Reglas del juego tardías y confusas para las elecciones del domingo

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. “Es un desaliento al voto. Me enrolé y me cambiaron mi centro de votación, se pensó que se mejoraría, pero no da confianza el proceso”, dijo Margarita Mejía, una votante de Tegucigalpa, a quién le cambiaron su lugar de votación.

El caso de Margarita se repite en al menos 400 mil hondureños que presentan inconsistencias producto de la ineficiencia del Proyecto Identifícate, manejado por el Registro Nacional de las Personas con la asistencia técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La semana pasada la consejera del Consejo Nacional Electoral (CNE), Rixi Moncada, denunció que 1.6 millones de ciudadanos enrolados fueron afectados por reasignaciones en los centros de votación y que esta acción corresponde a un fraude omisivo porque no podrán ejercer el sufragio en los centros de votación a los que les corresponde por su domicilio.

A raíz de los entuertos atribuidos al RNP las autoridades del CNE han adoptado algunas medidas para superar las irregularidades y supuestamente garantizar el sufragio de la ciudadanía durante las elecciones primarias e internas de este domingo. Esta situación ha provocado malestar entre los votantes e incluso cierta confusión.

Lea, además: Fiscalización política en Honduras, una misión que no logra despegar

LAS REGLAS DEL JUEGO

A última hora y luego de un periodo de estira y encoge entre los consejeros del CNE, este organismo determinó que podrá ejercer el sufragio todo aquel ciudadano que se encuentre en el cuaderno de votación incorporado en la maleta electoral. Y, en el caso de los partidos Liberal y Libertad y Refundación (Libre) se hará usó de un listado adicional de electores que también ha sido incorporado en la maleta, es decir, que los electores de estos dos partidos políticos que no se encuentren en el Censo Electoral podrán votar siempre y cuando aparezcan en el listado adicional.

En el caso de los militantes del Partido Nacional solo podrán ejercer el sufragio quienes aparezcan en el Censo Electoral.

En virtud que la entrega del nuevo Documento Nacional de Identificación (DNI) ha sido frustrado por problemas técnicos, el CNE ha autorizado para que se pueda votar ya sea con la vieja identidad o con el DNI.

En el caso de los nuevos votantes solo podrán ejercer el sufragio aquellos que hayan logrado obtener el nuevo DNI y las personas que no se enrolaron, así como las que lo hicieron después del 16 de febrero de este año, no podrán votar.

Todo lo anterior ha complicado y pone en precario la transparencia del proceso interno y primario de los partidos Liberal, Nacional y Libre.

“En las urnas se debe reflejar la voluntad del pueblo. No queremos que se repitan los incidentes del 2017, cuando se impuso al ganador”, dice con frustración Margarita.

Para Juan Carlos Elvir, diputado liberal y ahora precandidato a designado presidencial, por el movimiento Yanista, lo que pasó con el censo fue un error. “Era pretender hacer algo que tardaría unos dos años en realizarse y se hizo en seis u ocho meses”, explicó.

Había presión por avanzar, denuncian líderes políticos y esto precipitó las decisiones que incluso complicaron el panorama de intervención en el Registro Nacional de las Personas (RNP), lo que obligó incluso a que actualizarán la base cartográfica, una base que es diferente a la del CNE.

“El tema del censo se complicó con la pandemia, con todos los factores de haber alineado las estrellas con el tema de cooperación externa y recursos. Es obvio que vamos al proceso electoral con nuevo censo y se podrá votar con dos cédulas, porque no hay garantía que para las internas se entregue una cédula nueva”, apuntó Elvir.

Pero según el comisionado del RNP, Rolando Kattán, las irregularidades en el censo se dieron en su mayoría por los cambios de domicilio, situación que según el funcionario se subsanó. “El punto crítico fue para los ciudadanos que cambiaron domicilio a otro municipio o departamento, por eso a muchos se les asignó un lugar diferente, pero la mayoría de los casos reportados fueron subsanados”, dijo.

Noticia Relacionada: Falta de transparencia y politización salpican proceso de identificación en Honduras

La politización parece que sigue siendo la amenaza en los nuevos comicios y eso lo denuncia Salvador Nasralla, candidato a la presidencia por el partido Salvador de Honduras, quien asegura que lo que ocurre es que el RNP está politizado, porque son tres partidos tradicionales los que tienen el control. “Está politizado, el RNP es dirigido por un representante de cada uno de los tres partidos tradicionales Nacional, Liberal y Libre, pero los tres controlados por una fuerza superior que es Juan Orlando Hernández que es quien les dice lo que tienen que hacer. Honduras es el único país del mundo donde algo tan importante como la identidad es emitida y la gente es enrolada por un ente de políticos”, cuestiona el político.

Entonces no hay confianza en el censo, ni en la nueva identidad, ni la ley electoral, aseguran varios analistas, que temen un nuevo manoseo que impida que las elecciones sean transparentes porque pese a que se esperaba que el PNUD diera visos de transparencia en el nuevo proceso, y fuera un ente supervisor, Nasralla dice que se convirtió en un cómplice de un negocio de 71 millones de dólares que salió mal.

“Lo he venido denunciando desde hace un año y medio. Al principio se cayó la adjudicación que hicieron a unas empresas, después la hicieron a un consorcio y todo ha sido en secreto pudiéndose hacer la identidad en Honduras la están haciendo en Polonia”, dijo el candidato.

LAS FALSAS EXPECTATIVAS DEL CENSO

 Cuando se anunció un nuevo censo depurado, en base cero, se pensó que, por fin, los hondureños acudirían a las urnas con un sistema ideal para evitar, por ejemplo, que los muertos votaran. Pero cuando el 1 de diciembre del 2020, el RNP entregó la base registral de los ciudadanos enrolados en todo el país al CNE, todo se tradujo en frustración. “Las expectativas que hizo el RNP y CNE, fue un censo nuevo, base cero desde su concepción hasta su realización, pero, no fue real, todo quedó en un ideal. Se negó cuál era el principio para conformar el censo”, dijo el exmagistrado del desaparecido Tribunal Supremo Electoral (TSE), Dennis Gómez.

La Ley electoral vigente establece que el censo electoral comienza a conformarse y actualizarse inmediatamente después de las elecciones generales, esto entonces debió iniciar desde noviembre del 2017, pero no fue así.

El producto que tienen los hondureños es un censo que ha presentado irregularidades y que, según expertos, no necesariamente el RNP se encargó de depurar. “Estamos a pocas horas para ir a elecciones primarias. La población irá con dos tarjetas de identidad, la que le llaman la blanca, o sea la actual, que llegará al final de vigencia el 31 de mayo”, dijo Gómez.

Pero ante todos los obstáculos presentados con el censo, el escenario que predicen es que la depuración esperada del censo en su base no se depuró. “La base de datos del proyecto Identifícate no estará depurada y menos ahora que existen personas que han muerto en la pandemia y no se han registrado. El trabajo no ha sido realizado completamente y es un proceso en el que al menos hay unas 16 inconsistencias identificadas tanto por Naciones Unidas como por el mismo RNP”, refirió el exmagistrado.

Dentro de las inconsistencias detectadas está la usurpación o sustitución de tarjetas de identidad, en las que se reporta duplicidad con nombres diferentes. Muertos o migrantes que aparecerán votando porque según denuncias, no está totalmente limpia la base de datos y esto genera dudas porque si votan los muertos quién entonces colocó las huellas. Otro problema es el domicilio de votantes, que no es corroborado, porque basta con presentar un recibo de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica para acreditar el lugar, pero no hay seguridad que las personas radiquen en el punto indicado.

