Cómo borrar datos que se almacenan cuando navegas en internet

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Absolutamente todo lo que haces cuando navegas en la web queda almacenado en tu navegador: empezando por los sitios que revisas, el tiempo que inviertes en cada web, las claves que usas y los detalles personales que subes cuando llenas formularios o peticiones de información. Toda esta información es guardada y registrada.

En el portal de Firefox, por ejemplo, en el enlace de ayuda a los usuarios aparece explícitamente esta aclaratoria: “Cuando navegas por la web, Firefox [o cualquier otro navegador] recuerda de manera útil mucha información sobre ti: los sitios que has visitado, lo que has descargado y mucho más. Toda esa información se llama ‘historial’.

El hecho de que sea útil implica que te facilita y optimiza la utilización de Internet mientras exploras el ciberespacio. “Sin embargo, si estás usando una computadora pública o si la compartes con alguien, tal vez no quieras que otra persona vea ese tipo de cosas”, advierte la página oficial del famoso “cortafuegos”.

Esto quiere decir que, para resguardar tus datos personales, sencillamente deberías limpiar cada cierto tiempo toda esta información. Esta práctica puede ser realmente beneficiosa si bajaste archivos o si llenaste algún formato.

Al respecto, en su página de soporte tecnológico, Microsoft refiere que al eliminar regularmente el historial de navegación “ayudarás a proteger la privacidad, sobre todo si usas un equipo público o compartido”.

Nota relacionada ¡Google+ dice adiós tras filtración de datos!

Pero antes, revisemos todo lo que puede ser almacenado en tu computadora sobre tu navegación.

¿Qué almacena tu historial?

Lista de sitios web visitados: la navegación detallada y la descarga de archivos queda almacenada en el menú histórico de tu uso de Internet, mientras que el historial del material descargado queda guardado en el icono de “Descargas”. También se guardan los links de las páginas web que revisas más seguido.

Recuento de búsqueda y formularios: este historial guarda todos los datos que has aportado para llenar formularios web y que aparecen automáticamente para ayudarte a completar nuevas peticiones de información; el historial de las búsquedas toma en cuenta las palabras que introdujiste en la barra de navegación o en otra página de búsqueda.

Cookies: se trata de los datos almacenados y que se van acumulando cada vez que visitas las páginas de Internet, así como la información al iniciar tu sesión y preferencias. Además, contempla datos y preferencias almacenados por los Adobe Flash. El detalle de las cookies suministra información de cada uno de tus movimientos, lo cual puede ser visto por terceras personas para saber en qué andas.

Caché: la llamada memoria caché resguarda por un determinado tiempo información de archivos de los portales y páginas web que has visitado, lo que permite a tu navegador descargar más rápidamente los contenidos. Debes saber que cuando limpias la memoria caché y las cookies en tu navegador, se cerrará tu sesión en todos los sitios.

Información offline: en caso que trabajes sin conexión a Internet, los sitios en la web te dejan la opción de guardar en tu ordenador la información para que puedas revisarla cuanto mejor te convenga.

Preferencias específicas de sitios: estas preferencias contemplan información detallada sobre codificación de caracteres, nivel de zoom y la habilitación para sitios que se describen en la ventana de “Información de página”, entre ellas, los permisos del bloqueador de elementos emergentes, los que piden tu ubicación y quieren mandarte las alertas y notificaciones y los sitios agregados para facilitar las búsquedas de manera más veloz.

Mecanismo de borrado

Si estás en Firefox: Pulsa el icono “Biblioteca”, seguidos de “Historial” y “Eliminar historial reciente”. Otra opción es escoger qué elementos quieres limpiar de tu historial y cada cuánto tiempo quieres hacerlo (todo el día, la última hora o las dos, cuatro o borrarlo todo).

En Firefox puedes elegir si quieres borrar solo una hora o todo el historial.

Al usar Chrome: puedes eliminar el historial por partes o totalmente. Al respecto, Google refiere en su lugar de interrogantes y soluciones que al llevar a cabo el borrado “esta acción se aplica en todos los dispositivos donde hayas activado la sincronización en Chrome”. Para verificar o limpiar, debes hacer clic en los tres puntitos situados en la parte superior, en la esquina derecha, y luego en “Historial”. Posteriormente, ve a “Borrar datos de navegación”. Tienes la alternativa de desechar elementos muy puntuales.

En Explorer: debes ir al icono “Favoritos” o dirigirte al menú “Herramientas” y “Seguridad” para hallar tu historial en Internet Explorer. Observarás un menú para que puedas limpiar imágenes específicas y sitios determinados que visitaste, los rastros y archivos temporales, registros de formularios y contraseñas almacenadas.

Si estás en Safari: Para eliminar tus rastros en el iPhone, iPad, iPod debes ir a “Ajustes” y luego eliminar tu historial, los datos de navegación y las cookies. En caso de que tu máquina sea Mac, necesitas ingresar a Safari a través de la barra de menú y darle directamente clic en “Borrar historial”. Apple sugiere activar o desactivar la navegación privada, si no se quiere dejar huella en el historial. “Cuando no haya historial ni datos de sitios web que eliminar, el ajuste se volverá gris”, destaca.

¿Conoce usted el buscador anónimo de Internet Duck Duck Go?

