Personas con discapacidad se declaran en calamidad doméstica

Alrededor de 45,000 personas con discapacidad están en alto riesgo por el incumplimiento del gobierno dice Blanca Barahona

del CIARH, quien dio un plazo de 24 horas para que cumpla con lo prometido al sector

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

 

El sector de personas con discapacidad de Honduras se declaró hoy en “calamidad doméstica” y demandó del gobierno alimentos, medicinas y que cumpla con el desembolso prometido recientemente, para hacerle frente a esta crisis sanitaria por el COVID-19, que mantiene al país en cuarentena desde hace más de dos meses.

Blanca Barahona, presidente de la Coordinadora de Instituciones y Asociaciones de Rehabilitación de Honduras (CIARH) declaró que el gobierno prometió, al sector de personas con discapacidad, alrededor de 26 millones de lempiras para la ejecución de un proyecto de emergencia en el marco de esta pandemia, pero a la fecha todo ha quedado en promesa.

Indicó que ese desembolso es urgente ya que no solamente cubre material de aseo, sino que alimentos para las personas con discapacidad.

“Tenemos varios meses que la gente está confinada, sin comida ni medicamentos”, se quejó Barahona. Al parecer, hasta ahora de las instituciones que luchan por los derechos de las personas con discapacidad solo cuatro han recibido apoyo de alimentos por parte del gobierno.

Barahona dio un plazo de 24 horas para que el gobierno cumpla con lo prometido al sector, de lo contrario tienen diseñada una estrategia que implementaran en 14 de los 18 departamentos del país donde tiene presencia, entre ellos Cortés, Atlántida y Yoro, que registran un numero alto de personas contagiadas con el Coronavirus.

Señaló que la situación precaria que vive el sector de personas con discapacidad se agudizó por la crisis sanitaria que vive el país desde hace varios meses por la pandemia del COVID-19 que mantiene en cuarentena a la mayoría de la población con implicaciones tanto sociales como económicas.

“Debe ser una prioridad del gobierno realizar de manera urgente la distribución de alimentos a las instituciones y que estas la distribuyan, lo más pronto posible, entre los beneficiarios”.

La CIARH aglutina en su seno a casi medio centenar de organizaciones que apoyan a más de 45,000 personas con discapacidad.

Las personas con discapacidad, que representan alrededor del 15% de los 9.2 millones de habitantes en Honduras, es considerado uno de los sectores del país que vive en pobreza extrema, misma que se ha visto afectada por la cuarentena decretada desde hace más de dos meses.

Se estima que, de cada dos adultos mayores de 60 años, que hay en el país, al menos, uno tiene alguna discapacidad, en muchos casos adquirida principalmente por enfermedades como la diabetes, derrames cerebrales, enfermedades pulmonares e incluso por caídas.

Uno de los sectores más afectados con la pandemia del COVID 19 en el país es el de los adultos mayores ya que se registran varios muertos por esa enfermedad.

En Honduras, funcionan tres redes de personas con discapacidad, la Federación Nacional de Organismos de Personas con Discapacidad de Honduras (FENOPDIH), la Federación Nacional de Padres de Personas con Discapacidad de Honduras (FENAPAPEDISH) y las organizaciones e instituciones que brindan servicios directos de rehabilitación y habilitación de las personas con discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.