En diciembre del 2020, Mario Pérez, secretario del Congreso Nacional, dijo que las personas tenían derecho a elegir a dónde quieren votar, en vista que a muchos se les cambió de centro de votación porque se les colocó el lugar donde se enroló y no dónde con anterioridad ejercía el voto. Pero esta iniciativa de Pérez no pasó y cada hondureño deberá votar en el lugar donde el censo electoral acredita como habilitado para votar. Se exceptúa de esta determinación a los electores que presentan inconsistencias en los partidos Liberal y Libre.

Otras inconsistencias que se han detectado son los nombres mal escritos en la base de datos a los que piden que las autoridades deben dar la atención debida. “El nuevo censo no es garantía aún de un proceso transparente, porque el proceso de enrolamiento ha estado cooptado por tres partidos políticos, especialmente por el Partido Nacional. Es un enrolamiento que ha generado desconfianza por las empresas que han contratado para imprimir estas identidades”, manifestó David Reyes, diputado del Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD), por Choluteca.

¿Olor a nuevo fraude?

Las denuncias de fraude son comunes y lamentablemente ahora los partidos no pierden porque les ganaron, sino porque hicieron fraude. “Hay mucha denuncia, pero poca prueba y por supuesto que los electores habilitados y que estamos con vida tenemos derecho a elegir y ser electos, pero la duda está en la disfuncionalidad que todos dicen que siguen votando los muertos. Ese subregistro de defunciones es un problema en el país, se ha bajado brechas, pero aún no es lo ideal”, apuntó Dennis Gómez.

Pero también preocupa que se va a ir a elecciones internas con la nueva y vieja tarjeta de identidad y otro punto que deja más dudas es la tradicional práctica de los cambios en los centros de votación. “Los cambios para los centros de votación es un proceso viciado porque los alcaldes tienen el control de las personas que andan enrolando y hacen los traslados conforme a los intereses de ellos”, dijo el diputado Reyes.

Según denunció Reyes, se tiene información que, en los municipios de Concepción de María y El Triunfo en el departamento de Choluteca, que son municipios fronterizos con Nicaragua, así como los departamentos fronterizos en el Occidente con El Salvador, se están trasladando personas. “Muchos alcaldes tienen la posibilidad de nacionalizar o darle identidad a personas que están al otro lado de la frontera y que para las elecciones les pagan para que vengan a votar por ellas y ese es un proceso viciado”, denunció el congresista.

La única manera de combatir el fraude, aseguran los líderes políticos, es salir a votar masivamente, que la población fiscalice y que esté atenta a los escrutinios en cada poblado.

PIDEN AUDITORÍA INTERNACIONAL

Tras las elecciones primarias, los partidos políticos piden una auditoría internacional con el afán de buscar las deficiencias detectadas y que no se repitan en el proceso general previsto para noviembre. “Es una auditoría con un énfasis más técnico y no político para tener un censo mejor depurado, si no se hace esa depuración partiremos con una condición negativa al proceso general”, apuntó Gómez.

Transparentar el proceso es una prioridad, es la exigencia de los hondureños, por lo que el censo es un punto clave. No se concretó que se depurara, no es el censo que se prometió. “Un censo lo mejor depurado es una condición internacional cuando una elección es democrática y auténtica” dijo el exmagistrado.

Hubo un compromiso en diciembre, cuando en una de las propuestas planteadas al PNUD por el Partido Salvador de Honduras, había un compromiso de aceptar la propuesta de una auditoría internacional, pero la están retrasando, le están dando largas. “Lo que quieren hacer es ganar tiempo como si fueran parte interesada y nos dijeron en diciembre, después que la presentamos el 2 de diciembre, después que a finales de febrero. Sin embargo, piensan empezar a entregar identidades ahora y paralelamente dicen que van a usar la identidad para las elecciones primarias, lo cual es una arbitrariedad”, reprochó Nasralla.

Si no hay auditoría internacional, algunos candidatos opinan que no hay garantía de transparencia para nada, ni en el PNUD ni en ningún otro organismo internacional. “El PNUD es cómplice y culpable porque estaban advertidos de los errores que estaban cometiendo desde hace un año y no cumplieron con cambiar las cosas”, señaló Salvador Nasralla.

¿CÉDULA NUEVA O CÉDULA VIEJA?

A pocas horas los militantes de los tres partidos mayoritarios irán a un proceso electoral primario e interno y se permitirá que los votantes acudan con una de las dos cédulas, la vieja o la nueva.

Para confiar en el proceso electoral, los candidatos opinan que se necesita primero, que no se vote con la identidad vieja y nueva, porque tácitamente al votar con la vieja, quiere decir que se va a hacer con el censo viejo y ese censo viejo aseguran que está lleno de muertos y de personas que viven en Estados Unidos y no han regresado en 30 años. “El censo está lleno de muertos de los últimos 20 años porque la ley les impide borrarlos. Entonces la votación tanto en primarias como en generales tiene que hacerse con la identidad actual, puesto que la nueva es claramente un desfalco, un robo contra el Estado y no sirve, no da ninguna seguridad” expuso Salvador Nasralla.

Si el nuevo censo generaba desconfianza en el proceso ahora lo es más con la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE), que oficializó en el mes de enero de este año que no habrá Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), en las elecciones primarias.

“No da ninguna confiabilidad este proceso electoral porque dicen que no habrá TREP, y aunque alegan que solo será para las elecciones primarias, los tres partidos minoritarios que en eso se han convertido liberales, nacionalistas y Libre, están de acuerdo en que no haya TREP, porque están ensayando las argucias que implementarán en las elecciones generales y van a decir funcionó y al no tener TREP en las primarias no vamos a tener TREP en las generales, es la forma como actúan estos delincuentes”, dijo el candidato del Partido Salvador de Honduras.

Si las elecciones primarias apuntan a una competencia dura, las generales serán de mucha más descalificación, trabas, trampas y eso, dicen expertos, se va a ir incrementando a medida se llegue a noviembre.

FALTA DE LIDERAZGO Y ANTIVALORES PREDOMINAN

 

“Las reformas electorales son cosméticas, vamos al proceso electoral con las mismas reglas, con la misma ley nada más que con distinta pasta”, dijo el diputado David Reyes, quien considera que la nueva ley electoral fue más bulla, porque con los cambios que se hicieron solo se hubiera necesitado una sesión y una sola reforma. “Este proceso no devuelve la confianza y credibilidad que necesitamos los hondureños”, continuó diciendo Reyes.

Esto lo comparte también Nasralla quien dijo a Criterio.hn que tampoco hay credibilidad en el proceso si pretenden meter una nueva ley electoral. “Únicamente persiguen que Salvador Nasralla no tenga representantes en las mesas electorales. Yo exijo que continuemos con la ley electoral actual, la nueva no presenta ninguna ventaja, lo único que hace es eliminar a mi partido los representantes de las mesas electorales”.

Otro factor que impera en el proceso electoral es la crisis de valores y la falta de liderazgo. Además de la situación de pobreza, hambre y poca educación y no solamente en los bajos estratos económicos de la población, sino de las mismas élites, que son analfabetas hablando democráticamente, por lo que el tema de los antivalores debe ser resaltado en los procesos electorales de Honduras, señalan analistas.

“Esto tiene raíces en la pobreza y falta de educación cívica, la pobreza hace que un candidato pueda gastar hasta 540 millones de lempiras y tome dinero caliente de donde venga y ve para otro lado para no saber de dónde llega el dinero de su campaña”, dice el analista Raúl Pineda Alvarado.