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Los motores de búsqueda surgen de la necesidad de organizar la información que inunda la Red. El desarrollo de esta herramienta dio lugar a dos métodos: búsqueda a través de algoritmos (por ejemplo, Google) e indexación tradicional de páginas (Yahoo!).

Una característica fundamental de un buscador como Google con respecto a los directorios de páginas es que no requiere una parte humana que verifique e indexe los resultados, sino que funciona a base de un algoritmo que automatizan la tarea de la cual se encarga robots o arañas (spiders). De este proceso conocido como Page Rank, derivan dos tipos de prácticas de la trasnacional para su política comercial, de la cual se generan la mayoría de sus ingresos: posicionamiento pagado (a la cabeza de la lista de los resultados de búsqueda) e indexar con mayor frecuencia ciertos sitios (inclusión pagada).

Como señala el investigador Antonio Gómez en la revista electrónica Razón y Palabra, para cualquier empresa u organización el ser excluido de la primera página de resultados (la única que el usuario común observa), equivale a una “condena” dictada en su contra por Google.

Por otra parte, otro tipo de buscador que es considerado una evolución en la recuperación de la información es el denominado buscador semántico que, a diferencia del anteriormente descrito, no realiza la búsqueda a partir de palabras clave sino atendiendo al significado del grupo de palabras introducidas para obtener resultados relevantes. Es el caso de Duck Duck Go.

A continuación, una clasificación ofrecida por Miguel Ángel Amaya, en la Revista Venezolana de Información, Tecnología y Conocimiento:

Motores de búsqueda Metabuscadores Buscadores semánticos
Google

Yahoo

Bing

Ask

AOL

WebCrawler

Dogpile

Info.com

Zapmeta

Exite

Kngine

Exalead

DuckDuckGo

Swoogle

Duck Duck Go es un buscador semántico de código abierto creado en 2008 por Gabriel Weinberg, y la sede corporativa se encuentra en el estado de Pensilvania (Estados Unidos). Se puede acceder a DuckDuckGo a través de su página web, con la extensión disponible para Chrome y otros navegadores, y asimismo cuenta con una aplicación móvil para los principales sistemas operativos.

La característica principal de DuckDuckGo es que, a diferencia de Google y otros buscadores, no rastrea ni guarda la información del cibernauta (ni siquiera requiere crear un perfil de usuario o cuenta). Su lema es “El buscador que respeta tu privacidad”.

La interfaz de DuckDuckGo es muy limpia aún al mostrar la página de resultados (en esto recuerda a Google en sus inicios), prácticamente sin anuncios (ads).

Como ya se mencionó anteriormente, el motor DDG utiliza técnicas que permiten mejorar los resultados, por ejemplo, restringiendo la búsqueda en una zona geográfica, además de que acepta operadores lógicos (AND, OR, NOT, etc.).

Entre las funcionalidades que ofrece DuckDuckGo están:

Bloquear todos los rastreadores ocultos que detecte, para evitar las redes de seguimiento publicitario.

Incrementar la protección de cifrado, “obligando” a los sitios web a utilizar una conexión cifrada siempre que sea posible.

Búsquedas realmente privadas, sin actividad de rastreo en perjuicio del usuario.

Valoración del “grado de privacidad” de los sitios web durante la navegación del usuario.

Botón de Disparo, que borra todas las pestañas y los datos de un solo toque.

Otras funciones son el estándar de cualquier navegador: marcadores, pestañas y la opción de autocompletado (de texto).

Una novedad son los comandos especiales denominados  bangs que actúan como atajos para agilizar las búsquedas en miles de páginas, que hace innecesario pasar por Google o cualquier otro buscador cuando ya se tiene definido en qué sitio web está lo que se quiere hallar.

El analista informático Arturo Goga, quien considera a DuckDuckGo como un excelente reemplazo de Google, suministra varios ejemplos:

!a – buscará directamente en Amazon.

!w – buscará directamente en Wikipedia.

!wes – buscará directamente en Wikipedia en Español.

!y ó !youtube – buscará directamente en YouTube.

Para la búsqueda, se teclea el bang seguido de la(s) palabra(s) clave deseada(s). Por ejemplo, para localizar un curso de Excel en YouTube:

A la fecha, son más de diez mil los bangs de páginas web agrupadas por categorías, y los usuarios pueden hacer sugerencias que amplíen el listado.

Una objeción de los adictos a Google sobre las características de DuckDuckGo es que sus resultados son demasiado generales (no personalizados), y que usualmente son los mismos para diferentes usuarios que realicen la misma búsqueda con palabras clave. Bueno, a este argumento se puede replicar que DDG no discrimina ni sesga la información.

¿Y qué hay de la privacidad?

En una reseña de producto publicada a principios del presente año, el portal especializado SoftZone resalta como la característica más importante de este buscador su capacidad de bloquear las acciones que empresas como Google o Facebook despliegan para “seguir” a los usuarios por la web, recabando historiales de navegación destinados a la elaboración de perfiles para la publicidad dirigida.

Según el análisis que hace SoftZone, aunque esta protección en forma de “escudo” no puede ser 100 por ciento efectiva, esta funcionalidad ha sido reconocida por la creciente aceptación de internautas preocupados por la cuestión de la privacidad.

El fenómeno de la migración de Google a buscadores que, como DuckDuckGo, ofrecen respeto a la privacidad de los usuarios, podría llegar a obligar a más empresas tecnológicas a reconsiderar su modelo de negocio, considera SoftZone.

