Capturan a militar acusado de matar a niño en protesta de Yarumela, La Paz

 

militar
La familia de Eblin Noel Corea Maradiaga, montó guardia sobre la tumba durante varias noches, ante el temor que el Ministerio Público violentara y manipulara el proceso de investigación.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – El militar Junior Adán García Banegas, acusado del asesinato del joven, Eblin Noel Corea Maradiaga (17), fue capturado este jueves por agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV).

El menor fue asesinado el 20 de junio pasada durante una protesta ciudadana en la comunidad de Yarumela, en el departamento de La Paz, zona central de Honduras.

La responsabilidad del crimen se estableció por Fiscales de la Sección de Investigación de Muertes Cometidas por Miembros de los Cuerpos de Defensa y/o Seguridad, Orden Público o Funcionarios del Estado, mediante un proceso liderado por el director de la ATIC, Ricardo Castro, quien asumió responsabilidades correspondientes a la Dirección General de Medicina Forense.

Este controvertido caso fue ampliamente debatido en virtud que el Ministerio Público desechó la participación de la exdirectora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, quien, debido a las implicaciones del caso, fue propuesta por el cuerpo de abogados y la familia de la víctima para que se involucrara en la práctica de la autopsia.

Los abogados y los familiares del joven asesinado alegaron, en su momento, que proponían la participación de Villanueva, porque no confiaban en la institucionalidad hondureña. Finalmente, la autopsia se llevó a cabo bajo el liderazgo del director de la ATIC y se desechó la participación de Villanueva.

Al conocer sobre la captura del militar, Julissa Villanueva, opinó a través de su cuenta de Twitter que en este caso emblemático se logró la presentación de un requerimiento fiscal, porque hubo presión de la ciudadanía y de la prensa. La patóloga expuso que ahora se debe exigir al Ministerio Público que presente requerimiento fiscal contra todos los autores materiales e intelectuales.

Eblin Noel Corea Maradiaga fue asesinado de un disparo de arma de fuego inferido en el tórax, durante una protesta ciudadana que fue reprimida por elementos de la Policía Militar del Orden Público.

Corea Maradiaga participaba, junto a otros jóvenes, en una protesta de la Plataforma para la Defensa de la Salud y la Educación, que exigía además de la no privatización de la salud y la educación, la salida del poder del gobernante Juan Hernández, por suponerlo responsable de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.

Los hechos, según el Ministerio Público

De acuerdo al Ministerio Público, los hechos se registraron el pasado 20 de junio, a eso de las 7:00 de la noche, cuando pobladores del municipio de Yarumela, desarrollaban una manifestación en la calle principal de ese poblado. Tras llegar a la zona, los manifestantes comenzaron un enfrentamiento con soldados antimotines, a quienes lanzaban piedras, luego regresaban a Yarumela mientras los militares les daban seguimiento, dice un comunicado del Ministerio Público.

“En el enfrentamiento, el uniformado acusado fue alcanzado por una piedra que golpeó su mano, por lo que regresó hasta donde estaba un compañero y lo despojó del arma de reglamento tipo fusil y disparó en tres ocasiones, uno de los proyectiles impactó en el tórax del menor de edad, provocándole la muerte”, establece el texto de la Fiscalía.

El Ministerio Público presentó el requerimiento fiscal ante el Juzgado de Letras de la Sección Judicial de La Paz y anunció que tras la captura del uniformado solicitará en audiencia de declaración de imputado la detención judicial del militar Junior Adán García Banegas.

El crimen de Eblin Noel Corea Maradiaga se suma a otros más cometidos por elementos de las fuerzas de seguridad del Estado. En marzo de 2018, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) reportó que, en el marco de las protestas contra el fraude electoral de 2017, al menos 22 hondureños murieron por balas disparadas por armas de agentes de seguridad del Estado.

En virtud que los casos siguen en la impunidad, la agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha urgido en reiteradas ocasiones al Estado hondureño, castigo para los responsables de los crímenes.

El jueves, tras la captura del militar, la OACNUDH emitió tuit mediante el cual saluda la acción del Ministerio Público e insta a las autoridades a seguir desarrollando investigaciones y enjuiciamientos de casos sobre violaciones de derechos humanos.

Prueba científica confirma que niño de Yarumela fue asesinado por militares, asevera exdirectora de Medicina Forense

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El proceso científico realizado tras la exhumación de su cadáver habría confirmado que fue una bala militar que acabó con la vida de Eblin Noel Corea Maradiaga (17), el pasado 20 de junio en la comunidad de Yarumela, La Paz.

La aseveración sobre los responsables del crimen lo hizo la exdirectora de Medicina Forense y actual empleada de esa unidad del Ministerio Público, Julissa Villanueva, quien mediante un mensaje de Twitter refiere que el menor fue asesinado con un proyectil de alta velocidad, el cual fue recuperado de su cuerpo después de ser disparado por un fusil militar.