El analista asegura que el país cambiará cuando tenga una campaña electoral corta y barata y con fondos limpios. “Cuando entendamos que los intereses del crimen organizado destruyen la institucionalidad y los valores, vamos a tener candidatos sin contaminación ni bajo sospecha”, manifestó Pineda.

También lea: ¿Seguirá el narcotráfico y la corrupción financiando las campañas políticas en Honduras?

Los últimos presidentes de Honduras han sido mencionados en las Cortes de Estados Unidos, Porfirio Lobo, Manuel Zelaya Rosales y Juan Hernández, por recibir dinero del crimen organizado. Lo mismo ha pasado en otros países de América Latina y esto refleja un modelo democrático disfuncional orientado más a ganar a cualquier costo que a ganar para servir y esto pone el aparato estatal al servicio del narcotráfico que ahora no solo es un poder económico, sino también político.

Insurrección bajo aire acondicionado

Cuando la vida es un martirio

Por: Óscar Miguel Marroquín

Mientras unos luchan a brazo partido en las calles contra la dictadura, bajo el riesgo de ser asesinado, desaparecidos, torturados o heridos, otros prefieren hacerlo bajo confortables condiciones propias de una buena oficina, y naturalmente sin ningún riesgo de ser reprimidos o asesinados por el régimen dictatorial.

Realmente no creo que se pueda llevar a cabo una insurrección bajo la sombra y con buen aire acondicionado, sostengo esta apreciación porque desde hace muchas semanas atrás Manuel Zelaya principal dirigente del partido Libertad y Refundación LIBRE, sostiene que sus muchachos (diputados y diputadas) se han insurreccionado en el Congreso Nacional, naturalmente que dicha insurrección no solo se lleva a cabo con buen café y bien climatizada, sino además, con un horario puntual, cabe destacar que los sábados y domingos el combate insurreccional sufre una pequeña tregua.

Mientras en las calles de todo el país, maestros, médicos, estudiantes, campesinos, y otros sectores de la sociedad, enfrentan al verdadero enemigo del pueblo, el ejército; claro que en la verdadera insurrección de las calles, la lucha es real, es de vida o muerte, las barricadas se construyen no con cartelitos y silbatos, sino con todo lo que la población encuentra a su paso con el fin de hacer sentir su descontento ante las nefastas políticas neoliberales, con las cuales el dictador de Juan Orlando Hernández pretende privatizar los servicios de salud y educación.

Nota relacionada Partido Libre y su bancada se declaran en insurrección

Me parece bastante impropio que el expresidente Zelaya abrogue para sus ahijados el calificativo de INSURRECTOS, dado que existe una diferencia abismal entre los que se enfrentan en las calles a la dictadura y su maquinaria asesina (el ejército) y los que sin riesgo de ningún tipo hacen de cuando en vez, y de vez en cuando una pequeña guachafita, y a eso le llaman insurrección.

Creo sin lugar a equivocarme que, la verdadera insurrección para detener la privatización de la salud y la educación, es la que se está llevando a cabo todos los días en las calles; si el señor Zelaya quiere calificar a sus muchachos de insurrectos, pues debería, sin pensarlo mucho, pedirles que salgan de la sombra del Congreso Nacional y que se coloquen al frente de las tomas y barricadas a enfrentar el peligro, de la misma manera como lo hace el pueblo hondureño.

Particularmente creo que, las cosas hay que llamarlas por su verdadero nombre, por lo que me parece que, en Honduras, si hay una verdadera insurrección y, esa es la que está llevando acabo el pueblo en las calles, sin treguas de ninguna naturaleza, sin negociaciones turbias, sin el objetivo de ir a nuevas elecciones y participar de un nuevo circo electoral.

El traje de insurrectos creo que les queda muy grande a los diputados de LBRE.

No quiero ni puedo imaginarme a los revolucionarios Ernesto Guevara de la Cerna y a Fidel Castro Ruz insurreccionados desde un confortable aire acondicionado, ellos tumbaron al dictador Fulgencio Batista, colocándose al frente de una verdadera insurrección.

Los comandos insurreccionales y caperucita roja

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

Eso de los comandos insurreccionales parece más un cuento de antaño que una cosa real; llegado el día 27 de enero del año en curso había una enorme expectativa sobre los posibles acontecimientos que se llevarían a cabo con motivo del primer año de la fraudulenta llegada a la presidencia por parte de Juan Hernández, sin embargo, lo que vimos es un motón de policías en las calles sin nadie a quien reprimir, seguramente porque los comandos de Manuel Zelaya prefirieron quedarse en casa enajenándose con el futbol español u hondureño que para el caso es lo mismo.

Unas pocas horas luego de esta desteñída acción de los comandos insurreccionales, Manuel Zelaya declaró que las acciones planificadas habían sido todo un éxito, nada, absolutamente nada dijo sobre la escasísima participación de los comandos insurreccionales en las calles y, prefirió actuar como buen político; sobre esta pírrica acción “insurreccional” hay mucha tela que cortar, pongamos pues manos a la obra.

Si el Partido Libertad y Refundación LIBRE llamó a repudiar el primer año de la dictadura de Juan Hernández, y lo que se vio en las calles fue una escasa participación social y también militante, entonces bien se puede inferir en primer lugar que, seguramente la invitación no despertó el interés en la gente por salir a las calles para repudiar la dictadura, de ser así, no cabe duda de que LIBRE ha perdido capacidad de convocatoria social y hasta militante; de este nuevo fracaso insurreccional seguramente los dirigentes de este partido también responsabilizaran a Salvador Nasralla. Pero también se puede inferir que las REFORMAS ELECTORALES no fueron gratuitas, aquí seguramente se cumple aquello de “no hay almuerzo gratis”.

Unos cuantos días después estalla la bomba política en LIBRE, la tan traída y llevada insurrección queda en medio del camino, pues en adelante y aunque faltan tres largos años ya los insurrectos quieren meterse de lleno en el tema electorero; el fuera JOH ahora será una consigna política más, al igual que lo de las caravanas, la corrupción, el narcotráfico, la pobreza, los presos políticos, todo esto formará parte del show propagandístico electorero y por el cual dicho sea de paso recibirán una enorme tajada del erario, tajada que por supuesto se repartirán los comandantes al final de la función.

Mientras tanto, miles de hondureños y hondureñas huyen desesperanzados de la tierra que un día los vio nacer. Ellos y ellas ya no creen más en promesas cercanas ni lejanas, vengan de donde vengan, no creen en la fantasía insurreccional, no quieren ser comandos insurreccionales, saben perfectamente que todo esto es pura farsa, saben que la insurrección no es posible si la misma fuera dirigida por politiqueros, que a cambio de migajas se olvidan de quienes entregaron su vida creyendo en una causa justa.

En adelante pues, el espectáculo queda abierto, tres largos años de función sin límites esperan a la sociedad.

Una variada programación se avecina, por ejemplo, Porfirio Lobo Sosa continuará con su espectáculo de “Mi Rosa” y otros agregados; las Fuerzas Armadas también tendrán una enorme participación, su payaso, general Romeo Vásquez Velásquez tiene un enorme repertorio para la función circense desde aquel golpe de Estado del Partido Liberal contra el Partido Liberal, de vez en cuando habrá variación en el espectáculo, Roberto Micheletti aparecerá como domador de leones, Elvin Santos como el mago de las carreteras, en fin esto promete ser muy divertido.

