Logo Cirterio.hn blanco

Suspenden protestas en la carretera Choloma-Puerto Cortés tras acuerdo con empresas

Por: Rubén Escobar

Choloma, Cortés. Tras unas ocho horas de protesta en la carretera CA-13, que conecta a Choloma con Puerto Cortés, el de mayor tráfico marítimo de Honduras, los manifestantes regresaron a sus casas luego que al menos tres grandes empresas se comprometieran a conocer las necesidades de los pobladores y a contribuir con el desarrollo del sector.

Pobladores de varias colonias, entre ellas Los Castaños, el Nuevo Renacer, El Trébol y Boquitas y Morales, de Choloma, se tomaron la carretera CA-13 en el sector de Quebrada Seca (278 km al norte de Tegucigalpa), en protesta contra varias empresas que, aseguran, generan altos niveles de contaminación que está afectando su salud y causando daños al medioambiente.

La protesta inició alrededor de las 4 de la mañana a inmediaciones de la escuela La Fraternidad, lo que mantuvo bloqueado el paso entre Choloma y Puerto Cortés, y generó un congestionamiento de varios kilómetros, incluyendo muchos camiones que transportan mercaderías.

La protesta era contra varias empresas, a la que señalan de generar contaminación, especialmente por aguas residuales, lo que ha venido afectando la salud de los pobladores.

Noticia relacionada Bloquean carretera Choloma-Puerto Cortés en protesta por contaminación de empresas

Carlos Velásquez, presidente del patronato de la colonia Los Castaños, informó a Criterio.hn que en la zona existen empresas como la canadiense Gildan, que mantiene más de 40 pilas de oxidación. Otras son Corrugados de Sula, Maseca y Aguas de Choloma.

Esta última es la encargada de proveer agua potable y alcantarillado al municipio.

A eso de las 9 de la mañana el alcalde cholomeño, Gustavo Mejía, acordó mediar y logró que las partes se reunieran en el Palacio Municipal.

Tras varias horas de conversaciones, se acordó formar comisiones integradas por pobladores, ejecutivos de Gildan, Maseca y Corrugados de Sula, los que analizarán los problemas de las comunidades y tratarán de ayudar. Se volverán a encontrar en 15 días para revisar los avances. Luego del acuerdo los pobladores despejaron la vía después del mediodía.

LA PROTESTA

Más temprano, Velásquez había afirmado que esas empresas “están afectando nuestros ríos, nuestro suelo. Tienen pilas de oxidación a las que no les dan el mantenimiento adecuado y lanzan sus aguas de desecho a los quineles que las comunidades tienen.

Además, nunca han tenido una proyección social a favor de las comunidades”.

Dijo tener información que la productora de harina de maíz, Maseca, estaría construyendo nuevas pilas de oxidación.

De su lado, Jessenia Amador, secretaria del Comité de Emergencia Local (Codel), dijo que no quieren “más agua contaminada. Nuestros hijos se nos están enfermando por el exceso de contaminación”.

Aseguró que muchos vecinos han venido sufriendo de bronquitis, alergias e infecciones en los pies. También atribuye a esas aguas la proliferación de “plagas”, lo que acrecienta las enfermedades.

Informó que son unas 10 mil familias las que estarían siendo afectadas.

La zona es inundable y cuando las calles y casas se anegan, las aguas lluvias, de las quebradas y de las pilas de oxidación se mezclan, señaló la dirigente. “Después de que baja el agua parece que han echado Gramoxone a la maleza y hay cualquier cantidad de animales muertos: animales domésticos, peces y otros animales”, enfatizó.

Tras el paso del huracán Julia, el 8 y 9 de octubre, varias familias de Nuevo Renacer y de Los Castaños tuvieron que salir de sus casas y se encuentran actualmente en la escuela La Fraternidad.

Author Details
Sorry! The Author has not filled his profile.

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.