Otro sitio especializado, Hipertextual, considera que DuckDuckGo es mucho más que un motor de búsqueda y que esconde mil sorpresas como las búsquedas anónimas, al no guardar historiales ni crear un perfil de usuario como es el caso de Google.

 ¿Hay periodistas que lo usan?

Sí, aunque probablemente nunca serán legión. Uno de los conversos es el periodista español Sergio Ferrer, quien inclusive publicó un artículo con el llamativo título Cómo sobreviví un año entero sin utilizar Google como buscador de cabecera.

Aunque reconoce lo difícil que es darle la espalda a Google y que de cuando en cuando recae en el uso del omnipresente buscador, Ferrer destaca las virtudes de DuckDuckGo porque en su opinión es agradable comprobar que existen alternativas independientes, éticas y de calidad.

Inclusive comparte un tip: con el bang es posible visitar el buscador de toda la vida… en su versión encriptada.

“Con este pato, hasta Google es mejor”, es la reflexiva conclusión de Ferrer, autor también de Cuatro motivos que te harán cambiar Google por DuckDuckGo, entre los cuales destaca la privacidad además de una gran cantidad de nuevas funcionalidades como calculadora, cálculo de divisas, gestión de código QR, entre otras. 

Reflexión final

Definitivamente hay que darle una oportunidad a esta opción, por todas las ventajas que presenta frente a los buscadores más conocidos.

Incrementa tu seguridad al navegar protegiéndote de las páginas web peligrosas

Tomado de GrandesMedios

Vamos a hablar acerca de la seguridad a la hora de navegar por Internet, y es que es importante que aprendamos a protegernos de las páginas web peligrosas y, por supuesto, también lograr bloquear aquellas que puedan no ser adecuadas para alguno o algunos de los miembros de nuestra familia.

Internet es un lugar fantástico para poder encontrar de todo, pero de la misma forma que hay un montón de cosas interesantes y que nos pueden aportar grandes beneficios, también hay un porcentaje muy alto de contenido poco recomendable para gran parte de los miembros de nuestra familia, e incluso también muchos riesgos que debemos prever. Por esa razón nos vamos a dar algunas recomendaciones gracias a las cuales podáis aprender a impedir el acceso protegiéndoos de las páginas web peligrosas o poco recomendables.

¿Sabías que puedes impedir el acceso a determinadas páginas web?

Antes de nada es importante que tengamos en cuenta que a través de Internet vamos a poder acceder a contenido muy útil pero siempre y cuando nos aseguremos de que estamos en lugares que tengan una buena reputación, es decir, no debemos caer en el error de descargar contenido que a priori pueda parecer de calidad, ya que existen muchas posibilidades de que finalmente no sea lo que promete y esto pueda suponer un problema para nuestra seguridad.

Por ello es esencial que aprendamos a navegar protegiéndonos en todo momento de las páginas web peligrosas, además de que no sólo estamos pensando en el hecho de que puedan acceder a nuestro equipo, nos introduzcan algún virus, estropee nuestros archivos, robo de identidad, datos bancarios, etc., sino que los peligros pueden ir mucho más allá, y es que imaginemos por ejemplo que estamos en casa y nuestros hijos pequeños acceden a la Red.

Dependiendo del tipo de búsqueda que lleven a cabo, pueden acabar encontrando cosas que no son adecuadas para su edad, de manera que lo mejor que podemos hacer en estos casos es aprender un proceso sencillo como bloquear paginas web, de manera que tendremos a nuestra disposición la posibilidad de permitir o no permitir el acceso a determinadas páginas webs, garantizando así al máximo la seguridad en todos los sentidos.

Las ventajas de bloquear páginas web específicas

Como podéis imaginar, la posibilidad de bloquear páginas web específicas puede ser la mejor forma de asegurarnos que desde nuestro equipo se imposibilita el acceso al contenido que ofrecen.

Esto puede servirnos por ejemplo, como decíamos antes, para evitar la entrada de virus y otros recursos que pueden afectar a nuestro contenido y a nuestra privacidad, y de igual manera también decíamos que nos sirve para proteger a nuestros hijos de contenido poco recomendable para ellos. Sin embargo, no debemos olvidar que también se trata de una forma fantástica de poder gestionar la accesibilidad a las páginas web, es decir, sin algún determinado momento entramos a una página que no nos gusta por cualquier razón, ya sea porque nos parece ofensiva, su contenido no lo consideramos adecuado, o directamente no los agrada por la razón que sea, directamente podemos proceder a realizar el bloqueo y de esta manera nunca más volveremos a acceder a ella ni tan siquiera por accidente.

Básicamente estamos hablando de la posibilidad de personalizar Internet al máximo para evitar acabar entrando a aquellos lugares que por cualquier razón no nos interesan, de manera que es sin duda estamos hablando de una opción que vale la pena que tengáis en cuenta para aprender a realizar la de la forma más rápida y efectiva.

Y es que no debéis olvidar que existen distintos sistemas para conseguirlo, es decir, cada uno de ellos se va a adaptar mejor al tipo de uso que hagamos de nuestro equipo, navegadores que utilizamos y, en definitiva, a nuestros propios gustos, consiguiendo de esta forma que cada uno pueda realizar la personalización del modo que mejor se adapte a su caso en concreto.

