Pequeños agricultores de Honduras a la deriva por pérdidas en cosechas

El coordinador de la Vía Campesina, Rafael Alegría urgió al Estado a hacer un diagnóstico sobre las pérdidas y la situación de los pequeños agricultores en el país

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras. Mientras el gobierno de Juan Hernández asegura que tras el destructivo paso del huracán Eta, Honduras no afrontará escasez de granos básicos porque hay “buena reserva estratégica”; el líder campesino Rafael Alegría advirtió que “la situación de los pequeños agricultores es dramática en términos de soberanía alimentaria”.

Rafael Alegría, coordinador de la Vía Campesina en Honduras

Alegría manifestó que el Estado afirma que no habrá escasez porque desde ya planifican la importación de granos básicos, sin embargo los pequeños agricultores de una a diez manzanas permanecerán en “desgracia total”. Esto no solamente por el paso del huracán Eta, sino también debido a que las instituciones que deberían estar al frente de la recuperación del agro están cerradas como el Instituto Nacional Agrícola (INA) y el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa); o ni siquiera cuentan con cifras reales sobre las pérdidas provocadas por las inundaciones como la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

A esto agregó que el dinero que el Estado destina al sector agro se lo dan a “instituciones que no tienen nada que ver con el sector agrícola”, como es el caso de las Fuerzas Armadas, entre otras. Además, remarcó que la institucionalidad agrícola “está desarmada totalmente” y tampoco hay voluntad política para hacer frente a la crisis.

El líder campesino urgió al Estado hacer un diagnóstico sobre las pérdidas y la situación de los pequeños agricultores. “Además de golpeados, la situación económica de estas personas en el campo […] está destruida. Primero por la sequía, después las inundaciones, ahora lo que la gente va hacer es fortalecer esas migraciones […] porque no encuentra ninguna salida en el país”, advirtió.

En relación a la reserva estratégica que promocionan desde la administración Hernández, afirmó que 60 mil quintales solo durará unas semanas y con las pérdidas en cosechas de este año, “el negocio lo van hacer como lo han hecho [siempre], los importadores y quienes vamos a pagar los platos somos los consumidores que no sabemos ni de donde vamos a comer maíz, arroz, frijoles y hortalizas”. 

Alegría identificó los departamentos de Atlántida, Yoro, Cortés, Colón y Santa Bárbara, como unos de los más golpeados en el sector agrícola por las inundaciones y deslizamientos provocados por el huracán Eta en Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.