Ocho nuevos generales de cuatro estrellas en Honduras ¿para qué?

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

He aquí lo que causa nauseas, ocho nuevos jefes de los escuadrones de la muerte son ascendidos a cuatro estrellas, seguramente por su complicidad con el narcotráfico, o quién sabe si porque ayudaron aquel día a asesinar a Berta Cáceres, o tal vez porque han declarado ser fieles a las mafias políticas, o seguramente porque supieron esconder a la perfección a quienes asesinaron a Anselmo Villareal, o quién sabe si son ascendidos porque participaron directamente en la captura, tortura y posterior asesinato de los estudiantes: Mario Enrique Suárez y Gerson Daniel Meza.

Qué asco causa saber que en uno de los países más pobres del mundo, ocho criminales son ascendidos a generales de cuatro estrellas, todo esto en medio una verdadera crisis humanitaria, que por más intentos que haga la oligarquía y sus empleados el Partido Nacional ya básicamente es imposible esconder, como también es imposible esconder que Honduras es hoy por hoy un narco Estado, y por si eso fuera poco, Honduras es también un Estado al servicio de intereses foráneos en contra de la soberanía venezolana.

Ocho generales de cuatro estrellas ¿para qué?

Para que quiere un pueblo a ocho generales de cuatro estrellas, si lo que faltan son médicos en los hospitales y médicos.

¿Para qué? ocho nuevos parásitos de cuatro estrellas, cuando lo que necesitamos son más profesores en las escuelas.

Cuantos niños podrían tener alimentación diaria y de calidad, con la inversión que el erario tendrá que hacer en estos nuevos generales al servicio del crimen organizado.

En fin, lo que la oligarquía y sus sirvientes nos están anunciando es que Honduras en muy poco tiempo dejará de ser uno de los países más pobres, para convertirse quizá en el primer país del mundo en avanzar hacia la miseria; pues por más esfuerzo que se haga es imposible desterrar la tesis de que el ejército hondureño es a todas luces un verdadero atraso para superar esa crisis humanitaria que crece cada vez más, y que ya está alcanzando niéveles insospechados.

Que contradicción, mientras miles huyen del país en sendas caravanas por falta absolutamente de todo, ocho nuevos parásitos tendrán ahora mismo mejor salario y mejores prestaciones.

¿Qué de productivo es para una nación ocho nuevos generales de cuatro estrellas?  

Por donde se le quiera ver, y/o justificar, estos ocho nuevos generales de cuatro estrellas son y serán siempre seres completamente improductivos, buenos nada más para asesinar, entrenados para dar golpes de Estado cada vez que la oligarquía nacional e internacional así se los demande, expertos en asesinatos selectivos, buenos para consumir lo que jamás han producido ni en el campo ni en la ciudad.

En fin, ocho generales de cuatro estrellas buenos para nada, con la excepción de capturar, torturar y asesinar.