Las espeluznantes masacres a lo largo y ancho de todo el país también formarán parte de la función, pues todos los políticos aparecerán en los tradicionales canales de televisión con rostro compungido argumentando que sienten enorme pesar por tal o cual masacre, agregando que de llegar al poder la violencia social desaparecerá ipso facto, y no faltará por supuesto la famosa frase “todo esto lo haremos con la voluntad de Dios”.

Y a propósito de religión,  los pastores de las ovejas descarriadas, así como también el sacrosanto Cardenal Rodríguez Maradiaga, tendrán su propio espacio en el circo electoral, naturalmente que todos ellos afirmando desde el pulpito de una iglesia que,  los electores tendrán que razonar muy bien su voto, es decir, elegir entre los políticos que son hijos Dios y los que son hijos del Diablo, para que Honduras no caiga en tinieblas y siga siendo neoliberal, pues esta es la voluntad divina del todo poderoso capitalismo voraz y criminal.

Por si todo esto fuera poco, también habrá NUEVA RUTA, ruego a los lectores no ser mal pensados, pues lo escribí correctamente: RUTA, ya que en Honduras más que necesitar escuelas y hospitales, necesitamos nuevos partidos políticos, aunque estos sirvan solamente para mentir y robar.

Y colorín colorado, la insurrección se ha olvidado.   

Goodbye insurrección

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

Sin dejar una carta de despedida la tan famosa y mencionada insurrección se marchó con rumbo desconocido, nadie vio nada, nadie escucho rumor alguno de su partida, esta se marchó en completo silencio, algo así como en clandestinidad total, con mucho sigilo arrió sus banderas de lucha, ¿Qué la llevo a sucumbir de esta manera? Quizá nunca lo sabremos, quizá tampoco esto quedará escrito en los tomos de la historia por arte y magia de la corrupción y la impunidad de quienes así mismos se hacen llamar liberales, nacionalistas e incluso izquierdistas.

Ahí quedó a la vera del camino, sollozando y con la mirada perdida aquel viejo amigo llamado pueblo, tantas y tantas veces engañado, utilizado, vilipendiado, encarcelado, perseguido, torturado, y otras tantas veces explotado al más no poder por el rapante y asesino modelo económico neoliberal; solo y taciturno pues, queda el pobre pueblo esperando por si algún día regresa su legítima esposa constitucional llamada insurrección.

Entre tanto la Honduras de los pobres ya está por amanecer con nuevos empleados públicos y sus respectivos jugosos salarios, de la noche a la mañana estos nuevos funcionarios abandonarán su calidad de harapientos y pasarán a lucir preciosos trajes de lujo, quizá como para ir de la mano con la estética exigida por el neoliberalismo, en otras palabras, izquierdistas arropados con finísimos trajes de casimir inglés, viajando por algunas partes del mundo y comiendo en hoteles de cinco estrellas, todo esto en representación de la democracia.

Por los cuatro vientos han gritado que no hay negociación alguna, ni mucho menos arreglos bajo la mesa, que todo ha sido transparente, en fin, las mismas argucias de siempre, los mismos argumentos, esto por no decir las mismas patrañas políticas de toda la vida, en el intento por esconder lo que no pueden, sin embargo, ellos seguirán haciendo todo esfuerzo posible porque el telón no devele la verdad que hay detrás.

Ahora cuando al dictador le quedan solamente tres años de vida mejor en la silla presidencial, ya suenan los mismos tambores en lo que a politiquería barata respecta, a punto estamos de escuchar exactamente lo mismo de hace un siglo: “nosotros somos los buenos, aquellos son los malos”  “nosotros luchamos por el pueblo, aquellos están contra el pueblo” “ si votás por mí la pobreza terminará”; y así de esa manera comenzaremos a escuchar las mismos discursos cargados de consignas, baya si tenía razón Gilles Deleuze, cuando dijo cargados de consignas, dijo cargados de mentiras fabricadas con el ánimo de engañar al mismo de siempre: AL PUEBLO.

Nota Relacionada A 1 año de dictadura: insurrección permanente

La ética y moral que cobija a los nacionalistas, liberales e izquierdistas es MADE IN cloaca, por eso apesta, y toda esa pestilencia perdurará mientras esta sociedad, o por lo menos lo que queda de ella (Alain Touraine: el fin de la sociedad), no comprenda que la democracia no está en manos de los politiqueros de ayer y de ahora, hasta que hasta que la sociedad no comprenda que el soberano no es el bonachón que se transporta bien seguro en lujosas y blindadas caminatas, esto seguirá así por los siglos de los siglos.

Por ahora lo que nos queda es el sollozo de habernos dado cuenta que la insurrección se fue, quien sabe si para siempre. ahhh, pero eso sí: YA TENEMOS REFORMAS ELECTORALES.

 

Y ahora… ¿cuál es la ruta?

Por: Tomás Andino

A raíz de la publicación de mi artículo “Reformas Electorales: De la oposición a la colaboración con la dictadura” (27/1/19), algunos amigos y camaradas han interpretado que yo me opongo a que LIBRE tenga representante ante el TSE o en el nuevo CNE. Por eso me veo en la necesidad de exponer aquí algunas de mis ideas más amplia y claramente.

NO ACTUEMOS COMO SI HUBIERA DEMOCRACIA… HAY DICTADURA

No soy contrario a que un partido como LIBRE, que se ha ganado a pulso ser la fuerza política más importante del país, tenga representación ante un organismo que administre un proceso electoral democrático. De hecho, antes de las elecciones de noviembre de 2017 defendí en mis intervenciones ese derecho que les asiste. Ese no es mi punto. Mi punto es que ya no hay democracia electoral en Honduras y por tanto no hay que actuar como si la hubiera.  

Después de lo que pasó en esas elecciones, cuando vimos a este régimen dispuesto a matar para sostenerse en el poder, no hay elección que valga. Van ya dos intentos de sacarlo por esa vía, el primero en 2013 y el segundo en 2017, al costo de medio centenar de muertos, y podremos hacer otros dos o tres intentos más, pero así no lo vamos a lograr. ¿Cuántos muertos más necesitamos para que nos caiga el veinte?

Mientras ellos puedan manipular las cosas a manera que siempre “ganen” y dejen a la oposición con una minoría conveniente para aparentar democracia, no valdrá la pena seguir prestándose a su juego. No hay que ser más papistas que el Papa. Véase, por ejemplo, lo que pasa en el Congreso. LIBRE cuenta con más de 30 diputados, y ¿de qué ha servido? Los cachos aprueban las leyes que quieren y se ríen de nosotros; los diputados opositores solo pueden patalear. Lo mismo pasará en el CNJ y el TJE que se aprobó con las reformas electorales.

Que nos quede claro de una vez: Mientras JOH este en el poder, ni LIBRE ni ningún otro partido de oposición que le dispute seriamente la conducción del país, tendrá oportunidad de llegar al gobierno y tener las cuotas proporcionales de poder que merece. Para recuperar esa posibilidad, es decir, para recuperar la poca democracia que había, JOH debe salir del poder. Sacarlo es la condición necesaria primordial. Mientras ese siniestro personaje se mantenga ahí, cualquier aparente logro, por progresivo que se pinte, en realidad solo servirá para consolidarlo más en el gobierno.

La oligarquía primero dará otro Golpe de Estado antes que entregar el poder electoralmente. Se ha organizado, de la mano de los militares y los gringos, para quedarse varias décadas ahí, hasta que desmantelen este país. Quien no haya despertado a esa realidad, no ha aprendido nada desde 2009, y estará condenado a repetir una y otra vez la misma historia.