Organizaciones advierten que redes sociales y medios digitales hondureños sufrirían censura de aprobarse ley de ciberseguridad

Por: Paola Nalvarte 

El Congreso Nacional de Honduras está discutiendo la aprobación de una ley que pretende regular la actividad y el contenido en internet, y también imponer obligaciones a los administradores de sitios web. 

La Ley Nacional de Ciberseguridad y Medidas de Protección Ante los Actos de Odio y Discriminación en Internet y Redes Sociales, presentada recientemente por el diputado del Partido Nacional Marcos Paz Sabillón, sería parte de la implementación de la estrategia nacional de ciberseguridad que incluye el nuevo Código Penal hondureño.

Según la organización hondureña defensora de la libertad de expresión C-Libre, la normativa violenta lo establecido por el Artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos en el numeral 3, el cual rechaza todo control oficial o particular sobre cualquier medio que sirva para difundir información, ideas y opiniones. 

De acuerdo con el dictamen del proyecto, la ley crearía un Comité Interinstitucional de Ciberseguridad que se encargaría de formular, diseñar, implementar y vigilar el cumplimiento de la ley de acuerdo a la Estrategia Nacional de Ciberseguridad contemplada en el nuevo código penal.

Este comité estaría conformado por el Ministerio Público, la Comisión Nacional de Banca y Seguros, el Registro Nacional de las Personas, la Dirección General de Marina Mercante, la Agencia  Hondureña de Aeronáutica Civil, el Instituto de Acceso a la Información Pública, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, entre otros principales organismos del Estado de diversas competencias.

El director de C-Libre, Edy Tabora, dijo al Centro Knight que antes de esta iniciativa de ley ya existían en Honduras suficientes mecanismos de control de la libertad de expresión en internet. “Lo único que no hay en el país es la ciberpolicía, que es lo que falta, y este comité de censura (el comité interinstitucional de ciberseguridad que plantea la ley) vendría a operativizar ese tema de la ciberpolicía que existe para otras cosas”, añadió.

“Por ejemplo, hay una unidad de intervención de las comunicaciones que más o menos viene haciendo esa función y que depende de la Dirección de Inteligencia. Y a su vez, el jefe inmediato y supremo de todo esto es un órgano muy político que es el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, cuyo jefe es el Presidente de la República”, dijo Tabora.

De acuerdo con la comisión congresal a cargo de socializar el proyecto de ley, han sido incorporadas al dictamen de la ley algunas de las recomendaciones hechas por diversas instituciones y organizaciones de la sociedad civil consultadas, con el fin de proteger las garantías constitucionales de los hondureños. Sin embargo, los organismos de derechos humanos y gremios periodísticos siguen considerándola un mecanismo de restricción a la libertad de expresión y de pensamiento, publicó el sitio Proceso. 

Esta ley está siendo cuestionada y rechazada por diversas organizaciones de la sociedad civil y periodísticas por representar una “ley mordaza”, una nueva forma de censurar la libertad de expresión en Honduras.

Según el diario El Heraldo, el debate de la ley nacional de ciberseguridad se encuentra suspendido en la Cámara Legislativa hasta que termine de ser consultada con todas las instituciones y sectores involucrados y se revisen las recomendaciones que estos realicen. Sin embargo, el diputado del Partido Nacional Nelson Márquez dijo que su discusión podría ser retomada en las sesiones ordinarias del Congreso Nacional esta misma semana, informó el sitio.

Para la participación de las organizaciones de la sociedad civil en la aplicación de la ley, el proyecto legislativo de la misma contempla la creación de un Consejo de Veeduría Social. A través de este, la sociedad puede hacerle seguimiento a lo que dictamine el Comité interinstitucional de Ciberseguridad.

El secretario del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), Dagoberto Rodríguez, dijo sobre el polémico proyecto de ley que este “vulnera la libertad de expresión y hacerlo – conformar este comité [consejo] – significaría avalarla y no estamos de acuerdo tal como está planteada”, publicó El Heraldo. 

Según un informe de C-Libre, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) se reunió con la comisión especial multipartidaria del Congreso Nacional que socializa la ley. En dicha reunión, miembros de la Cohep se mostraron dispuestos a ofrecer recomendaciones a la ley para evitar que esta afecte a las empresas que representan.

No obstante, El Heraldo publicó posteriormente a esa reunión que si bien la Cohep aportará a la legislación con sus recomendaciones anunció, al igual que el CPH, que no será parte del consejo de veeduría social.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) pidió precaución al Congreso Nacional de Honduras para no coartar la libertad de expresión de los hondureños con esta iniciativa de ley. “No se necesitan leyes especiales para reglamentar delitos que pudieran cometerse en el internet, cuando ya están contemplados en la normativa general”, sostuvo en su sitio web la organización, aludiendo también así a los principios del Sistema Interamericano de Derechos Humanos de la OEA y la ONU.

De acuerdo con C-Libre, el Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza también mostró su preocupación  respecto de este proyecto de ley y advirtió que las personas que pudieran ser afectadas por esta.

Congreso de Honduras creará comité que vigilará contenido en redes sociales e internet

Dice que no habrá ley mordaza, pero sagazmente anuncia la creación de un ente que espiará las publicaciones

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El Congreso Nacional de Honduras anunció este martes que determinó suspender la discusión de un proyecto de ley encaminado a regular el contenido de las publicaciones en las redes sociales e internet, pero determinó la creación de un comité que se encargará de recibir denuncias y perseguir los supuestos delitos que cometan los cibernautas.

