Actualidad|Noticias Destacadas

Salvación de la ENEE y de más de 1.7 millones de pobres con recibos altos de energía es sacrificio de todos

Salvación de la ENEE

El 51% de las acciones de la ENEE fueron adquiridas por el consorcio honduro-colombiano Empresa Energía Honduras; el 9% por el sindicado y el 40% supuestamente por socios nacionales cuya identidad se desconoce.

Compartir

Tegucigalpa. – El Congreso Nacional presidido por la Junta Directiva de Luis Redondo, recibió ayer el proyecto de ley impulsada por Xiomara Castro para que 1 millón 375 mil abonados de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que consumen 150 kilovatios o menos no paguen factura de energía.

Ese dinero lo pagarán los altos consumidores que anteriormente eran los más beneficiados, con condonaciones a sus deudas millonarias con la ENEE.

El secretario de Desarrollo Económico, Pedro Barquero, explicó que salvar la ENEE y beneficiar con esto a los pobres es una promesa de campaña que se debe cumplir a más de 1.7 millones de hondureños que votaron por cambios y esperan estos y otros resultados.

Baquero detalló que la última conclusión a la que se han llegado, luego de diversos estudios con un equipo técnico es que una parte del subsidio la cubrirá la Secretaría de Finanzas a través de los impuestos, y otra parte la se pagará vía aumento a una tarifa comercial e industrial sin tocar la tarifa residencial.

El integrante del gabinete de Castro, aclaró que quienes consuman de 0 a 150 kilovatios por hora no pagarán y de 150 en adelante en el área residencial queda sin cambios, reiteró que así se redactó y entregó a la Secretaría de la Presidencia.

El problema de la ENEE es de acumulaciones de más de una década, por lo que todavía los hondureños deberán sufrir las consecuencias de las pésimas decisiones del pasado, pero el gobierno actual asegura que tomará las decisiones correctas para iniciar a corregir la problemática de la estatal.

Entre los puntos está refinanciar la deuda de más 75 mil millones de lempiras, la reducción de las pérdidas técnicas y no técnicas que han aumentado en lugar de reducirse, además implementar la Ley General de la Industria Eléctrica que pese entrar en vigencia en mayo del 2014 nunca estuvo en operaciones.

De esa ley, decidirán luego si es necesario cambiar algo después de discutirlo, pero por ahora anunció que cumplirán con la ley vigente que no se ejecutó en siete años y medio, pero su deber es cumplir para fortalecer el Estado de derecho.

Las consecuencias del mal manejo de las finanzas, la corrupción, manipulación de los contratos, precios equivocados dentro de los contratos ha ocasionado que muchos hondureños paguen el doble o más del doble por la energía eléctrica que consumen, por lo que todos los contratos se renegociarán los contratos de generación y el de distribución con la Empresa Energía Honduras (EEH).

Barquero, comparó y cuestionó que no es posible que en Guatemala se esté comprando a siete centavos y luego pasa al consumidor final a 13 centavos y, en cambio, en Honduras hay contratos hasta de 23 centavos, es decir, el triple, lo que significa que el pueblo hondureño paga el doble de la tarifa de energía, puesto que la ENEE compra a 13.5 centavos de dólar el kilovatio por hora, siendo una abismal diferencia.

Lea también: ENEE podría recuperarse en siete años al ejecutar decisiones idóneas ahora, dice experto

GUATEMALA ES EJEMPLO EN MATERIA ENERGÉTICA

Cabe señalar que el director del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Electrificación de Guatemala, Melvin Vega, compartió que su país pasó por varias reformas y se apegaron a estas antes de convertirse en un buen ejemplo en el tema energético en la zona, lo que mejoró la inversión y se empezara a exportar energía a otros países, incluida Honduras, puesto que no tienen una deuda acumulada.

Sobre los datos anteriores, Barquero explicó que existen dos precios, uno con el que se vende la generación y el otro es el que se vende al consumidor final. Barquero compartió también con el experto en electricidad, Mario Zelaya que llevar a la ENEE a la privatización aceleró la problemática actual.

En contraste, recordó que la ENEE estuvo mejor manejada cuando estaba verticalmente integrada, es decir cuando la estatal manejaba las pérdidas técnicas y no técnicas, en especial en dos momentos cuando estuvo por debajo del 20 por ciento, en la gestión de la gerencia del ingeniero Manuel Arriaga Yakamán y la de Rixi Moncada, a quienes también el sindicato de la ENEE reconoce como las mejores gerencias que tuvo la empresa.

Barquero argumentó que cuando se contrató la sub generación de energía es donde empezaron a subir precios de la tarifa eléctrica considerablemente, comparada con el tiempo donde era operada por el Gobierno.

El modelo que planteado es la escisión de la ENEE -destacó Barquero-, pero por empresas dirigidas por el Estado, no privatizadas como se quiso hacer el año pasado con el Congreso del pasado gobierno.

Lea también: Xiomara Castro impulsa en el Congreso un proyecto de “energía gratis” para los pobres

“DEBEMOS SACRIFICARNOS, ESTAMOS DE ACUERDO CON LOS SUBSIDIOS”

Por su parte, el asesor en materia energética y miembro de la junta directiva del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Salomón Ordóñez, manifestó que los subsidios no se deben cruzar porque en este caso se quita al sector productivo y comercial su capacidad de competir.

El experto señaló que la ley se debe ejecutar para conocer realmente qué se debe modificar, porque simplemente las leyes nunca se han implementado. A su vez, destacó que debe tenerse cuidado con las micro y medianas empresas porque son bastante susceptibles al costo de la energía y son las mayores generadoras de empleo, por lo que no hay que afectarlas.

En cuanto a las empresas extranjeras señaló que deben tomar la decisión de si realmente llegaron para invertir en Honduras, porque uno de los temas siempre deberá ser la energía competitiva, estable y continua, donde no solo importa el precio sino la calidad del servicio.

Por otro lado, las empresas grandes no tienen por qué reaccionar y deben “tragarse ese aumento”, lo que implica un impacto económico porque son los verdaderos generadores de trabajo, sin embargo, apuntó que han reaccionado desde hace años, en algunos casos con el uso de su autogeneración.

“Cuando se castigue a las empresas grandes (industriales) se van a ir por energía solar que ya es competitiva privada”, comentó Ordóñez y agregó que es mucho más barato que la tarifa de la ENEE, al mismo tiempo señaló que esto ocurrió en otros países.

“Todas las partes debemos ser parte de la solución, debemos sacrificarnos todos, al confirmar las señales correctas de seguridad jurídica, aunque impactará y habrán reacciones y los grandes consumidores tienen su producción, pero además se deben cambiar las tecnologías”, dijo el experto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.