Villanueva, quien ha sido relegada en sus funciones por sus constantes denuncias de irregularidades al interior de la Dirección de Medicina Forense y del Ministerio Público en general, se ha adelantado ante cualquier versión que se maneje de manera oficial.

La profesional de las ciencias forenses fue rechazada para que el pasado 31 de julio participara en la exhumación del cadáver, pese a que la familia y el cuerpo de abogados de la víctima habían pedido al Ministerio Público su participación, como medida de seguridad, ya que desconfían de la institucionalidad.

Noticia Relacionada: MP impidió participación de exdirectora de Medicina Forense en exhumación de cadáver de niño asesinado en represión militar

Villanueva se pregunta en el mensaje de Twitter que ahora que ya se tiene la certeza de la procedencia del arma que le segó la vida a Eblin Noel, qué espera la justicia hondureña para proceder a hacer las capturas.

Eblin Noel Corea Maradiaga fue asesinado el 20 de junio de un disparo de arma de fuego inferido en el tórax, durante una protesta ciudadana que fue reprimida por elementos de la Policía Militar del Orden Público.

Corea Maradiaga participaba, junto a otros jóvenes, en una protesta de la Plataforma para la Defensa de la Salud y la Educación, que exigía además de la no privatización de la salud y la educación, la salida del poder del gobernante Juan Hernández, por suponerlo responsable de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.

¡Insólito! Familiares de niño asesinado en represión militar montan guardia sobre su tumba

 

Represión policial
Los amigos y familiares cumplen este sábado, 15 días de montar guardia sobre la tumba de Eblin Noel Corea Maradiaga

 

Por: Redacción CRITERIO
redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Cada vez que se asoma el crepúsculo, los pobladores de Yarumela, La Paz, se encaminan hacia el cementerio de la comunidad para resguardar los restos de Eblin Noel Corea Maradiaga (17), el niño que fue asesinado el 20 de junio en el marco de una represión militar.

Noticia Relacionada: Ministerio Público no quiere dar celeridad al crimen de niño de Yarumela

Eblin Noel fue ejecutado después de una protesta ciudadana, que exigía la renuncia del gobernante hondureño, Juan Hernández y que contó con la participación de un fuerte sector de la población de la comunidad y de miembros de la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación.
El cadáver del joven, que recibió el impacto de una bala en el tórax, fue sepultado al día siguiente de su crimen, sin que hasta la fecha el Ministerio Público haya realizado la exhumación de su cadáver para establecer las causas y la identidad del o de los victimarios.
A partir del 21 de junio, la familia, amigos y pobladores de Yarumela se dan cita todas las noches para montar guardia sobre la fosa donde se encuentran los restos de Eblin Noel.

Represión militar
Eblin Corea, padre de la víctima contó a CRITERIO que teme por su vida y la de su familia.

«Ahí nos toca dormir desde la muerte del niño (…) ahí nos hemos instalado», dijo a CRITERIO, Eblin Corea, padre de la víctima, quien el viernes asistió a una conferencia de prensa brindada por funcionarios de Amnistía Internacional que, en el marco de una visita in situ, documentaron el crimen de su hijo.
Corea relató que la custodia la emprenden desde que cae el sol hasta las 6:00 de la mañana del siguiente día y que lo hacen porque temen que el gobierno busque hacer la exhumación a sus espaldas. «Ellos saben que lo que hicieron no fue (estuvo) bien, pues, y saben que esa bala es importante para esclarecer las cosas, entonces pueden buscar la forma de cómo sacar esa bala y desaparecerla», expresó.
En ese orden narró que el jueves 4 de julio se observó a un vehículo sin placas que merodeaba la zona a eso de las 5:00 de la tarde y desde donde sus ocupantes hacían fotografías.
El campesino, que presta su fuerza laboral a un pequeño productor agrícola de la zona, comentó que además del dolor que le ha causado la muerte de su hijo, ahora se enfrenta a problemas económicos porque el miedo lo tiene paralizado sin poder salir de su casa, ya que teme por su vida y la de su familia.
El Ministerio Público se abstuvo el viernes 28 de junio de hacer la exhumación, argumentando que ese día en la aldea de Yarumela, La Paz, se podrían dar incidentes violentos porque se conmemoraba el décimo aniversario del golpe de Estado de 2009. Sin embargo, un grupo de abogados, que se ha involucrado en la parte acusadora en apoyo de la familia de la víctima, asegura que la postura de la Fiscalía es ilógica y descontextualizada porque lo que se quiere es que sobre el caso se haga justicia y por lo tanto se practique la exhumación.
La familia del joven ha admitido que en un inicio no quería que se le practicara la autopsia porque no cree en la justicia hondureña, pero que gracias a la asesoría de los abogados cambiaron de parecer. Pero ahora es el Ministerio Público que está entorpeciendo el proceso.
«Nosotros ahora exigimos que la exhumación se haga para esclarecer eso (crimen) y no quede impune esa muerte», expresó Eblin Corea.
La parte acusadora, integrada por 14 abogados que apoyan a la familia de la víctima, asevera tener el decomiso de armas y de contar con un testigo protegido que sabe la identidad del miembro de la Policía Militar del Orden Público que disparó contra el joven.
El Ministerio Público se niega, según el cuerpo de abogados de la familia de la víctima, a que la exdirectora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, participe en el proceso de exhumación.
“No se le quiere dar celeridad a un proceso de pronta justicia”, dijo Villanueva al concluir una conferencia de prensa en el Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Honduras (Cofadeh) donde el pasado 1 de julio se exigió al Ministerio Público que proceda de inmediato a realizar la exhumación del cadáver de Eblin Noel.