La denominada “ley contra el odio y la discriminación en internet”, fue analizada hoy por la experta en derecho informático, Alicia Paz, quien percató a los diputados miembros de la comisión de dictamen, Gerardo Martínez Pineda, Johana Bermúdez Lacayo y Nelson Javier Vásquez Euceda, que estaban actuando de manera errónea porque el internet no tiene fronteras y porque en ningún país del mundo ha sido regulado.

Paz fue llamada por los parlamentarios para que les compartiera sus conocimientos y les hiciera algunos señalamientos. En ese sentido la experta les hizo saber que lo que cabe es la auto regulación, mediante el montaje de campañas de concienciación, porque el internet es un derecho humano.

Al escuchar los detalles de Paz, los parlamentarios optaron por introducir mañana ante el pleno de diputados un dictamen orientado a la creación del Comité Nacional de Ciberseguridad, que finalmente podría ser más contraproducente que el proyecto de ley introducido el jueves pasado por el diputado, Marcos Bertilio Paz Sabillón.

¿Qué es ciberseguridad?

La seguridad informática, también conocidacomo ciberseguridad o seguridad de tecnologías de la información, es el área relacionada con la informática y la telemática   que se enfoca en la protección de la infraestructura computacional y todo lo relacionado con esta y, especialmente, la información contenida en una computadora o circulante a través de las redes de computadoras.​ Para ello existen una serie de estándares, protocolos, métodos, reglas, herramientas y leyes concebidas para minimizar los posibles riesgos a la infraestructura o a la información. La ciberseguridad comprende software (base de datos, metadatos, archivos), hardware, redes de computadoras  y todo lo que la organización valore y signifique un riesgo si esta información confidencial llega a manos de otras personas, convirtiéndose, por ejemplo, en información privilegiada.

En resumen, con la ciberseguridad un Estado puede penetrar, rastrear y bloquear las IP, desde donde se considere se está emitiendo un contenido no deseado.

El Congreso Nacional alegó mediante una nota de prensa que “no se incluye ninguna iniciativa para regular o controlar redes sociales o Internet” y que se crea un Comité Nacional de Ciberseguridad “que recibirá denuncias de afectados por algún caso de campañas de odio o discriminación, clonación de páginas, suplantación de identidad, fraude financiero por Internet, pornografía o cualquier otro delito ya tipificado en el nuevo Código Penal”.

Asimismo, que el Comité no actuará de oficio regulando, ya que su accionar se limitará a investigar los hechos.

Se informó además que la instancia estará conformada al menos 20 instituciones, entre las que se citó a las secretarías de Seguridad, Defensa, Derechos Humanos, Finanzas, Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), Banco Central de Honduras (BCH) y la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

Habrá un consejo veedor conformado por el Colegio de Periodistas, Colegio Abogados, Consejo de Universidades y otros organismos de sociedad civil, los cuales no han  sido detallados, pero en la reunión de hoy se propuso a la Alianza por la Paz y la Justicia (APJ).

Noticia Relacionada: Gobierno de Honduras quiere imponer censura previa a través de redes sociales e internet

De acuerdo al director del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), Edy Tábora, la pretensión del gobierno lleva implícito la censura previa y su motivación es de carácter político porque surge precisamente en el marco de la crisis post electoral.

Tábora considera además que el proyecto gubernamental tiene dedicatoria contra los usuarios de las redes sociales que publican información  no deseada por el régimen gubernamental y contra los periódicos digitales, que se han convertido en el contrapeso ante la concentración mediática frente el discurso implementado por el gobierno y que colocan opinión política, denuncias sobre violaciones de derechos humanos o de actos de corrupción del gobierno.

Profundo rechazo a ley que regula las redes sociales en Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Las organizaciones integrantes de la sociedad civil, medios de comunicación alternativos, defensores de la libertad de expresión y prensa y la comunidad académica de la región latinoamericana expresaron la tarde de este martes su profundo y total rechazo a la aprobación de la “Ley que Regula los Actos de Odio y Discriminación en Redes Sociales e Internet” en Honduras, porque representa una grave amenaza a la libertad de expresión y acceso a la información en el país.

Señalan además que incumple con los estándares internacionales en materia de Derechos Humanos como la necesidad, proporcionalidad, legalidad, debido proceso y transparencia, los cuales son requisitos indispensables para la limitación a la libertad de expresión.

Exponen también que el Internet es una herramienta que facilita el ejercicio de Derechos Humanos, principalmente la libertad de expresión, acceso a información y de reunión, que la regulación ambigua e imprecisa sobre el contenido que circula en Internet es una vulneración a estos derechos fundamentales

Comunicado: Ley que regula los actos de odio y discriminación en Internet de Honduras

 El pasado 1 de febrero se presentó ante el Congreso Nacional de Honduras la iniciativa de Ley que Regula los Actos de Odio y Discriminación en Redes Sociales e Internet, la cual tiene por objeto que las empresas de proveedores de servicios de Internet, plataformas y administradores de sitios web adopten medidas para evaluar y bloquear información y contenidos que puedan constituir actos de discriminación, de odio, injurias, amenazas o incitación a la violencia.