NO SEGUIR HACIENDO MÁS DE LO MISMO

Ante una dictadura de ese tipo, estamos en otro nivel de la lucha y no podemos seguir con las prácticas del pasado. No se puede seguir viendo el cargo presidencial y las butacas del Congreso como las metas de la actividad política. Estas lo serian en una democracia real, que no existe aquí. Hoy día en Honduras las verdaderas metas deberían ser:

Primero, SACAR A JOH y, junto a él, toda la pandilla de funcionarios, diputíteres y magistrados que le son fieles.

Segundo, la instalación de un GOBIERNO PROVISIONAL integrado por todas las fuerzas que participen de verdad en la lucha contra la dictadura y tengan un amplio nivel de convocatoria.

Y tercero, la convocatoria a una ASAMBLEA CONSTITUYENTE ORIGINARIA, que organice el país que necesitamos.

Así que olvidémonos de asistir ingenuamente al próximo proceso electoral, como si nada hubiera pasado. EL grupo criminal que se ha enquistado en el poder no llegó ahí para salir con votos.

INSURRECCION SI, PERO EN SERIO

El escenario principal de la actividad política debe ser la calle, no las urnas. No podemos seguir viendo la actividad electoral como el medio principal para tomar el poder. La historia ha probado que regímenes dictatoriales de este tipo solo pueden ser derribados por insurrecciones en las que se involucre el Pueblo masivamente. Al poder le entra pánico cada vez que miles de personas se posicionan en las calles, se toman empresas o entidades del Estado. Por eso el régimen nos reprime cuando las tomamos, no porque piense en la circulación de las personas o en el buen funcionamiento de las cosas, sino porque percibe que le disputamos el poder de esa forma.

En la medida de lo posible las actividades deben ser contundentes, fuertes, no simples banderillazos, como si de una campaña electoral se tratara. Por eso, no tiene sentido hacer “paros” un día domingo. Se para la economía de los capitalistas o no tiene chiste. Todo debe conducir finalmente a la estrategia principal que no puede ser otra que el Paro Nacional Insurreccional con autodefensa, que realmente paralice el país. No hay gobierno que resista un paro total indefinido.

Debemos tener claro también que derribar una dictadura nunca puede ser logrado con esfuerzos separados. La unidad en la lucha es crucial. Unidos somos fuertes, divididos somos débiles. Ni siquiera LIBRE, que tiene una importante capacidad de convocatoria, puede por sí solo sacar al dictador; de igual forma la Convergencia contra el Continuismo tampoco podría aisladamente. Juntos estos movimientos haríamos un río incontenible que a la larga puede derrotar al tirano.

No se puede estar jugando a la insurrección. O se hace bien o se hace bien. La seguridad es primordial. Cómo enfrentamos a un gobierno criminal, dispuesto a matarnos, las acciones de masas deben contar con autodefensa, con todos los medios que sean necesarios. En tal sentido, es inaudito que los Comandos insurreccionales se exhiban públicamente y no tengan medios de autodefensa porque serán presa fácil de los cuerpos represivos.

Una insurrección de ese tipo no se improvisa y no se logra de la noche a la mañana. Para su triunfo es indispensable que las grandes masas de la población afectada por el régimen, se incorporen a la misma; y eso requiere un proceso que puede darse en etapas, en el que se usen todos los medios posibles y se aprovechen todas las oportunidades que nos presenta la realidad.

Hacia esas metas debemos orientar todo lo que hagamos. Cualquier acción o decisión que nos distraiga de eso, retrasa el cambio que necesita el país. Por eso debemos preguntarnos: Las decisiones que están tomando nuestros dirigentes ¿nos ayudan a avanzar en esa ruta o nos atrasan? Juzgue Usted.

Reformas electorales: de la oposición a la colaboración con la dictadura

Por: Tomas Andino Mencía

Tremendo alboroto se ha armado por el acuerdo político de las cúpulas de los partidos Nacional, Liberal y LIBRE en torno a las reformas electorales; y no es para menos pues este acuerdo tiene implicaciones funestas para el futuro del movimiento contra la dictadura de JOH.

El acuerdo ha sido justificado por sus defensores, incluido el mismo Mel, con cuatro argumentos principales: 1) LIBRE tiene derecho a tener representante ante el futuro Consejo Nacional Electoral (CNE) y Tribunal de Justicia Electoral (TJE), los órganos que serán creados gracias a esas reformas, además de integrar el RNP con reformas a su Ley orgánica. 2) No hay otra manera de lograr que LIBRE tenga representación en esos organismos que no sea llegar a un acuerdo con los cachurecos porque ellos tienen control del Congreso. 3) La presidencia de esos órganos será rotativa cada 5 años por lo que LIBRE en algún momento tendrá acceso a ese puesto. 4) el Pueblo no tiene capacidad de sacar a JOH de otra forma que no sea con votos. Adicionalmente, nos venden como positivo que los temas de la reelección y la segunda vuelta serán sometidos a plebiscito, porque así será respetada la voluntad popular, dicen.

USAR LA LÓGICA POLÍTICA

Usemos la lógica política para empezar:

Tener un solo representante de nada le sirve a la oposición porque estará en minoría frente a la alianza del bipartidismo, así como actualmente está en minoría en el Congreso Nacional, razón por la cual la mayoría mecánica PN y PL bloquea sus iniciativas. Para creerles tendrían que demostrarnos como es que LIBRE piensa romper la alianza cachureca-liberal que han sostenido por décadas.

Nota relacionada Nacionalistas, libres y liberales logran acuerdos parciales sobre reformas electorales

Asumiendo que se logra el milagro de romper la alianza bipartidista y se convence al lado oscuro del Partido Liberal de que lo que más le conviene es hacer dupla con LIBRE contra el Partido Nacional, está el problema de que las resoluciones y fallos del TJE, a petición de parte, podrán quedar sin efecto por sentencia de la Corte Suprema de Justicia, ya que la Constitución tiene a este como tribunal de alzada. ¿Y en manos de quien creen que esta la Corte (por cierto, recién electa en 2016 y que vacará en sus funciones en 2023)? En manos del Partido Nacional.

El argumento de la rotación de la Presidencia en esos órganos, es un mal consuelo. Suponiendo que cachurecos y liberales respetaran el ciclo, es de suponer que el Partido Nacional y el Liberal no serán tan ingenuos de darle tan importante cargo cuando toque un año electoral, si acaso se lo ceden, pues desde ya el bipartidismo ha expresado resistencia en este punto. Con suerte, a LIBRE le toque una Presidencia antes de diez años, si los otros partidos se ponen de acuerdo en darle la cola por turno.

Pero seamos más optimistas y sonemos por un momento que los magistrados cachurecos en la Corte Suprema de Justicia le darán la razón a LIBRE y votarán contra su propio partido. En ese caso, ¿creen que el Partido Nacional estaría dispuesto a ceder el poder sin utilizar el mecanismo último que tiene todo estado burgués para no perder el control de su Estado, los militares? La oligarquía siempre tiene la opción del Golpe de Estado si ve peligrar su hegemonía política.  En el 2009 demostraron que son capaces de hacerlo. Si lo sabemos, ¿por qué se deposita tanta confianza en ellos? ¿Para qué dar semejante rodeo para terminar en lo mismo de 2009?

