Actualidad|Noticias Destacadas

Solicitan al Departamento de Estado de EE.UU. que garantice elecciones libres y justas en Honduras

votar de forma masiva para evitar un nuevo fraude electoral

Compartir

Tegucigalpa. Miembros del Congreso de los Estados Unidos enviaron una carta presionando al Secretario del Departamento de Estado, Antony Blinken, para que desde dicha institución se garanticen elecciones libres y justas en Honduras de cara a los comicios generales del domingo 28 de noviembre. 

Los miembros del Congreso que encabezaron la solicitud fueron el senador estadounidense de Oregón Jeff Merkley y los representantes estadounidenses Jan Schakowsky (D-IL-09), Joaquín Castro (D-TX-20), Chuy García (D-IL -04) y Hank Johnson (D-GA-04).

En la carta resaltaron que en los últimos años, Honduras se ha visto afectada por la corrupción gubernamental y las violaciones de derechos humanos entrelazadas con la violencia mortal de las pandillas y de las fuerzas de seguridad del país, factores que han llevado a una ola de migrantes a buscar asilo en Estados Unidos.

De interés: Honduras podría estar a las puertas de las elecciones más violentas de su historia

«Con solo dos semanas para que se celebren las elecciones generales, existe un mayor potencial de violencia, fraude o restricciones a la capacidad de los ciudadanos hondureños para ejercer sus derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión, todos los cuales están protegidos por el Constitución hondureña», escribieron los congresistas en la carta al secretario de Estado. «Creemos que es esencial que Estados Unidos sea visto como un observador neutral, creíble e imparcial y que apoyemos un resultado en Honduras que sea genuinamente democrático e inclusivo».

«Hemos observado con gran preocupación un patrón de abusos a los derechos humanos en Honduras que continúa amenazando las libertades básicas, mientras que la libertad de prensa y el espacio para que la sociedad civil opere siguen siendo severamente restringidos”, manifestaron en la misiva.

Los congresistas ponen sobre relieve la crisis de derechos humanos desatada tras los comicios generales de 2017. En donde, según datos de La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACNUDH) se documentaron al menos 16 asesinatos por parte de las fuerzas de seguridad de Honduras, sin que hasta la fecha los mismos hayan sido procesados con éxito.

Nota relacionada: Se encamina Honduras a repetir los tropiezos de 2017

Señalaron que la OACNUDH informó que «los periodistas enfrentan asesinatos selectivos, detenciones arbitrarias, destrucción de equipo y otros obstáculos que han impedido su capacidad para operar de forma independiente». Asimismo, manifestaron: «Tememos que la represión contra los trabajadores de los medios de comunicación, los manifestantes y políticos de la oposición y los defensores de los derechos humanos, incluso por parte de las fuerzas de seguridad hondureñas, pueda aumentar o intensificarse a medida que se acercan las elecciones».

«Con todos los ojos de la región en Honduras este noviembre, instamos al Departamento de Estado a un fuerte monitoreo y a la crítica pública de las prácticas autoritarias para maximizar las posibilidades de un proceso electoral inclusivo y transparente, que podría servir como un posible indicador de la renovación democrática en la región, a medida que se acercan las elecciones presidenciales en Colombia y Brasil en 2022», afirmaron.

En el párrafo de cierre resaltaron que el futuro democrático de Honduras está ligado al futuro de Estados Unidos y que este ciclo electoral es de especial importancia debido a que el Congreso que sea electo elegirá al nuevo Fiscal General y a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, actores clave en la lucha contra la corrupción y la impunidad. Dos males «que continúan agotando los recursos públicos y alimentan el empobrecimiento generalizado, la inseguridad ciudadana y el desplazamiento forzado en la región».

Lea también: Desarticular las redes de corrupción y el narcotráfico, principales retos del nuevo gobierno: Leticia Salomón

En la carta, se remarcó que «un proceso electoral transparente, inclusivo y creíble sería un primer paso necesario para fortalecer el Estado de derecho y facilitar un desarrollo económico equitativo a largo plazo, para que el pueblo hondureño pueda vivir con dignidad, seguridad y con sus libertades fundamentales protegidas».

La carta también fue firmada por los senadores Patrick Leahy (D-VT), Dick Durbin (D-IL), Ben Cardin (D-MD), Edward J. Markey (D-MA), Sherrod Brown (D-OH), Tom Carper (D-DE), Jack Reed (D-RI), Cory Booker (D-NJ), Sheldon Whitehouse (D-RI), Ron Wyden (D-OR), Elizabeth Warren (D-MA), y Chris Murphy (D-CT); junto con los representantes Jake Auchincloss (D-MA-04), Earl Blumenauer (D-OR-03), Emanuel Cleaver II (D-MO-05), Raúl Grijalva (D-AZ,03), Alan Lowenthal (D-CA-47), Jim McGovern (D-MA-02), Eleanor Holmes Norton (D-DC), Mark Pocan (D-WI-02), Dina Titus (D-NV-01), Rashida Tlaib (D-MI-13), Norma Torres (D-CA-35), y Luis Correa (D-CA-46).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.