Imágenes de la custodia efectuada la noche del jueves 4 de julio sobre la tumba de Eblin Noel Corea Maradiaga:

represión militar

Represión policial
Los amigos y familiares cumplen este sábado 15 días de montar guardia sonbre la tiumba de Eblin Noel Corea Maradiaga

Ministerio Público no quiere dar celeridad al crimen de niño de Yarumela

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La exdirectora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, acusó este lunes al Ministerio Público de no querer darle celeridad al crimen del niño de Yarumela, La Paz, Eblin Noel Corea Maradiaga (17), víctima de un impacto de bala durante una represión militar.

Noticia Relacionada: Familiares de Eblin Corea exigen exhumación y pronta justicia

“No se le quiere dar celeridad a un proceso de pronta justicia”, dijo Villanueva al concluir una conferencia de prensa en el Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Honduras (Cofadeh) donde se exigió al Ministerio Público que proceda de inmediato a realizar la exhumación del cadáver de la víctima.

El Ministerio Público se abstuvo el viernes 28 de junio de hacer la exhumación, argumentando que ese día en la aldea de Yarumela, La Paz, se podrían dar incidentes violentos porque se conmemoraba el décimo aniversario del golpe de Estado de 2009.

El joven de 17 años, fue asesinado el 20 de junio de un disparo de arma de fuego inferido en el tórax, durante una protesta ciudadana que fue reprimida por elementos de la Policía Militar del Orden Público.

El joven participaba, junto a otros jóvenes, en la protesta que exigía la salida del poder del gobernante Juan Hernández, por suponerlo responsable de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.

La parte acusadora, integrada por 14 abogados que apoyan a la familia de la víctima, asevera tener el decomiso de armas y de contar con un testigo protegido que sabe la identidad del miembro del policía militar que disparó contra el joven.

El Ministerio Público se niega, según el cuerpo de abogados de la familia de la víctima, a que Villanueva participe en el proceso de exhumación.

“Eso han referido los abogados y la familia de Yarumela, dicen que aparentemente el fiscal general adjunto—que es dicho sea de paso el encargado de Medicina Forense y no el fiscal general—el que ha referido cierta oposición a través de la directriz que le genera al abogado Roberto Blen para que yo no pueda participar en este procedimiento técnico científico”, dijo.

Ante la pérdida en la credibilidad del Ministerio Público, la familia de la víctima y el Colegio Médico de Honduras, le han solicitado a la exdirectora de Medicina Forense participe en la exhumación de Eblin Noel Corea Maradiaga.

La pérdida de confianza, según la patóloga es porque el Ministerio Público está tratando los casos de manera selectiva. “El Ministerio Público tiene una gran deuda social, sobre todo con el tema de vulneración de derechos humanos, crímenes, asesinatos”, manifestó.

Añadió que aunque se hagan operaciones con diversos nombres para el combate al narcotráfico, la población hondureña siente y percibe que no se le ha dado respuesta a los más grandes capos de la droga o a los que trafican en gran escala la droga.

De acuerdo a lo conocido por la forense, el fiscal general adjunto, Daniel Sibrián, estaría argumentando que ella no puede participar porque tiene una demanda contra el Ministerio Público.

Villanueva, fue destituida como directora de Medicina Forense por sostener que la extinta directora de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) de Santa Rosa de Copán, Sherill Yubissa Hernández Mancía, fue asesinada y no se suicidó, como lo asevera el Ministerio Público.

En una entrevista con CRITERIO Villanueva dijo que aunque el Ministerio Público no haya expresado su negativa a que ella participe como patóloga en la exhumación, pareciera que existe un cierto resquemor que ella figure como parte del equipo técnico científico encargado de realizar el procedimiento para darle transparencia.

Añadió que la transparencia la ha demostrado nacional e internacionalmente, por lo que está dispuesta a ser veedora profesional de fe para que se haga justicia y se tengan resultados de la autopsia.

Con el proceso se documentará la causa de la muerte, la manera o circunstancia de la fuerte, el tiempo de la muerte y la identificación de la víctima y se establecerá si se trata de un homicidio o asesinato. Asimismo, para determinar quién dio la orden de que se reprimiera a un niño.

Pese a haber sido destituida como directora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, sigue siendo patóloga por lo que dijo que no entiende porqué se le quiere impedir que participe en el proceso de exhumación del cadáver del niño de Yarumela.