En cuanto al plebiscito y el referéndum, la Ley Especial que regula esos mecanismos de consulta, está diseñada para que quien tiene el poder defina todo: desde la pregunta, los extremos de las respuestas, hasta el control de la consulta misma. ¿A quién en su sano juicio se le ocurriría confiar en la imparcialidad de un CNE mayoritariamente en manos del bipartidismo? Y lo mismo ocurre en el RNP, la mayoría de sus funcionarios y el poder de decisión, lo reservaran para ellos los partidos tradicionales. La “vigilancia” de la OEA y la UE no es ninguna carta de garantía, ya que obedecen a la agenda políticas de Estados Unidos, como lo evidencio la pasada coyuntura electoral.

Las probabilidades de que estos escenarios fantásticos se hagan realidad para garantizar imparcialidad y respeto a la voluntad popular, son insignificantes o casi nulas. Creerlo va contra toda la experiencia histórica y el conocimiento que se tiene del bipartidismo, y es pecar de una cándida ingenuidad, o de una acción consciente. En el mundo real, lo más probable es que el bipartidismo haga caer a LIBRE en una trampa que lo condenara a nuevas derrotas electorales. No se requiere tener un doctorado en Ciencias Políticas para preverlo. Ya ocurrió en 2013 y 2017, y de seguir así, seguirá ocurriendo.

DE LA OPOSICIÓN AL OPORTUNISMO

Aparte que la lógica política nos dice que no es una buena decisión confiar en delincuentes políticos, hay tal vez otros temas más graves a considerar.

Desde el punto de vista estratégico, hacer una insurrección supone desconocer la legitimidad del dictador que se quiere sacar; también es incompatible con llegar a acuerdos de gobernabilidad con este, porque al hacerlo, se le da la estabilidad que necesita para seguir afectando al Pueblo. No es casual que al hablar de insurrección hagamos acopio del Artículo 3 constitucional, que considera al gobernante un “usurpador”. En esa línea, el acuerdo de LIBRE con el Partido Nacional y el Partido Liberal, equivale a renunciar al objetivo de sacar a JOH del poder durante los siguientes tres años, mediante una verdadera insurrección, y por consiguiente, a darle estabilidad en ese periodo. Siento decirlo, pero eso es oportunismo y una traición al Pueblo.

El argumento de que solo se puede sacar a JOH en elecciones seria verdadero si en Honduras hubiera un Estado de derecho, democrático, que respeta la independencia de poderes, los pesos y contrapesos, la alternabilidad en el poder y la libertad de expresión. Pero si somos serios al decir que estamos ante una dictadura, ese argumento es falso.

 En el caso de Honduras, la vía electoral ha demostrado ser la forma más inútil para sacar al dictador, en vista del control que este tiene del Estado. Si no, véase lo que paso en las elecciones de 2009, 2013 y 2017. En realidad, la forma más efectiva es basarse en la masiva movilización popular, e insurreccionar al Pueblo, saliéndose del juego del dictador, para lo cual es necesaria una estrategia de acumulación de fuerzas y aprovechar las oportunidades del contexto. Eso sí, con una dirigencia con las agallas y la determinación de ir hasta el final en el propósito para infundir confianza en la población.

Otro argumento falaz con el que justifican sus maromas conciliadoras con el régimen, es decir que tienen que hacerlo así porque el Pueblo no quiere salir a enfrentar a la policía y al ejército, ni a tomar las armas. Me gustaría que repitieran esa idea ante los cadáveres de casi 40 asesinados por la dictadura, ante los miles de heridos y golpeados; ante los presos políticos por insurreccionarse de verdad. La historia se ha encargado desmentir esa idea. ¿Quiénes semi paralizaron el país en noviembre de 2017, tomando centenares de tramos carreteros en los que se enfrentó de manera masivamente a una Policía Militar bien armada? No fueron marcianos, fue el valeroso Pueblo hondureño, en especial su juventud. De hecho, para diciembre de ese año, las masas enardecidas estaban haciendo retroceder a policías y militares, y comenzaban a pedir (y en algunos casos, a resolver) el tema del armamento para enfrentar la criminal represión del dictador.

Leer mas Reformas electorales son inconstitucionales y un engaño para el pueblo: René Adán Tomé

En realidad, durante el levantamiento popular de noviembre-diciembre 2017, las cosas ocurrieron al revés de cómo nos las pintan: ¿Quién le dijo al Pueblo que la insurrección popular debía ser “pacifica” y desautorizo responder con armas a la violencia gubernamental? ¿Quién dijo que debía hacerse un alto en la lucha cerca de la Navidad, cuando el gobierno estaba asfixiándose por el paro nacional, en su momento de mayor debilidad? Correcto, Mel Zelaya, el mismo que dijo que debíamos dejar las trincheras para ir a hacer nacatamales. ¿Quién dijo a la gente, viniendo de un viaje de Estados Unidos, que debían suspenderse las acciones de lucha “porque los gringos apoyan al gobierno” y que por eso “no hay nada que hacer”? Acerto: Salvador Nasralla. Por tanto, sería más honesto de parte de quienes critican la “falta de disposición del Pueblo”, que digan que quienes demostraron no tener esa disposición, es el liderazgo caudillezco de la oposición y no el Pueblo rebelde de Honduras.

El Pueblo da muestras de arrojo cuando percibe coherencia política y contundencia en sus líderes, de lo contrario se refugia en la desconfianza y la desesperanza, como ocurre actualmente. En buena medida, eso explica el éxodo que muchos hondureños decidieron hacer desde el año pasado.

El punto anterior nos lleva a un problema ético: se le está vendiendo al Pueblo la falsa idea de que los “Comandos Insurreccionales” son colectivos con los que se sacara a JOH mediante acciones de insurrección, cuando en realidad su cúpula está pensando en usarlos como una especie de Comandos de campaña en la calle, y a futuro, como Comandos de defensa del voto, de cara al proceso electoral de 2021. Más que preparar un verdadero levantamiento popular, los movimientos del líder de LIBRE apuntan a su posicionamiento como candidato, mediante asambleas, mítines, banderillazos, todos disfrazados de “insurrección”.

Lo peor es que a estas personas se les expone a la represión e, incluso, a perder la vida en acciones que tienen un fin distinto al proclamado, mientras, por otro lado, su liderazgo se sienta a dialogar con el dictador para llegar a acuerdos pacíficamente.  ¿Qué sentido tiene juramentar en público, ante las cámaras de los cuerpos de inteligencia, a los integrantes de los comandos insurreccionales, en un acto que no puedo calificar de otro modo que irresponsable? ¿Qué sentido tiene convocar a un paro un día domingo, cuando no afecta el sistema económico de la oligarquía? El único sentido que tiene es que no se piensa hacer ninguna insurrección real sino una campaña política.

Es un principio básico en toda negociación, que ambas partes ceden y a la vez ganan. ¿Qué gana el bipartidismo? Según la reforma, el Partido Nacional y el Liberal ganan estabilizando al régimen porque todo el descontento social existente, se pospone para ser canalizado al punto muerto de las elecciones, donde ellos tienen el control. Ganan porque, según el acuerdo, el tema de la reelección será sometido a plebiscito y en el mismo JOH tiene la oportunidad de “legalizar” sus pretensiones reeleccionistas sin necesidad de una Constituyente, contra lo cual ofrendaron su vida muchos compañeros y compañeras. Ganan porque al acercar al principal partido de oposición al bloque de poder, dividen a esta dándole más oportunidad de perpetuarse en el gobierno. Ganan porque al cerrar la representación del CNE, TJP y RNP a tres magistrados, miembros de los tres partidos mayoritarios, secuestran a estos organismos del control ciudadano, blindándose respecto a otras fuerzas políticas que podrían hacer contrapeso al oficialismo. Ganan porque al estabilizarse en el poder, evitaran ser vulnerables a las extradiciones, los juicios políticos, por su vinculación con el narcotráfico y la corrupción. Y en cuanto a perdidas, hasta ahora no he podido encontrarles ninguna.

