolfo Pastor Campos

Ha vuelto a ladrar Trump, “exonerado” y envalentonado por su fiscal a modo después de la larga investigación que no logró ni comprobar ni descartar los cargos de colusión o de obstrucción de la justicia que se le venían señalando al mafioso magnate desde la época de la campaña de 2016. Con un nuevo ciclo que ha iniciado afligido hacia una difícil reelección, vuelve a la carga con su característica perorata racista y xenófoba, diseñada para reagrupar a su base de fanáticos, un vergonzoso 30% del electorado de la potencia imperial. Amaga a diestra y siniestra, con cortar ayudas a los países destrozados del Triángulo Norte de donde siguen brotando los refugiados, que a su vez saturan la frontera estratégica, que amenaza con cerrar.

Habrá que ver si también muerde. Los antecedentes son ambiguos, muchas veces ha lanzado insultos estridentes y ataques virulentos solo para replegarse a último momento. Pero varias veces ha cumplido con grotesca contundencia sus cantares, ante la mirada atónita e incrédula del mundo entero. Cual chivo en cristalería, ha destrozado convenciones y estirado límites, poniendo en riesgo entendimientos antiguos y equilibrios delicados, provocando asombro y preocupación. Muchas veces causando daños difíciles de reparar y sufrimiento tan inhumano como innecesario. Y qué se le va a hacer, si está en el poder.

Poco es posible, además de abrazar al ser querido y persignarse el creyente. Al fin y al cabo, no solo es un demente en el poder, si no que encabeza el gobierno de la superpotencia del viejo orden unipolar en un momento en que un nuevo orden multipolar puja por nacer. Eso tiene implicaciones tan intrigadas como perturbadoras, tan inciertas como peligrosas. Es volátil no solo el vaivén del capricho personal, sino el impacto que este tiene sobre el establishment imperial y el efecto que provoca sobre la política global. El alcance de la amenaza de este péndulo perverso es tan amplio como profundo. No hay rincón de la tierra que esté a salvo y por ende nadie debe ignorar el riesgo inminente.

Para comprender la magnitud de la emergencia, basta con repasar el escenario más inmediato, el que más directamente nos afecta y nos debe afligir. Dejemos por ahora archivadas las angustias de un Medio Oriente enfrentado y la guerra comercial con China, aunque de ninguna manera suponga la distancia que estemos exentos de sus efectos. Intentemos igualmente descansar del estremecedor prospecto de una prolongada guerra entre proxies en nuestro propio hemisferio, enfrentadas las potencias globales por el control de las riquezas regionales. ¿Qué decir del cambio climático ignorado y acelerado, y sus apocalípticas repercusiones? Pero concentrémonos para propósito de la presente reflexión en el ombligo de nuestro continente.    

A finales de la semana pasada trascendió, desde Miami para variar, que en una reunión que sostuvieron ahí las secretarías de seguridad y gobernación de EEUU y México, se mencionó con preocupación y enojo la conformación, en tierras hondureñas, de la “madre de las caravanas”, que estaría agrupando a más de 20,000 migrantes prestos a salir pal norte. Esto tomó por sorpresa a las autoridades hondureñas, quienes reaccionaron con intrigante indignación ante la novedad declarada por la secretaria mexicana, Sánchez Cordero. Fue tal el asombro de la cancillería hondureña que se acusó desde ahí a las autoridades mexicanas de inventar la supuesta caravana con el propósito de engañar. Delicada acusación. Más incómodo aún fue que se diera este enredado enfrentamiento diplomático al momento en que la secretaria norteamericana Nielsen anunciaba desde Tegucigalpa un “histórico acuerdo” alcanzado entre las autoridades centroamericanas y su gobierno para enfrentar conjuntamente lo que denominan como las raíces criminales de las caravanas.

Habría sido suficientemente confuso el entuerto ya planteado, sin que un día después el Presidente Trump enfurecido anunciara por un lado a los gobiernos de los recién celebrados socios centroamericanos que cortaría toda ayuda de su parte y por otro amenazara al nuevo mandatario mexicano (a quien su yerno, el influyente Kushner, recién visitó en una cena semi secreta) con cerrar la frontera entre ambos vecinos. La acusación fue contundente, no están haciendo nada, a pesar de nuestra ayuda, para detener los ríos de alienígenas invasores. Con la cola entre las patas regresaban a casa Jared y Kirsten, ofendidos quedaban los aliados agraviados.