El texto de la Ley propone la censura de contenido considerado como discriminación, odio, injuria, amenaza o incitación a la violencia, sin embargo, no determina los parámetros para determinar qué contenido debe ser bloqueado. De este modo, el proyecto pone en mano de empresas privadas, a menudo extranjeras, el poder de evaluar qué contenido es ilegal y la obligación de tomar decisiones de censura. Estas son facultades que, en un país democrático, corresponden a los tribunales de justicia. Un procedimiento de este tipo, sin legitimidad legal ni controles democráticos es una restricción desproporcionada e innecesaria de la libertad de expresión; e incumple con estándares mínimos de Derechos Humanos.

Las medidas desproporcionadas de censura de contenido e información en Internet ponen en riesgo el ejercicio de la libertad de expresión de activistas, defensores de Derechos Humanos, opositores y de la población hondureña en general, que es fundamental para la existencia de una sociedad democrática.

Por otro lado, se regula la responsabilidad de proveedores de servicios de Internet, plataformas y administradores de sitios web, obligándolos a determinar mecanismos internos para el bloqueo del contenido ilegal, así como de realizar avisos periódicos a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), como consecuencia cada proveedor y empresa tendrán la facultad discrecional de determinar estos procedimientos. Lo anterior claramente vulnera el principio del debido proceso, por la falta de legalidad y uniformidad para establecer los mecanismos de reclamo y bloqueo de contenido. Además, se imponen sanciones administrativas a los proveedores y empresas de Internet, sin distinguir entre actores muy diferentes del ecosistema de Internet, como medios de comunicación en línea, redes sociales o aplicaciones de distinto tipo.

Estas medidas vulneran los principios de proporcionalidad, legalidad y necesidad que se requieren para la restricción de la libertad de expresión, que tienen por objetivo impedir abusos y arbitrariedades. Además de la falta de precisión para determinar qué se considera contenido ilegal y de las obligaciones dañosas que se imponen a los actores de Internet, el proyecto prevé sanciones de bloqueo de sitios web y servicios de Internet. Estas son sanciones extremas equiparables a la censura a medios de comunicación, que afectarán a cientos de miles de personas en Honduras que hacen un uso legal y legítimo de las redes sociales. Esta Ley, como está redactada, puede usarse para restringir la libertad de expresión en Internet, limitando la crítica al Gobierno e impidiendo que la sociedad exija el respeto de Derechos Fundamentales, la transparencia y la lucha contra la corrupción.

En este sentido, las organizaciones abajo firmantes, integrantes de la sociedad civil y la comunidad académica de la región latinoamericana, afirmamos nuestra posición sobre esta iniciativa de ley en los siguientes términos:

Expresamos nuestro rechazo a la aprobación de la “Ley que Regula los Actos de Odio y Discriminación en Redes Sociales e Internet” en Honduras, porque representa una grave amenaza a la libertad de expresión y acceso a la información en el país, además que incumple con los estándares internacionales en materia de Derechos Humanos como la necesidad, proporcionalidad, legalidad, debido proceso y transparencia, los cuales son requisitos indispensables para la limitación a la libertad de expresión.

 Exponemos que Internet es una herramienta que facilita el ejercicio de Derechos Humanos, principalmente la libertad de expresión, acceso a información y de reunión, que la regulación ambigua e imprecisa sobre el contenido que circula en Internet es una vulneración a estos derechos fundamentales. Además, sostenemos que las sanciones de bloqueo de servicios, aplicaciones y sitios web pueden tener consecuencias desastrosas para la libre expresión de usuarios legítimos. 

Nota relacionada Conozca el proyecto de Ley que regula los actos de odio y discriminación en redes sociales e internet

Manifestamos nuestra preocupación del contexto político social que está atravesando Honduras, principalmente ante el incumplimiento de garantías y derechos fundamentales que ocasionan un deterioro al régimen democrático, así como del uso excesivo e ilegal de la fuerza pública para silenciar a la población, principalmente a activistas, defensores de Derechos Humanos y opositores.

 Exigimos que la “Ley que Regula los Actos de Odio y Discriminación en Redes Sociales e Internet” no sea aprobada por el Congreso Nacional de Honduras, porque contraviene estándares establecidos en la Constitución de Honduras y tratados y convenios internacionales en materia de Derechos Humanos de los que Honduras es parte, relacionados principalmente con la libertad de expresión, acceso a la información y debido proceso.

 Suscriben:

 Instituto Panameño de Derecho y Nuevas Tecnologías (Centroamérica)

Access Now (Global)

Código Sur (Latinoamérica)

Fundación Acceso y Observatorio Regional de Seguridad Digital (Centroamérica)

Contra Corriente (Honduras)

Derechos Digitales (Latinoamérica)

Horizontal (Mexico)

Sursiendo, Comunicación y Cultura Digital (México)

Asociacion por los Derechos Civiles (Argentina)

Public Knowledge (Estados Unidos)

Espacio Público (Venezuela)

Nodo Común (Latinoamérica)

Red Tz’ikin – Realizadores Independientes de Guatemala

Caracol Producciones (Guatemala)

Hiperderecho (Perú)

Asuntos del Sur (Latinoamérica)

Centro de Estudios Constitucionales y de Derechos Humanos (Argentina)

Artículo 19 (México y Centroamérica)

TEDIC (Paraguay)

Internet Society (Honduras)

Red de Desarrollo Sostenible (Honduras)

Usuarios Digitales (Ecuador)