¿Qué gana LIBRE?

Gana una representación decorativa en el futuro CNE, TJE y RNP, que estará maniatada ante la aplanadora chacureca liberal. Gana que se le permitirá contratar a unos cuantos centenares de burócratas como empleados de esos organismos. Gana Mel porque tendría la oportunidad de hacer campaña abierta a favor de la reelección. Y pare de contar. ¿Qué perdió? Perdió la oportunidad de ser un partido de vanguardia de la verdadera insurrección que sigue siendo una necesidad en el país, porque ahora se ha integrado a la gobernanza de la dictadura. Perdió credibilidad ante muchos de su misma base, que dieron el pellejo en la calle, luchando contra lo que ahora sus dirigentes permiten: la reelección.

En el balance, es claro que, con ese acuerdo, hay más ganancias para la dictadura y el bipartidismo y más pérdidas para la gente consecuente de LIBRE y de la oposición.

 Esto me trae al último punto ¿Por qué LIBRE se niega a integrar la Acción Ciudadana contra la Dictadura para dar más fuerza a la lucha contra JOH? He leído argumentos como; “Ahí están los golpistas y oportunistas”, “LIBRE es la verdadera oposición” o “Ese es un proyecto de la Embajada” y cosas por el estilo. Pero ¿acaso Mauricio Oliva y el lado oscuro del liberalismo, liderado por el tenebroso Carlos Flores Facusse, con quienes negocian y llegan a acuerdos políticos los dirigentes de LIBRE, son menos “golpistas y oportunistas”? Oliva y Carlos Flores son los perros de garra del régimen actual. Y en cuanto a la Embajada gringa: ¿A favor de quien se manifiesta la Encargada de Negocios Fulton cada vez que abre la boca: de JOH o de la oposición?

Comparto que muchos de los personajes de la Plataforma Ciudadana, son nefastos como tales, algunos de ellos golpistas, pero coinciden con nosotros en algo: por sus propios motivos, se oponen al dictador y se puede explotar esa contradicción principal, restándole aliados al enemigo. Al final las guerras se ganan debilitando al enemigo, todo depende del bando en el que uno se quiera colocar, con tal (y esto es una advertencia) que los sectores populares no renuncien nunca a sus propios planteamientos. Por otro lado, no puede negarse que en la ACD se encuentra la única coalición de organizaciones populares que ha hecho llamados a la movilización contra el neoliberalismo, contra la reelección y contra la dictadura por fuera de intereses partidarios: me refiero a la Convergencia contra el Continuismo. Por eso, negarse a unificar a todas las fuerzas de oposición contra la dictadura para hacer acciones de calle es un acto divisionista que le hace un gran favor al enemigo principal: JOH.  Eso se ve reflejado en la debilidad de los actos públicos que cada sector convoca por separado. Así que no les luce darse baños de pureza, cuando transan con lo más podrido del sistema político hondureño.

En conclusión, la dirigencia de LIBRE solo tiene dos opciones: O rompe con ese juego y apuesta verdaderamente a hacer una lucha unificada contra el dictador, o se une a su bloque de poder, conformándose con las migajas que le reserven por sus buenos servicios.

Reformas electorales están negociadas entre Nacionalistas, Libre y el lado oscuro de los liberales: Luis Zelaya

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn  

Tegucigalpa. – Al referirse a las reformas electorales que están por aprobarse en el Congreso Nacional no tiene mayores expectativas porque ya están negociadas y ya se tienen hasta los nombres de las personas que ocuparán los nuevos cargos dijo Luis Zelaya, presidente del Partido Liberal de Honduras.

Zelaya dijo que, “este arroz ya está cocido” y se hizo entre los nacionalistas, Libre y los seguidores del lado oscuro del Partido Liberal.

 Señaló que se quiso adecentar el partido y los que en un principio votaron por una planilla, 24 horas después lo hicieron por otra planilla.

Nota relacionada Si en los próximos días no hay reformas electorales vamos a llamar a la gente a las calles: Salvador Nasralla

Agregó que las reformas son cosméticas porque no hay una verdadera segunda vuelta y las reformas no son reales.

Adelantó que él ya tiene el documento de lo que van a establecer en la ley y hay varias cosas interesantes que el pueblo y los periodistas van a descubrir cuál era la verdadera intención de tener el control del Registro Nacional de las Personas (RNP).

Las reformas son cambiar los nombres de las personas, pasar de tres a cinco personas para darle oportunidad a otras fuerzas políticas, es parte de la negociación, señaló Zelaya.

Partido Libre convoca a movilizaciones a nivel nacional este 27 de enero

No hemos convocado a paro nacional ; eso es una interpretación incorrecta : El paro nacional decimos que hay que construirlo con los comandos insurreccionales durante el año 2019: El 27 convocamos a movilizaciones en diferentes partes del país: Manuel Zelaya Rosales

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –  El Partido Libertad y Refundación (Libre), aprobó esta noche una estrategia de lucha y entre sus acciones esta convocar a movilizaciones el próximo 27 de enero y un posible paro nacional con los comandos insurreccionales, señala un comunicado emitido luego de una reunión de sus autoridades.

La protesta nacional que convoca libre será durante el 27 de enero del presente año por medio del pueblo y los comandos insurreccionales.

Señalan que LIBRE nació en protesta en las calles contra el crimen del golpe de Estado y tras una década, la memoria de los valerosos hombres y mujeres que entregaron su vida defendiendo la justicia, el orden democrático y la Cuarta Urna se mantiene incólume en sus valores y principios, al igual que nuestro compromiso inclaudicable e irreductible de permanecer en la causa revolucionaria por la refundación de una Patria Independiente, Democrática y Socialista a través de una Asamblea Nacional Constituyente Originaria.

Nota relacionada Asamblea del Partido Libre acuerda paros progresivos hasta el gran paro nacional

Nadie debe Obediencia a un Gobierno Usurpador, el Pueblo tiene Derecho a la Insurrección en Defensa del Orden Constitucional y este 27 de enero de 2019, el Partido LIBRE se alza en protesta nacional, al cumplirse un año de La instalación fraudulenta e ilegal del dictador Juan Orlando Hernández.

Las acciones a ejecutar son las siguientes:

  1. Protesta Nacional: es la protesta que convoca libre el 27 de enero, con movilizaciones, plantones y asambleas no violentas, en barrios, aldeas y caseríos como primera acción del 2019, hacia el gran Paro Nacional durante el 2019.
  2. Protesta Nacional: en las calles y en el Congreso Nacional por las reformas electorales constitucionales y legales que les corresponde desde que se firmó el Acuerdo de Cartagena para su representación partidaria a nivel central, departamental y municipal, la segunda vuelta, el voto electrónico y ratificar la No reglamentación de la Sentencia Ilegal.
  3. Se aprueba el plan de lucha contra el golpe de Estado y los crímenes simultáneos y colaterales perpetrados por el régimen, así como el crimen del fraude electoral del 26 de noviembre de 2017, los asesinatos y violaciones a los derechos humanos, sus autores y participes. Se autoriza a la dirección de LIBRE para interponer las acciones legales coma quiénes omitan su deber de acusar por todos los delitos de orden público, cometidos por la dictadura instaurada a partir del rompimiento del orden constitucional.
  4. Convocar a Consulta Popular Partidaria el 28 de junio próximo, para preguntar a la militancia a nivel nacional 1) ¿Está o no de acuerdo con la salida de Juan Orlando Hernández?, 2) ¿Está de acuerdo con la Segunda Vuelta Electoral, 3)Está de acuerdo con la Convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, 4)Si las Fuerzas Armadas siguen reprimiendo al pueblo ¿Está de acuerdo con su existencia?, 5) ¿La Corte de Justicia debe liberar de inmediato a los presos políticos? y 6, ¿Usted cree que los asesinatos fueron ejecutados por las Fuerzas de Represión del Estado y Grupos Paramilitares?
  5. Se aprueba continuar la Organización de los Comandos Insurreccionales en todo el país hasta el Gran Paro Nacional para sacar al dictador.

