Observación N-26 desencantada con la ley de política limpia por trastoques a la ley y la politización

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La Coalición Observación N-26 está desencantada con el accionar de los políticos con la Ley de Política limpia porque han ocurrido algunas alteraciones y modificaciones que dejan al descubierto que su aplicación no es ni será lo que el pueblo espera.

Entre los señalamientos están: a) la modificación del contenido original de la propuesta especialmente en aquellos aspectos sensibles que garantizaban la despolitización del ente regulador.  b) se alteró la composición del ente fiscalizador que permite pasar de un comisionado a tres comisionados. c) Se ha permitido la participación de algunos funcionarios públicos, otros señalados de tener cuentas pendientes con la justicia, otros con antecedentes de violencia doméstica y otros que han incumplido con sus obligaciones con el Estado. d) se ha politizado el proceso de selección y elección, dejando sin valor las acciones de la comisión legislativa ad hoc, promoviendo que la elección final se dé en el pleno del Poder Legislativo.

El encargado del componente político de la MACCIH, Jacobo Domínguez,  ha sido señalado de estar haciendo el juego al Partido Nacional

Alerta de la Coalición N-26

La Coalición Observación N-26 vio con suma satisfacción la  propuesta y aprobación de una Ley sobre el Financiamiento de las campañas políticas, presentada por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), que busca regular los aportes anónimos y visibles a los partidos, la fiscalización de esos recursos con la finalidad de disuadir la penetración del dinero de origen ilícito, así como la utilización de recursos del Estado en las campañas electorales; en suma alcanzar, mayor transparencia y equidad en este ejercicio democrático.

Sin embargo, las expectativas y esperanzas muy pronto empezaron a resquebrajarse:

Se modificó el contenido original de la propuesta, especialmente en aquellos aspectos sensibles que garantizaban la despolitización del ente regulador y disminuía la utilización del dinero del Estado para realizar negocios mediante contratos abusivos durante los procesos electorales.

Se alteró la composición del ente fiscalizador que permite pasar de un comisionado a tres comisionados, con la intención de hacer coincidir este número de fuerzas políticas en el Congreso y en Tribunal Supremo Electoral y en otros entes o instituciones del Estado. Parece, que de nuevo estamos ante una repartición de los cargos de forma equitativa para las tres fuerzas políticas con mayor número de diputados.

Se ha permitido la participación de algunos funcionarios públicos, otros señalados de tener cuentas pendientes con la justicia, otros con antecedentes de violencia doméstica y otros que han incumplido con sus obligaciones con el Estado. Pese a estos cuestionamientos, muchos de ellos van avanzando en el proceso de selección, sin que los señalamientos sean verificados o desvanecidos por la comisión legislativa encargada de la evaluación y selección de los funcionarios.

Se ha politizado el proceso de selección y elección, dejando sin valor las acciones de la comisión legislativa ad hoc, promoviendo que la elección final se dé en el pleno del Poder Legislativo, retrasando, inexplicablemente, el nombramiento de los Comisionados. Ya se escuchan voces en el Congreso amenazando para que la elección se haga a través de voto secreto, contradictorio al espíritu de transparencia de la ley,  y  las expectativas ciudadanas.

Se conoce que el próximo martes se estará presentando la lista de las nueve personas de la cual se seleccionará a las tres autoridades que asumirán la función de fiscalizar el financiamiento de las campañas. 

Consideramos que la sociedad civil debe tener  un espacio de tiempo razonable para investigarlas y constatar si son las personas idóneas para asumir esa responsabilidad.

Estaremos vigilando al detalle las decisiones que el Congreso tome en el nombramiento de estos funcionarios. Hacemos un llamado a la ciudadanía a exigir una elección transparente, no sola en apariencia y en formalidades, sino en la calidad ética. Moral  y profesional de los candidatos.

Tegucigalpa, 26  de mayo de 2017.

3 comentarios en “Observación N-26 desencantada con la ley de política limpia por trastoques a la ley y la politización

  • el mayo 26, 2017 a las 6:09 pm
    Permalink

    Puta esos nacionalistas no dejan de estar siempre generando formas de joder y así han estado jodiendo al pueblo siempre que gobiernan

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.