Intervención es «show» es para oficializar las operaciones de empresas de maletín: STENEE

STENEE
El lunes 13 de enero el gobierno dio inicio a la denominada «Operación Trueno» para recuperar supuestamente las finanzas y la administración de la ENEE.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –Tres empresas que no se sabe sobre su capital o quiénes son sus inversionistas, estarían detrás de la estrategia mediática iniciada en las últimas horas para terminar de privatizar todas las actividades que por años le han correspondido a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Se trata de las sociedades: Empresa de Generación y Comercialización de Electricidad (EGECO), Empresa Eléctrica de Transmisión y Operación (EMETO) y Empresa de Desarrollo y Comercialización de Electricidad (EDCO) denunció ante CRITERIO el secretario general del STENEE, Alirio Medina.

Noticia Relacionada: La corrupción y la impunidad encarecen la energía eléctrica: MADJ

“Ahora a la ENEE le quieren dar el tiro de gracia, inventando esto de tres empresas que son de maletín porque ni siquiera tienen (…) no se les ha visto inversión, no se les ha visto nada”, dijo el dirigente obrero.

El sindicalista dijo que las empresas ya entraron en operación sin tan siquiera tener oficinas, equipo y personal o una cara visible que las represente porque sencillamente son “empresas de maletín” (empresas fachada).

STENEE
Alirio Medina, secretario general del STENEE.

Precisó que desde finales del año pasado los empleados de la estatal eléctrica han recibido vestimenta con los logos de la empresa EDCO, cuyos costos fueron asumidos por las finanzas del Estado. Asimismo, todos los trámites administrativos como requisiciones y compras llevan el sello de dicha empresa.

Ahondó que la estructuración de las empresas viene desde hace algún tiempo, pero que es hasta ahora que ya tienen todo listo para oficializar sus operaciones y la clausura definitiva de la ENEE, por lo que todo lo que está ocurriendo alrededor de los operativos para recuperar, supuestamente, financiera y administrativamente la ENEE, “es puro show”.

Amplió que como señal de la mala intención que existe por parte del gobierno, están utilizando al expresidente del STENEE, Miguel Aguilar, quien desde el 2016 dejó de ser el representante de los trabajadores e incluso fue expulsado porque traicionó a la base y porque cometió faltas graves.

Aguilar firmó el contrato con EEH en el año 2013 convirtiéndose, según Medina, en testaferro, por lo que los empresarios y políticos involucrados en la privatización de la energía eléctrica, lo quieren imponer a como dé lugar, violentando las leyes laborales.

A juicio del secretario general del STENEE el problema económico de la estatal eléctrica es ocasionado por los generadores de energía térmica que absorben el 65 % del presupuesto, mediante el pago de los “contratos leoninos”.

Amplió que el 14 % del presupuesto recae en la Empresa Energía Honduras (EEH) ya que el Estado está pagando a esta empresa de capital honduro-colombiano $ 14.5 millones mensuales, mientras a los empleados de la ENEE, que hacían el mismo trabajo, se les pagaba $ 3 millones anuales.

Actualmente, la ENEE tiene 2.000 empleados y antes de la entrada en vigencia de la EEH contaba con un alrededor de 5.000.

Por el delito de apropiación indebida declaran culpable al expresidente del STENEE

La pena por el delito de apropiación indebida oscila entre de diez a 15 años de prisión

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Un juez unipersonal del Tribunal de Sentencia declaró culpable a Miguel Aguilar Gámez por el delito de apropiación indebida en perjuicio del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE).

Aguilar, fungió por años como presidente de STENEE, sin embargo, en los últimos años usurpó dichas funciones contradiciendo una resolución de la Secretaría del Trabajo, que reconoció la directiva que ha venido presidiendo José Luis Matamoros.

Noticia Relacionada: Sindicato de la ENEE elije nueva directiva y desautoriza a Miguel Aguilar

Miguel Aguilar fue denunciado por el sindicato de trabajadores de la estatal eléctrica de haber malversado más de seis millones de lempiras, lo que originó el juicio en su contra y que hoy desencadenó en la condena.

La pena por el delito de apropiación indebida oscila entre de diez a 15 años de prisión, sin embargo, Aguilar no será enviado a la cárcel porque la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia no ha resuelto un recurso de amparo interpuesto por su defensa legal.

El juicio oral y público contra Aguilar fue retrasado en varias ocasiones porque el imputado aducía problemas de salud.

El exsindicalista ha sido cuestionado por sus excompañeros de haberlos traicionado al permitir la privatización de la ENEE y gestionar la operación de la Empresa Energía Honduras (EEH) con quien se convirtió en socio, posteriormente.

El actual presidente del STENEE, José Luis Matamoros, aplaudió el fallo judicial. “Se hizo justicia y es lo más relevante para nosotros en base a las pruebas demostradas”, dijo.

Matamoros apuntó además que Aguilar deberá justificar el destino de los fondos del sindicato y aseveró que no son seis millones de los que se apropió sino que alrededor de 28 millones de lempiras desde el año 2016.