Condenan a capo hondureño a cadena perpetua en Estados Unidos

Tegucigalpa.- El capo hondureño Sergio Neftalí Mejía Duarte,  fue sentenciado hoy a cadena perpetua por su involucramiento en una organización de transporte internacional de narcóticos a gran escala, informó en un boletín la embajada de los Estados Unidos.

El Fiscal General Adjunto Interino de la División Criminal del Departamento de Justicia John P. Cronan; el Fiscal de los Estados Unidos del Distrito Sur de Florida Benjamin G. Greenberg y el Agente Especial Encargado de la División de Campo de Miami de la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) Adolphus P. Wright realizaron el anuncio.

El 9 de enero, un jurado de Miami determinó que Mejía Duarte, de 41 años, era culpable de conspirar para la distribución de más de cinco kilogramos de cocaína con el conocimiento que dicha cocaína sería importada ilegalmente a los Estados Unidos.  La evidencia en el juicio, que incluyó el testimonio de múltiples co-conspiradores y fotografías de una incautación de más de 2,000 kilogramos de cocaína, demostraron que el acusado Mejía Duarte lideraba una organización de transporte internacional de narcóticos a gran escala con sede en Honduras y Guatemala que era parte de una cadena de distribución que se originaba desde Colombia hasta México y los Estados Unidos.  En ese papel, Mejía Duarte y sus trabajadores recibieron secretamente cargamentos de cocaína de varios cientos de kilogramos desde Colombia y Panamá, almacenaron temporalmente los narcóticos en Honduras o Guatemala, y posteriormente continuaron con el transporte de los narcóticos, usualmente hacia el norte, incluyendo hacia México.

Mejía Duarte utilizó lanchas rápidas, helicópteros, y aeronaves para operar su ruta de transporte y, como los testigos detallaron en el juicio, la mayor parte de la cocaína fue suministrada al Cartel de Sinaloa, encabezada por Joaquín Guzmán Loera, también conocido como “Chapo” y por Ismael Zambada, conocido también como “Mayo”.  En base al testimonio de testigos durante el juicio y a documentos sometidos en el caso, Mejía Duarte es responsable del tráfico de un estimado de al menos 20,000 kilogramos de cocaína.  Para la operación de su red criminal, los testigos describieron cómo Mejía Duarte portaba armas, empleaba a guardaespaldas y asesinos, y se enfrascó en una guerra sangrienta con un traficante rival.  Durante el arresto de Mejía Duarte, oficiales de aplicación de la ley hondureños encontraron un arma Glock y un rifle automático en el closet de la habitación donde se alojaba.

“Hasta su arresto, Sergio Neftalí Mejía Duarte fue un prolífico y violento traficante de drogas, cuya organización criminal proveía cocaína al Cartel de Sinaloa, sabiendo muy bien que el veneno encontraría una manera de llegar a nuestras calles,” dijo el Fiscal General Adjunto Interino Cronan.  “La sentencia de hoy refleja el sólido compromiso del Departamento de Justicia de enjuiciar a aquellos que alimentan la crisis de drogas al enviar narcóticos ilegales a través de nuestras fronteras.  Agradezco especialmente a nuestros socios de aplicación de la ley en Honduras y Colombia por su ayuda en presentar a Mejía Duarte ante la justicia.”

“La cadena perpetua impuesta a Mejía Duarte ha traído a su fin el reinado de un traficante sin escrúpulos”, dijo el Fiscal de los Estados Unidos Greenberg. “Con el respaldo de nuestros aliados internacionales, la Oficina de la Fiscalía de los Estados Unidos de América del Distrito Sur de Florida continuará quitándole el poder a los traficantes de drogas y desmantelando las organizaciones de traficantes que cruzan nuestras fronteras y que infectan nuestras comunidades con narcóticos ilícitos”.

