¿Qué pasó con los asesinos de Monseñor Romero?

Monse

“Marino Samayoa Acosta era sargento segundo de la Guardia Nacional de El Salvador, recibió 114 dólares por asesinar a Monseñor Romero”.

La falta de acciones judiciales para esclarecer el martirio de Monseñor Óscar Arnulfo Romero cubre a los responsables de su asesinato con un velo de impunidad que sigue vigente hasta la fecha.

A pocas horas de la beatificación de Monseñor Romero CRITERIO le cuenta qué pasó con los autores materiales e intelectuales del asesinato de Óscar Arnulfo Romero. ¿Quién decidió matar a monseñor Romero?

Roberto d’Aubuisson Según el Informe de la Comisión de la Verdad para el Salvador, d’Aubuisson es responsable de la creación de los escuadrones de la muerte y de dar la orden de matar a Romero. En 1981 fundó el partido político de derecha ARENA, con el que intentó en tres oportunidades acceder a la Presidencia de El Salvador. Murió de cáncer de lengua en 1992 sin haber rendido cuentas a la justicia por el crimen.

Álvaro Rafael Saravia  Luego del asesinato de Romero se quitó el rango militar, abandonó a su familia y se mudó a California donde realizó trabajos de campo, también fue lavador de dinero para la mafia colombiana y vendió carros usados hasta 2004. Una corte de EE.UU. lo juzgó por el asesinato de Monseñor, Saravia desapareció poco antes del juicio y ahora vive oculto.

Mario Molina Es hijo del expresidente salvadoreño Arturo Armando Molina puso a disposición al francotirador que cometió el asesinato, además aportó el arma y el equipo de seguridad, en el Informe de la Verdad fue absuelto de la responsabilidad, se asegura que sigue vivo aunque “Nadie sabe dónde está Mario Molina» .

Eduardo Ávila Es el propietario del fusil suizo que disparó el sicario y responsable de determinar en cuál misa se efectuaría el homicidio. Ávila fue asesinado en circunstancias extrañas en 1994.

Armando Garay Es el chofer que condujo al asesino hasta la iglesia en la que monseñor Romero daba la que fuera su última misa. Ahora vive oculto bajo condición de testigo protegido de Estados Unidos. Lee: Las ideas de Monseñor Romero.

Walter Álvarez Tuvo que ver con la cancelación de los honorarios del autor material. Fue secuestrado en el mes de septiembre de 1981 y se le encontró muerto poco tiempo después.

El autor material Marino Samayoa Acosta Fue el francotirador que disparó contra Monseñor Romero, no se tienen datos certeros de su vida. (Telesur, redacción CRITERIO).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.