Asociación para una Ciudadanía Participativa (Honduras)

Intervozes (Brasil)

Comité para la Protección de los Periodistas (Global)

Red en Defensa de los Derechos Digitales (Mexico)

Movimiento de Radios Comunitarias de Guatemala

Asociación por la Democracia y los Derechos Humanos (Honduras)

Colectivo Lastiri (Honduras)

Colectivo Creando en las Calles (Honduras)

Asociación Libre Pensamiento (Honduras)

Criterio.hn (Honduras)

Centro de Derechos de Mujeres (Honduras)

Asociación Nacional de Escritoras de Honduras (Honduras)

Comité por la Libre Expresión (Honduras)

Internet Society capítulo República Dominicana

Internet y redes sociales, regulación a la usanza de dictaduras

Por: Carlos Zelaya Herrera

Decía el ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, que “Internet es un nuevo medio de comunicación formidable y una fuente de gran esperanza para la futura vitalidad de la democracia”, una vista que a cierto sector político tradicional del país parece disgustar o sentirse incómodos con ello.

Con más de dos mil millones de usuarios el delito cibernético es de los más comunes relacionados con la identidad, con modalidades que varían del engaño a usuarios para dar datos personales; el malware, que se instala involuntariamente para lograr datos personales; y el hacking, que es el acceso ilegal a una computadora de forma remota. 

Con estos métodos se roba información de tarjetas de crédito y dinero, derechos de autor, propiedad intelectual, pornografía infantil y otros tipos de abuso.

Es así como hace unos días el diputado del Partido Nacional del departamento de Santa Bárbara, Marcos Bertilio Paz Sabillón, presentó ante el Legislativo un anteproyecto de ley que regule el contenido de las redes sociales e internet.

Con esto se busca poner coto a campañas de odio en las redes sociales, tan populares en la actualidad, como fue en los difíciles días de la asonada cívico-militar que en junio de 2009 depuso del poder al presidente,  Manuel Zelaya Rosales.

Sabillón argumentó que la normativa busca disminuir actos de odio y discriminación por los usuarios; aunque el anteproyecto pretende el desarrollo y manejo de tecnologías de la información por una buena parte de la población.

A través de las redes sociales los usuarios intercambian información y desarrollan un creciente ánimo de confrontación sobre el debate civilizado; además, en la actualidad las redes se utilizan para realizar actos discriminatorios y la comisión de delitos de odio.

Aquí se incluyen la difamación, insultos y expresiones de descrédito constitutivos d actos criminales que se presentan en las plataformas de las redes sociales como amenaza para la convivencia pacífica de los ciudadanos, señaló.

La acción del Poder Legislativo en este caso no es nueva; en junio de 2016 el Congreso Nacional, con mayoría de votos nacionalistas, reformó el artículo 184 del código Penal para sancionar delitos ambientales, cibernéticos, corrupción privada, aumento de penas para la extorsión y delitos contra el honor, entre otros, para los que contempla sanciones de 3 a 7 años de cárcel.

El Tratado de Budapest de 1977 y administra la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, se abre a los Estados Partes del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial de 1883,  incluye inventos, marcas, diseños industriales, modelos de uso práctico, nombres comerciales, denominaciones geográficas y represión de la competencia desleal.

La modalidad propuesta por el diputado Paz Sabillón propone que no se actúe de oficio, sino que se abra a una oficia encargada de investigar cada una de las denuncias de delitos cibernéticos que se presenten y que afecten el honor e imagen de las personas, el comercio de pornografía infantil y que éste sea sancionado en otros países, según se dé el caso.

Sin embargo, la ley trata de acallar críticas y denuncias de la población en las redes sociales, como criticaron parlamentarios como Jorge Cálix, del partido Libertad y Refundación y Luis Redondo, ex miembro del Partido Anticorrupción, que sostiene que la ley va con dedicatoria por el caso del latrocinio del Instituto de Seguridad Social, entre otros.

Nota relacionada Conozca el proyecto de Ley que regula los actos de odio y discriminación en redes sociales e internet

Por qué crear esta ley en medio de una crisis política post-electoral, se preguntó Cálix, es ahí la dedicatoria, acotó.  Otro señalamiento es que dicha normativa viola la libertad de expresión y pensamiento, por lo que de plano es rechazada.

Actualmente 10 países regulan los contenidos de internet y redes sociales, como son Eritrea, Corea del Norte, Arabia Saudita, Etiopía, Azerbaiyán, Vietnam, Irán, China, Birmania y Cuba, que usan muchas tácticas tradicionales de censura, incluso la cárcel, el acoso de periodistas y juicios penales a la prensa local e independiente, sin embargo, internet es un medio de comunicación que interactúa y organiza a la sociedad, según Manuel Castells, economista, profesor de la California en Berkeley; director del Instituto Interdisciplinario de Internet de la Universidad Abierta de Cataluña y presidente del consejo académico de la Escuela Internacional de Negocios.

Internet: ¿Sabes cuánta electricidad consume?

 Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa – Los centros de datos y las granjas de servidores que soportan la infraestructura de internet consumen muchísima energía, pero cada vez son más eficientes.

El uso de internet devora bastante más energía de la que imaginamos. La red de redes puede considerarse responsable de alrededor de la décima parte del consumo de electricidad directo en todo el planeta, según afirma Jonathan Koomey, investigador de la Universidad de Stanford.

