Logo Cirterio.hn blanco
Punta Gorda, ejemplo de ausencia de protección jurídica

Punta Gorda, ejemplo de ausencia de protección jurídica a Garífunas en Honduras: Ofraneh

Redacción: Marcia Perdomo

 

Tegucigalpa.- Ante la falta de titulación de tierras, la comunidad Garífuna de Punta Gorda en Roatán, Islas de la Bahía, inició la semana pasada el proceso de recuperación de su territorio ancestral en el área conocida como La Entrada.

En 2011, pobladores de la zona fueron desalojados por integrantes de las fuerzas de seguridad estatal, quienes a través del Instituto de Previsión Militar (IPM) aseguraban ser los propietarios de dicho territorio, según indicó la Organización Fraternal Negra de Honduras (Ofraneh).

El “Caso Punta Gorda es un ejemplo más de la ausencia de protección jurídica que enfrentamos los garífunas”, señaló la organización en un hilo de tuits.

La Ofraneh compartió mediante un video testimonial, cómo fueron rodeados por las fuerzas de seguridad estatal para asegurar el desalojo a través de la destrucción de sus viviendas, para lo que se utilizó una rastra, pese a la resistencia inicial que habían mostrado las y los integrantes de la comunidad.

Noticia relacionada: Garífunas inician proceso de recuperación de territorio ancestral en Punta Gorda, Roatán

La mujer Garífuna, identificada únicamente como Sulmi, afirmó en el video que fueron un total de 60 elementos del Comando Especial de Operaciones Especiales Cobra, quienes ingresaron a la comunidad, cuatro de los cuales se apostaron cerca de su casa. 

“Uno de esos sargentos, allí se paró él, insultándome. […] de ahí me sentí mal porque estoy viendo que están botando mi casa y viene otra persona a ofenderme, a insultarme. Eso es algo muy triste”, dijo Sulmi.

El desalojo ocurrió en 2011 y para junio de 2012, como “vía pacífica” de resolución del conflicto entre la comunidad Garífuna de Punta Gorda y el Instituto de Previsión Militar (IPM), se acordó una permuta, sin embargo, no se habría procedido a la titulación de tierras comunales.

Ofraneh dijo a Criterio.hn que “les dieron a los militares un terreno cerca a Tegucigalpa a cambio de las tierras en Roatán. Aparentemente Punta Gorda es la única comunidad Garífuna que carece de reconocimiento legal”.

La organización añadió que sumado a esto “la titulación de corte neoliberal de las comunidades Garifunas que se inició con Callejas, no reconoció el hábitat funcional de las comunidades, entre ellos las playas”.

IMPORTANCIA DE PUNTA GORDA PARA GARÍFUNAS

Los Garífunas tienen 225 años de presencia en lo que hoy se conoce como República de Honduras, o sea que su supervivencia en el Caribe hondureño precede a los movimientos independentistas de las provincias centroamericanas frente a la corona española.

Punta Gorda en Islas de la Bahía fue establecida en 1797 con el arribó del pueblo Garífuna a Roatán, tras su expulsión de la Isla de San Vicente por parte de los británicos, señaló Ofraneh en su hilo de tuits.

“Los blancos británicos y sus esclavos comenzaron a repoblar Roatán entre 1827 a 1834. En 1859 Inglaterra entrega la soberanía de la isla a Honduras. Punta Gorda fue declarado Monumento Nacional en 1995 situación que aparentemente impide su titulación”, continuó Ofraneh en una de sus publicaciones.

Lea también: Sin permiso de operación y sin auditoría ambiental continúa construcción en Próspera

La entrega de la soberanía de Islas de la Bahía junto a Gracias a Dios fue posible mediante el Tratado Cruz Wyke, suscrito entre Gran Bretaña y Honduras en 1859 y ratificado en 1860, a través del cual el gobierno británico entregó el territorio de Islas de la Bahía y La Mosquitia al Estado de Honduras.

Entre las condicionantes establecidas en el tratado y a las que se sometió Honduras está el compromiso en el primer artículo a respetar la propiedad adquirida por los habitantes de Islas de Bahía. Asimismo, Honduras se obligó a no ceder dichas islas o cualquiera de ellas, o “ninguna parte de dicha soberanía a ninguna Nación o Estado cualquiera”.

Las Islas de la Bahía son el centro de atención de proyectos libertarios tras la instalación de Próspera, una derogada Zona de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) ahora disfrazada bajo Duna Residences, en Roatán, que se resiste a extinguir.

A tal punto, llega el interés de lo que ocurre en la isla, que el empresario libertario italiano, Massimo Massone, rostro visible de la derogada ZEDE Morazán en el departamento de Cortés e inversionista de Próspera, tomó a bien comentar en tono despectivo el proceso de recuperación de tierras iniciado por los Garífunas.

Author Details
Sorry! The Author has not filled his profile.

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.