*Criterio modificó la nota luego de las aclaraciones que el coordinador general de Libre, Manuel Zelaya Rosales hiciera a la redacción.

Partido Libre llama a la insurrección para pedir la salida inmediata de Juan Hernández del poder

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El partido Libertad y Refundación (Libre) en un comunicado emitido este miércoles, ha manifestado que hará valer la voluntad del pueblo en insurrrección para exigir la salida inmediata de Juan Hernández del poder.

Señalan que la acusación de un Fiscal Federal de los Estados Unidos por narcotráfico contra Juan Antonio  “Tony” Hernández, hermano y socio del usurpador de la Presidencia de la República Juan Orlando Hernández, revela ampliamente el nivel de putrefacción al que han llegado las cúpulas del bipartidismo, históricamente sometidas al dictado imperial.

Además de la confesión del señor Fernando Suárez de 282 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, para financiar las campañas del Partido Nacional y del Partido Liberal, que confirma la operación de la red criminal bipartidista bajo el liderazgo de Juan Orlando Hernández y su fallecida hermana Hilda Hernández, pone de manifiesto que la titularidad de las redes de corrupción opera desde dentro del Estado.

Y la declaración pública del Capitán de las Fuerzas Armadas Santos Rodríguez Orellana, quién acusa directamente al “hermano del hombre” Juan Antonio Hernández “Tony”, de utilizar dos helicópteros para transportar cientos de libras de cocaína, uno de los cuales fue interceptado en la zona de la Mosquitia, provocó su injusta baja deshonrosa por la cúpula de las fuerzas armadas, en franca colusión con Casa de Gobierno,  confirman que el Estado hondureño fue asaltado el 28 de junio de 2009, con el propósito de frustrar el desarrollo social.

Nota relacionada Partido Libre reitera que no creen ni en la firma ni en la palabra de JOH

Además, acusan al Partido Nacional y al Partido Liberal de restaurar un régimen autoritario, criminal y corrupto al servicio de la élite oligárquica y las transnacionales, mediante un modelo neoliberal que todo lo ha privatizado propagando la corrupción como metástasis de un cáncer sistémico con consecuencias catastróficas para la sociedad, el medio ambiente y la paz del pueblo hondureño.

Ante estos hechos criminales de dominio público dentro y fuera de Honduras el partido Libre llama al pueblo Hacer uso del derecho constitucional a la insurrección, para la salida inmediata y sin condiciones de Juan Orlando Hernández, aplicando el artículo 3 de la Constitución hasta establecer el orden democrático.
A continuar con el proceso de construcción de Unidad con el pueblo y las Fuerzas Políticas y Sociales, hasta sacar la dictadura y echar las bases de un orden democrático.
Y finalmente convoca  a toda su militancia a una movilización nacional permanente e indefinida hasta terminar con el régimen dictatorial.

Mike Pompeo y Heide Fulton mienten: Partido Libre

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.-El Partido Libertad y Refundación (Libre), llamó mentirosos y descarados al titular del Departamento de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo y a la embajadora por ley en Honduras Heide Fulton, porque ambos han acusado a ese instituto político de estar promoviendo y financiando las caravanas de migrantes hacia México y Estados Unidos.

En un comunicado emitido este domingo el coordinador de Libertad y Refundación, Manuel Zelaya Rosales señala que «mienten descaradamente acusando a la oposición de la grave crisis humanitaria que hoy viven los emigrantes de Honduras y utilizan esta tragedia para la propaganda política electoral republicana».

Acusan directamente a Mike Pompeo de haber  fungido como director de la nefasta CIA y señalan estar seguros que conoce la complicidad de la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton y el Comando Sur, en el Golpe de Estado Militar del año 2009, acto violento que destruyó la democracia y hundió al país en la miseria.

Libre señala a Pompeo y Fulton de avalar el monstruoso fraude electoral de noviembre 2017 y la violenta represión desatada contra los manifestantes, muchos de los cuales fueron asesinados, y otros, hoy son mantenidos como presos políticos, a sabiendas que es el propio Juan Orlando Hernández el responsable del saqueo del Estado.

Nota relacionada Migrantes están siendo engañados por líderes con fines políticos y criminales: Heide Fulton

Comunicado del Partido Libertad y Refundación LIBRE

 

EE.UU. es el principal culpable de la miseria del pueblo por el contubernio con la dictadura de Juan Orlando Hernández es inaceptable que maltraten y rechacen a seres humano que huyen de la muerte

A la opinión pública nacional e internacional planteamos nuestra indignada protesta en los términos siguientes:

  1. Rechazamos enfáticamente las insolentes declaraciones del Secretario de Estado Mike Pompeo divulgadas por la señora Heide Fulton, encargada de negocios de Estados Unidos en nuestro país, quienes mienten descaradamente acusando a la oposición de la grave crisis humanitaria que hoy viven los emigrantes de Honduras y utilizan esta tragedia para la propaganda política electoral republicana.
  2. El señor Mike Pompeo ha fungido como director de la nefasta CIA y estamos seguros conoce la complicidad de la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton y el Comando Sur, en el Golpe de Estado Militar del año 2009, acto violento que destruyó la democracia y hundió al país en la miseria, y que junto al régimen hondureño son señalados por la relación con paramilitares colombianos y la existencia de escuadrones de la muerte, causas de la trágica realidad que obliga la salida desesperada de miles de compatriotas buscando empleo, protección y refugio.
  3. Ustedes, junto a Donald Trump, avalaron el monstruoso fraude electoral de noviembre 2017 y la violenta represión desatada contra los manifestantes, muchos de los cuales fueron asesinados, y otros, hoy son mantenidos como presos políticos, a sabiendas que es el propio Juan Orlando Hernández el responsable del saqueo del Estado, del descalabro de la economía, de la violencia, la inseguridad y la impunidad, que, sin lugar a dudas, son las raíces profundas de la crisis que obliga a nuestros compatriotas a huir.
  4. Si los EEUU acostumbra a dar Golpes de Estado, e impone medidas económicas draconianas y dictaduras criminales en América Latina, es inaceptable que ahora maltraten y rechacen la gente que huye de la muerte y de un sistema de explotación grosero e inhumano, con el agravante que son las Fuerzas Armadas que ellos financian, los principales instrumentos de represión y persecución contra el pueblo y los emigrantes.
  5. Si el gobierno de Estados Unidos quiere encontrar soluciones verdaderas a la cadena interminable de tragedias, atraso y miseria que vive nuestra Patria, debe entender que el proceso de reconstrucción de la democracia hondureña no es negociable, deben cesar su política de injerencia y su complicidad con esta nefasta dictadura que hipócritamente vive de las remesas de los migrantes que ahora criminaliza.

 Tegucigalpa MDC 21 de octubre de 2018

 JOSE MANUEL ZELAYA ROSALES

COORDINADOR GENERAL