No obstante, esta cifra hay que tomarla con precaución, porque muchos de los ordenadores que contribuyen a su magnitud se utilizan para todo tipo de tareas, no solo la comunicación de datos.

Esto es especialmente cierto en el caso de los ordenadores domésticos o nuestros teléfonos. Son parte de internet, pero no pensamos en ellos como elementos de la infraestructura que soportan nuestras comunicaciones.

A pesar de ser muy elevada, la cifra enmascara otra realidad: que nuestros servidores y ordenadores resultan cada vez más eficientes desde el punto de vista energético. De este modo, un aumento lineal de su consumo de electricidad desde el año 2000 ha permitido obtener un aumento exponencial en la cantidad de información que circula a través de la Red.

Los grandes centros de datos que sirven el contenido que consumimos a diario generan una importante demanda. Tanta, que empresas como Google, Facebook o Apple deben construir a menudo enormes plantas energéticas junto a ellos para asegurar su funcionamiento durante las veinticuatro horas del día.

Según un estudio de la Universidad Northwestern (EE. UU.), solo estos centros son responsables del 3 % de la energía consumida en todo el planeta. Tenlo en cuenta la próxima vez que quieras enviar el GIF animado de unos gatitos.

Por qué el Internet es más que ocio

javier-gazquez

Por: Javier Gazquez

Está claro que esta herramienta tiene infinidad de utilidades, entre ellas el entretenimiento, pero ¿por qué no utilizarla también para educar?

Está claro que internet tiene infinidad de utilidades aplicables a la vida actual. Y es que permite comunicaciones inmediatas, facilita el acceso al ocio, al entretenimiento y a la información, pero ¿por qué no utilizarlo también para educar?

Muchos portales online han empezado a ofrecer, de forma gratuita o no, programas educativos o de capacitación que, en muchos casos, permiten obtener un título con valor curricular. Esto es lo que se llama el e-learning o, dicho con otras palabras, el aprendizaje electrónico.

Principales ventajas del e-learning

Muchas son las ventajas que ofrecen los cursos impartidos a través de internet. Sin duda, estas son las más importantes:

  1. Adaptabilidad. El estudiante puede adaptar el programa del curso a sus necesidades. De hecho, se pueden compaginar perfectamente con un trabajo o con las obligaciones familiares.
  2. Variedad. El abanico de cursos existentes es prácticamente infinito y abarca todas las materias.
  3. Diversión. Muchos cursos emplean aplicaciones a partir de las cuales es posible adquirir conocimientos desde el ocio y el entretenimiento. ¿Es posible aprender, por ejemplo, matemáticas con juegos de fútbol gratis o con un trivial? Pues sí, lo es.
  4. Bajo costo. Puesto que las clases no son presenciales, las matrículas de estos cursos tienen un precio mucho más bajo que las pertenecientes a cursos impartidos por una universidad o centro de formación.

Sacar el máximo provecho del e-learning

Antes de empezar un curso online es imprescindible tener bien claras una serie de premisas como, por ejemplo:

  1. Saber gestionar los tiempos. En estos cursos no hay compañeros ni profesores que recuerden a los alumnos las tareas que deben llevar a cabo. Por tanto, cada persona es responsable de organizarse convenientemente.
  2. Comprender cómo funcionan las nuevas tecnologías en formación.Los alumnos tienen de saber trabajar con todo tipo de hardware y software para superar el curso. De hecho, lo normal es que tengan que desarrollar sus tareas a partir de editores de texto, de hojas de cálculo, etc.
  3. Definir un método. Puesto que estos cursos no disponen de docentes que proporcionen consejos acerca de cómo enfocar el estudio, cada alumno debe definir un método propio que le resulte útil y efectivo con base en sus habilidades.

En definitiva, internet ha brindado la posibilidad a todo tipo de personas, sin importar cuáles sean sus circunstancias, de acceder a un universo de aprendizaje totalmente adaptable. Y es que, como es posible comprobar, en la red no todo es ocio y diversión.

 

Un ataque informático afecta los servicios de Twitter, Spotify, Souncloud y otros en Estados Unidos

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Es un ataque de denegación de servicio contra Dyn, un servidor de DNS que hizo que estos servicios digitales quedaran inaccesibles para algunos usuarios

Servicios como Twitter, Spotify, SoundCloud y Shopify, entre otros, tuvieron problemas de funcionamiento esta mañana por un ataque de denegación de servicio (DDOS) contra Dyn, un proveedor de DNS en Estados Unidos.

El ataque también afectó al New York Times, Github, Reddit y Vox entre otros. No obstante, quienes entraban desde fuera del país no tuvieron problemas para usar el servicio; sí afectó a quienes intentaron acceder desde la costa este de Estados Unidos, o usar un servicio con servidores en esa zona.

La compañía logró mitigar el ataque y volver todos los servicios de Dyn a la normalidad por la mañana, pero pasado el mediodía se reanudó el ataque, según la compañía, lo que volvió a afectar la disponibilidad de esos servicios.

Los servidores DNS como los de Dyn son los que vinculan un nombre de dominio (www.lanacion.com.ar, por ejemplo) con la dirección IP del servidor que almacena esa página (o los archivos que dan vida al servicio); el ataque masivo contra estos servidores (que los satura, por lo que dejan de responder a las consultas) impide a las computadoras de muchos usuarios acceder a los servicios afectados.