Mientras las autoridades mexicanas reaccionaron llamando a la calma y a la cordura, pidiendo paz y amor y recordando el respeto necesario para la convivencia, los socios centroamericanos reaccionaron de manera variopinta, desde el silencio revelador del cuestionado guatemalteco saliente, la presunción del salvadoreño entrante y la bravuconada del impuesto Ebal, desestimando el valor del apoyo cancelado. Más a pesar de los pesares, poca claridad trasciende el ruido de las declaraciones. Pocos mencionan las raíces profundas detrás de esta crisis, sembradas por años de intervención, imposición e injerencia imperial. Y en ninguno de los casos parece reconocerse la responsabilidad y la enormidad de la tragedia en ciernes y las implicaciones que esto puede tener para la paz y la prosperidad de nuestros países.

Nota relacionada Trump amenaza nuevamente cerrar frontera con México y arremete contra Honduras, Guatemala y El Salvador

Las pérdidas serían multimillonarias si los flujos de intercambio fueran interrumpidos con un cierre tan siquiera parcial y temporal de la frontera entre México y EEUU. La crueldad sería brutal al pretender encerrar a los miles de miserables que intentan escapar del infierno, prohibiendoles toda salida. Las consecuencias serían catastróficas para todas las partes y los gobernantes de turno tendrían todos sangre en sus manos. Porque no serían solo los pocos dólares que dejarían de llegar mediante los modestos programas de asistencia actuales. Ni sería solo la tristeza de los tiranos y los títeres regañados y despreciados por el patrón.

Segura y lamentablemente, sin importar los discursos de severo odio, seguirían fluyendo los fondos para los fusiles de los regímenes represores, quienes bajo presión violarían aún más derechos y libertades, cometerían aún más crímenes y abusos, y profundizarían sus tendencias autoritarias. El desempleo y la falta de oportunidades crónicas, la violencia y la injusticia sistémicas, se agudizarían. Y en un perverso y vicioso círculo se reproduciría la miseria irónica de la política imperial, causando estragos que luego exige contener y no sabe corregir, castigando al que resiste y criminalizando al que huye.

Gobierno de Trump aumenta las visas de trabajo temporal

 

La autoridad, sin embargo, pone una condicionante para que USCIS otorgue el permiso

 

La secretaria de Seguridad Nacional (DHS), Kirstjen Nielsen, anunció recientemente que aprobó un incremento de 30,000 visas H-2B adicionales para 2019, enfocadas a trabajadores temporales.

Esos permisos laborales corresponden a empleos no relacionados con trabajos agrícolas y se suman a las 60,000 que se otorgan anualmente.

La disponibilidad de los permisos será informada en el portal de USCIS

“Después de consultar con el secretario (Alexander) Acosta (del Trabajo) y sopesar cuidadosamente varios factores, que incluyen si los trabajadores de los EEUU pueden sufrir daños… la secretaria Nielsen ha decidido asignar 30,000 visas H-2B adicionales por el resto del año fiscal 2019“, indica una declaración de la Oficina de Asuntos Legislativos de los EEUU.

Hay una condicionante para quienes apliquen: deberán ser extranjeros que hayan laborado en el país con una visa similar en 2016, 2017 o 2018.

La propuesta debe para por el proceso de comentarios públicos, antes de que puedan estar disponibles a través de la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

Nota relacionada Plan de gobierno de AMLO contempla visas de trabajo para centroamericanos

Andrew Bray, vicepresidente de relaciones gubernamentales de la Asociación Nacional de Profesionales del Paisaje (NALP), dice que la asociación está contenta con este aumento, pero cree que aún debe haber una solución a largo plazo para que los usuarios de H-2B puedan pronosticar y planificar en consecuencia.

Los beneficiarios de esas visas son, generalmente, jardineros, empleados de hoteles o restaurantes en áreas vacacionales.

“Agradecemos al Departamento de Seguridad Nacional, al Departamento de Trabajo y al presidente (Donald) Trump por su compromiso con los trabajadores y empleadores de temporada y por apoyar a las empresas en todo el país que dependen de este programa”, dijo la Alianza Nacional del Paisaje Hispano (NHLA) en Twitter.

Esta no es la primera vez que hay un aumento en este tipo de visas, ya que, en los últimos años, Nielsen permitió 15,000 visas H-2B adicionales, que se combinaron con un requisito similar.

Para los detalles se deberá consultar la página de uscis.gov, donde se informará la disponibilidad de los permisos y cómo aplicar.