“La División de Campo de Miami de la DEA está muy complacida con la merecida sentencia que le han otorgado a Mejía Duarte”, dijo el Agente Especial Encargado de la DEA Wright.  “Esta adjudicación es evidencia de la sólida asociación con nuestros socios internacionales encargados de aplicar la ley que también sacrifican mucho para derribar y enjuiciar a todos aquellos que voluntariamente participan en actos peligrosos y criminales contra los Estados Unidos que amenazan el bienestar de sus ciudadanos”.

Este enjuiciamiento fue parte de la Operación Hollow Point, un resultado del continuo esfuerzo de la Fuerza de Tarea de Combate contra el Tráfico de Drogas y el Crimen (OCDETF, por sus siglas en inglés), una asociación con agencias de aplicación de la ley federales, estatales y locales.  La misión de la OCDETF es identificar, investigar y enjuiciar a miembros de alto nivel de organizaciones de narcotráfico, integrando la experiencia y habilidades únicas de las agencias de aplicación de la ley federales, estatales y locales.

El Subjefe Adjunto de la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal (NDDS, por sus siglas en inglés) Michael Lang y los Fiscales Adjuntos de los Estados Unidos del Distrito Sur de Florida Walter M. Norkin y Joseph Schuster están llevando este caso.

Los gobiernos de Honduras y Colombia, la Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal y las Oficinas de División de la DEA en Honduras y Colombia contribuyeron a obtener la condena contra Mejía Duarte.

21 de mayo de 2018.

Callejas será sentenciado el 4 de mayo

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El 4 de mayo próximo será la audiencia de sentencia contra el expresidente de Honduras, Rafael Leonardo Callejas, por el caso conocido como  Fifagate.

La audiencia se llevará a cabo a las 2:00 de la tarde, según medios de comunicación que hoy dieron a conocer la noticia desde New York, donde se encuentra el ex gobernante en arresto domiciliario tras ser acusado de apropiarse de 1.6 millones de dólares en sobornos entre marzo de 2011 y enero de 2013.

Noticia Relacionada: Callejas se declara culpable ante Corte estadounidense

Presidente de Honduras entre 1990 y 1994 y exmiembro de la Comisión de Marketing y Televisión de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) es acusado de haber recibido sobornos a cambio de asignar a Media World, una empresa con sede en Florida, los derechos de televisión y comercialización de los partidos de Honduras en las eliminatorias para las Copa del Mundo de 2014, 2018 y 2022.

El expresidente hondureño se entregó en diciembre de 2015 en Nueva York tras la emisión de una solicitud de extradición por parte de Estados Unidos. Desde entonces, y tras pagar una fianza de cuatro millones de dólares, se encuentra bajo arresto domiciliario, monitoreado con una tobillera electrónica.

Las primeras sentencias del caso, que estalló con la detención de varios jefes del fútbol de las Américas y autoridades de la FIFA en un hotel de Zúrich en el amanecer del 27 de mayo de 2015, estaban previstas a partir de junio de 2016, pero como la de Callejas, fueron aplazadas una y otra vez.

De los 40 acusados -entre ellos jefes de la Conmebol y la Concacaf y vicepresidentes de la FIFA- hasta ahora 19 se declararon culpables para intentar reducir sus penas. Solo cinco altos exjerarcas insisten en su inocencia e irán a juicio el 6 de noviembre.

Callejas y su compatriota Alfredo Hawit, exvicepresidente de la Concacaf y también exjefe de la Fenafuth, fueron suspendidos de la FIFA de por vida en diciembre pasado.

Las investigaciones dentro de la FIFA contra Callejas y del dirigente deportivo hondureño Alfredo Hawit, el otro involucrado en este caso, se abrieron el 4 de diciembre de 2015.

Las pesquisas fueron conducidas por Cornel Borbely, presidente de la Cámara de Investigación del Comité de Ética, partiendo de los datos hechos públicos por el Departamento de Justicia de Estados Unidos el 3 de diciembre de 2015.

El hondureño se enfrenta a por lo menos 20 años de cárcel y tiene 73 años de edad.