Religiosos estadounidenses pedirán a congresistas que quiten la ayuda militar a Honduras y respeten la democracia (VIDEO)

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Un grupo de religiosos estadounidenses prometió esta noche en Tegucigalpa que al llegar a su país les pedirán a los congresistas que eliminen la ayuda militar a Honduras y respeten la democracia.

Honduras

La promesa fue hecha mientras realizaban un acto religioso en las afueras de la embajada de los Estados Unidos, donde le dieron lectura a un comunicado en el que, en otras cosas, indicaron que las elecciones del pasado 26 de noviembre deben repetirse porque son producto de un fraude.

Noticia Relacionada: Coalición Contra el Continuismo convoca esta noche a vigilia frente a embajada de EE.UU.

Asimismo que Juan  Hernández ha logrado imponerse en el poder, además del fraude, por un proceso ilegítimo porque la reelección es prohibida por la Constitución hondureña.

Los miembros de la delegación lamentaron que su gobierno esté financiando la dictadura de Hernández con los impuestos que ellos y el pueblo estadounidense paga, con el que además de las armas se compran las bombas lacrimógenas para reprimir a los hondureños que protestan por el robo de las elecciones  de noviembre.

Honduras
El padre Ismael Moreno escucha atento a Claire White, integrante de la delegación estadounidense.

Los estadounidenses llegaron a Honduras en los últimos días para expresar su solidaridad al pueblo, ante las muertes y violaciones a los derechos humanos en el marco de la crisis post electoral y en especial al padre jesuita, Ismael Moreno, quien en los últimos meses ha recibido tres amenazas a muerte.

La jornada de oración frente a la embajada norteamericana, denominada “Vigilia por la paz y los Derechos Humanos”,  fue convocada por la Coalición Contra el Continuismo.

Honduras

En medio de la ceremonia religiosa y al dirigir su mirada hacia la sede diplomática que era acordonada por un fuerte contingente policial y militar, varios de los presentes, gritaban “asesinos, asesinos, asesinos”, mientras sostenían entre sus puños, antorchas, velas, cruces y pancartas con los nombres de las personas que han muerto a manos de las fuerzas de seguridad del Estado, durante la crisis político-social.

La actividad, denominada “Vigilia por la paz y los Derechos Humanos”,  y su convocatoria ha sido girada al pueblo hondureño para denunciar las violaciones de los derechos humanos y expresar el rechazo a la dictadura de Hernández.

El grupo de religiosos se hizo acompañar por representantes de sectores civiles de diversos estados de Estados Unidos.