Reprimen y desalojan a trabajadores de la bananera Chiquita Honduras

bananera Chiquita Honduras
Los trabajadores han mantenido un paro de labores desde hace 72 días.

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La Policía Nacional y la Policía Militar del Orden Público desalojaron de manera violenta esta mañana a un grupo de trabajadores de la empresa bananera Chiquita Honduras, que mantenía un paro de labores, exigiendo el cumplimiento de sus beneficios de salud.

 A la empresa transnacional, que se ubica en el municipio de Lima, en el norteño departamento de Cortés, llegaron desde ayer al menos 200 efectivos de las fuerzas de seguridad del Estado, quienes hoy a la luz del alba comenzar  a propinar empellones y golpes y a lanzar gas lacrimógeno a los trabajadores que se resistían a abandonar la toma que mantenían desde hace 72 días.

Noticia Relacionada: Más de 2 mil trabajadores de Chiquita Brand cumplen 9 días en paro de labores exigiendo contrato colectivo y mejor plan de salud

Se denunció además que durante el lanzamiento del gas lacrimógeno resultaron afectados varios niños que viven en las viviendas que rodean las fincas bananeras.

Los empleados han venido exigiendo el cumplimiento de la cláusula 13 del contrato colectivo, que se refiere a la prestación de salud en el hospital más cercano y que siempre ha sido el Hospital de la Lima, Cortés, antes propiedad de la empresa, pero que se ha privatizado cambiando su nombre a La Lima Medical Center. Ahora que el hospital es privado, los trabajadores ya no son atendidos.

A raíz de la exigencia de los empleados y de que comenzaran con el paro de labores, las autoridades de la empresa despidieron a  93 de ellos.

bananera Chuiquita Honduras
Los trabajadores alegan que los policías les han robado motocicletas, bicicletas, teléfonos celulares y hasta las carteras de sus compañeras.

Franklin Pacheco, uno de los trabajadores despedidos, denunció ante CRITERIO que los policías aprovecharon el desalojo para llevarse  motociclistas, bicicletas, teléfonos móviles (celulares)  y hasta las carteras de las empleadas y ahora se niegan a hacer la devolución alegando inocencia.

El obrero dijo que ahora a la exigencia de salud se ha sumado el reintegro de los 93 despedidos.

Contó que los ejecutivos de la empresa se niegan a recibir a los representantes de los trabajadores y se han cerrado desde hace un mes diciendo que no están dispuestos a ceder en nada, específicamente con el cumplimiento del contrato colectivo y a reintegrar a los despedidos.

A raíz del conflicto, los trabajadores solicitaron la mediación de la secretaría de Trabajo, que hasta el momento no ha cumplido con su promesa de sentar en la mesa del diálogo a las partes en conflicto.

bananera Chuiquita Honduras
Inicialmente los policías pretendían capturar a cuatro trabajadores, pero ante la mediación de los defensores de derechos humanos echaron marcha atrás y no procedieron.

De momento los trabajadores son acuerpados por organizaciones defensoras de los derechos humanos, que esta mañana levantaron los por menores y testificaron la represión policial.

La empresa Chiquita Honduras está integrada por  diez fincas bananeras, donde laboran unos 2,100 trabajadores.

Policías y empleados de ESPA desalojan estudiantes de la UNAH

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Miembros de la Policía Nacional y empleados de la empresa de vigilancia ESPA han desalojado esta noche, de manera violenta,  a los alumnos que permanecían en los edificios de Odontología y Ciencias Médicas.

Haciendo uso de la fuerza excesiva y gases lacrimógenos los miembros de la policía militar y los vigilantes de ESPA procedieron a desalojar a los alumnos del Movimiento Estudiantil Universitario la noche de este jueves.

Los guardias de ESPA en la persecución de los estudiantes desarmaban cuanto encontraban a su paso, denunciaron los alumnos.

Los alumnos que permanecen acompañando a sus compañeros que están en huelga de hambre se comunicaron con Criterio.hn y manifestaron que tienen miedo que la policía llegue también a golpear a los estudiantes que permanecen en huelga de hambre desde hace ya 134 días.

Los estudiantes lanzaron mensajes de alera en las redes sociales pidiendo ayuda a los organismos de derechos humanos y a los cuerpos de socorro pues hay varios alumnos heridos y otros afectados por los gases lacrimógenos.

El conflicto de la UNAH parece no tener fin y mientras las autoridades hablan de estar abiertos al diálogo continúan con una campaña, mediática que incita al odio y al divisionismo y a pesar que hay varios ofrecimientos para mediar no se ve por donde puedan arrancar las conversaciones.

Por su parte los alumnos manifiestan que ellos están abiertos a un dialogo pero sin la presencia de Julieta Castellanos en la rectoría de la Alma Mater.