Ensayo clínico en Honduras: ¿solución o una burla en tiempos del Covid-19?

Ensayo clínico es una afreta contra el pueblo hondureño y una falta a la ética: Suyapa Figueroa, presidenta del Colegio Médico de Honduras.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Honduras servirá de ensayo clínico para la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la búsqueda de tratamientos para el coronavirus (Covid-19), mientras el sistema sanitario evidencia su colapso a 39 días de la propagación de la pandemia en su territorio.

También lea: Diez de cada cien contagiados por Covid-19 se están muriendo en Honduras

“Solidaridad” es el nombre que la OMS le ha atribuido al ensayo que ha sido celebrado por las autoridades hondureñas que desde ya han comenzado a hacer las pruebas en cinco hospitales con la aplicación de los medicamentos: remdesivir, cloroquina, lopinavir o lopinvir e interferon.

En declaraciones a medios de comunicación el científico hondureño, Marco Tulio Medina, quien forma parte del equipo que lidera el estudio, ha dicho que “este proyecto tan importante puede encontrar la luz para reducir la alta mortalidad que esta enfermedad está produciendo entre hondureños, en la región y a nivel mundial».

Medina asevera que Honduras será el país pionero en Centroamérica en utilizar los tratamientos e instó a las demás naciones de la región  a que se unan al estudio que, según él, ha sido aprobado con los más altos estándares bioéticos del Comité de Ética de Enfermedades Infecciosas y Zoonóticas de la Escuela de Microbiología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Dentro del grupo de investigadores nacionales participan intensivistas, internistas, infectólogos y neumólogos, dirigidos por la Secretaría de Salud, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, con la asesoría del reconocido científico hondureño Salvador Moncada, quien reside en Londres.

Para la presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH) el ensayo clínico es una burla, una afreta contra el pueblo hondureño y una falta a la ética.

La presidenta de los galenos dijo a CRITERIO.HN que desde un inicio de la pandemia su gremio dejó clara su postura en torno a los ensayos clínicos, en reuniones sostenidas con las autoridades de la Secretaría de Salud y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Figueroa amplió que el planteamiento oficial de convertir a Honduras en un país pionero, en descubrir el tratamiento para el Covid-19, parece una burla, siendo Honduras un país tan pobre, con tan pocos recursos, y de manera sarcástica apuntó que no se puede prometer un tratamiento en un país dirigido por autoridades que no tienen la capacidad de investigar y comprar el equipo de protección más barato.

Figueroa hizo la anterior reflexión ante los evidentes actos de corrupción cometidos por el gobierno hondureño en el manejo de los fondos destinados para compras y contrataciones en el marco de la emergencia sanitaria.

“Esos ensayos clínicos ya están muy adelantados en países que tienen tecnología. Decir que Honduras ocupe, aunque sea el mínimo de recurso en esta investigación, es una afreta para el pueblo”, expresó.

En ese sentido aconsejó al gobierno que utilice todos los recursos disponibles en mejorar la capacidad instalada para atender a los pacientes, disminuir el daño y salvaguardar la vida de los ciudadanos “y no en levantar egos de personas, que ya las conocemos y que quieren que, a toda costa, se les vea a nivel internacional como grandes investigadores”.

Figueroa dijo que hacer un ensayo clínico, no solo es contraproducente para la salud de los hondureños, si no que es además una falta a la ética.

Por su parte de la científica hondureña radicada en los Estados Unidos, Mary Lorena Vallecillo, coincidió con la presidenta del Colegio Médico al decir que el ensayo en un engaño y una falta a la ética por parte de quienes lo están gestionando.

La investigadora de Brinham Young University, de Provo, UTAH, EE.UU., manifestó que si Honduras se adhiere a los protocolos de la OMS para buscar un tratamiento es interesante, siempre y cuando los tratamientos a utilizar sean realmente con buenos pronósticos para el paciente y no se vaya a dañar su integridad sanitaria, que por sí ya está deteriorada por el virus.

Vallecillo dijo además que le llama la atención que el doctor Marco Tulio Medina diga que Honduras es pionera en la búsqueda del tratamiento, porque hasta el momento no ha visto ningún artículo científico o prueba que respalden tales aseveraciones.

Sobre el uso de los medicamentos apuntó que se debe tomar todas las medidas. En el caso de la hidroxicloroquina en pacientes con padecimientos cardiacos, recomendó que primero se practique un electrocardiograma y para la aplicación del tratamiento de interferón, aconsejó que antes se controle la carga viral.

A Vallecillo le impresiona que hoy se diga que Honduras es un país pionero en la búsqueda de un tratamiento, cuando en los últimos años el gobierno ha abandonado la salud pública y se ha concentrado en la compra de armas y equipo militar y sobre todo cuando las compras se hacen con desconocimiento como ocurrió con la adquisición de las pruebas para el Covid-19, que se compraron sin los reactivos.