Nunca hubo sucesión constitucional

El Consejo de la Judicatura que preside Rolando Argueta deberá restituir a jueces y magistrada despedidos injustamente  por Jorge Rivera Avilez.

PATRICIA MURILLO

Por:  Patricia  Murillo Gutiérrez

El maestro y  doctor en Estudios Avanzados en Derechos Humanos por la Universidad Carlos III de Madrid, Joaquín Mejía Rivera,  manifestó a Criterio.hn, como el pleno de la pasada Corte Suprema de Justicia que encabezó Jorge Rivera Avilés, fue infractor de la Ley ya que sus 15 miembros, cometieron un delito internacional tras ser partícipes y avalar un Golpe de Estado, situación que fue investigada, documentada y ratificada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos CIDH, en su pasada sentencia  de Octubre de 2015, que condenó al Estado de Honduras, por haber despedido a tres jueces y una magistrada, quienes defendieron el Estado de Derecho y la Democracia tras el citado atentado a la institucionalidad.

Aquí esta documentado el caso de jueces despedidos
Aquí está documentado el caso de jueces despedidos

Y estos valientes togados que expusieron hasta su integridad física oponiéndose  desde la  ley a las aberraciones jurídicas que buscaban justificar lo indefendible son: Ramón Enrique Barrios, Adán Guillermo López Lone, Tirsa Flores Lanza y Luis Chevez de la Rocha.

La Corte decidió que el Estado es responsable de la violación de los artículos 13.1 15 y 23 de la Convención Americana en perjuicio del ex juez Adán Guillermo López Lone a quienes les vedaron su derecho  a la Libertad de Expresión, derecho a reunión y derechos políticos.

Igualmente, el Estado violó similares artículos en perjuicio del ex juez Luis Chávez de la Rocha y su colega Ramón E. Barrios. Y a la ex magistrada Tira Flores Lanza  le conculcaron su derecho a la libertad de expresión y varios derechos políticos.

Y  la sentencia condenatoria  ordena que, el Estado debe reincorporar a Adán Guillermo López Lone, Tirsa Flores y Luis Chevez a cargos similares a los que se desempeñaban al momento de los hechos, con la misma remuneración, beneficios sociales y rango equiparable a los que les correspondería a la fecha. Y además el Estados deberá pagarles indemnizaciones por daño material e inmaterial y  el reintegro de costas y gastos. Teniendo el Estado hondureño de plazo un año a partir de la sentencia y rendir un informe al Tribunal Interamericano de las medidas adoptadas para cumplir lo ordenado.

Jueces despedidos

Para Chevez, Flores Lanza y López Lope, el reintegro es el derecho principal que reclaman y es esencial para lograr una adecuada reparación y materialización completa de la justicia que buscaron y encontraron tras largos años de sufrimientos de toda índole.

Y como si fuera poco, la psicóloga  de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, María Sol Yánez, advierte que, «las víctimas sean reintegradas al Poder Judicial, sin ninguna carga negativa por parte de la institución y los compañeros, en el mismo sitio en las mismas condiciones y que se adopten medidas para evitar el hostigamiento y estigmatización de las victimas».

Para el doctor Joaquín Mejía quedó desnudada por la Corte Interamericana, la aberración jurídica  creada por  los defensores del Golpe de Estado del 28 de Junio de 2009 y que llamaron Sucesión Constitucional. Empezando por los exmagistrados, por lo que a su juicio el Ministerio Público debería empezar a ejercer acciones penales por violadores a la Constitución y a los derechos humanos.

 Sin embargo en un país como el nuestro,  eso es pedir mucho. Aquí, donde no existe la meritocracia en el Poder Judicial y el pueblo conoce como se eligen los Fiscales del Ministerio público no hay garantía de que eso suceda pronto. Pero sucederá y si no veamos como países vecinos como Guatemala, ya empiezan a mandar a prisión a ancianos violadores de derechos humanos de su pueblo.

Es importante que los lectores de Criterio.hn recuerden como la misma expresidenta de la Corte Suprema que antecedió a Rivera Avilés, Vilma Morales se desgañitaba en los Medios de Comunicación defendiendo la mentirosa sucesión constitucional. 

Llegando a decir que el presidente defenestrado a punta de bayonetas, Manuel Zelaya Rosales, ya no era presidente cuando fue detenido y que se dio un autogolpe al trasgredir en múltiples ocasiones la Constitución. Y vean lo que decía doña Vilma: El artículo 239 de la Constitución señala que el ciudadano que haya desempeñado la titularidad del Poder Ejecutivo, no podrá ser presidente o designado. Y que Zelaya al consultar al pueblo sobre una posible Asamblea Nacional Constituyente, se auto suspendió de inmediato de su cargo,  pues el solo hecho de instalarla, significaba derogar la actual Constitución, incluido el 239 que castiga con el cese de su cargo y la inhabilitación  por 10 años a quien intente reformar ese artículo.

Lástima que dona Vilma no tuvo el mismo ímpetu cuando Rafael Leonardo Callejas, buscó a la Sala de lo Constitucional pasada para que fallaran a su favor y poder hablar de la reelección. Mucho menos, la abogada Vilma abre  su boca cuando el actual titular del Ejecutivo ha concentrado todos los poderes de la República, y está en abierta  campaña por su reelección.

¿Qué opina Vilma Morales de la dictadura que hoy sufre la Patria?

Que bien por la Corte Interamericana de Derechos  Humanos que le pone un tapaboca a la Morales y a todos los que  inventaron una apócrifa carta de renuncia del presidente Zelaya Rosales, contra el que conspiraron de mil formas, incluso invocando un estado de necesidad para expulsarlo de su Patria violando nuevamente la Constitución.

Y todavía se daba el lujo una llamada «Asociación de Jueces y Magistrados de Honduras» (Asojmah),   de decir tras el Golpe que: Honduras  le dio una lección de democracia y respeto a las leyes a Latinoamérica y al mundo entero, aún cuando la prensa internacional, Gobiernos y organismos no han comprendido la esencia y contexto de este caso y han condenado  Honduras viendo los viejos paradigmas de los Golpes de Estado. Y se atrevieron  decir esos togados que esa lección se dio sin derramamiento de sangre

Vale decir que los 4 ex jueces  humillados en su momento por Jorge Rivera Avilez y su Corte, pertenecían  y siguen perteneciendo a la Asociación  de  Jueces por la democracia, que hoy preside el juez Mario Díaz, ente que desde su fundación, ha recibido solidaridad y respaldo por entes afines  de varios países del mundo.

Para Rivera Avilés y su Corte golpista  hay cosas que no están aún finiquitadas y el tiempo e encargará de ponerlos en su lugar,  aunque para la gran mayoría del pueblo hondureño  ya están ubicados en lugares sombríos como bien lo decía el poeta Roberto Sosa,  en su inolvidable Casa de la Justicia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.