Nueva Ley Electoral no se ha aprobado porque diputados cercanos a Juan Hernández la están boicoteando

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Las discusiones privadas para aprobar la nueva Ley Electoral continúan y las acusaciones de la oposición al oficialismo vuelven a tomar forma.

En las últimas horas diputados de Libre han dicho que el atraso en la aprobación de la Ley es una maniobra del oficialismo para no aprobar reformas que den garantías mínimas de transparencia en las elecciones Primarias y Generales de 2021.

Según el legislador Ramón Soto, desde hace más de un año se alcanzaron acuerdos y en el cierre del 2020 todo estaba listo para aprobar la iniciativa, pero fue en ese momento que un grupo de diputados del Partido Nacional boicotearon la acción.

“Es la facción de Juan Hernández porque a ellos no les interesa la democracia y lo único que quieren es continuar en el poder, por eso boicotearon la aprobación de la Ley”, reveló Soto.

El diputado cuestionó la actuación de los nacionalistas, acusándolos de maniobrar para crear el camino de continuidad de Juan Hernández en Casa Presidencial en el próximo periodo de Gobierno.

En este momento el punto que obstaculiza la aprobación de la Ley es el relacionado a la representación de partidos políticos en las mesas electorales, hay dos propuestas: la primera es que sean todos los institutos políticos los que tengan a un representante y otros presionan para que solo sean las fuerzas mayoritarias.

“Ahora nos dicen que lo último que falta es el tema de la mesa electoral receptora, pero en ese tema hay un punto y es el más importante porque define si hay condiciones para fraude o tráfico de credenciales”, siguió manifestando el diputado Ramón Soto.

Para el diputado estas situaciones pudieron evitarse si el partido de gobierno hubiese cumplido con los acuerdos alcanzados entre las fuerzas mayoritarias: “el Partido Nacional debería cumplir su palabra, pero sabemos que están boicoteando para quedarse en el poder, ellos se están aferrando a continuar”.

Los nacionalistas salieron al paso a manifestar que Libre tiene doble moral porque en público dice que quiere que la Ley se apruebe a la brevedad, pero que en privado ellos han pedido que la misma se ratifique hasta después de las Primarias de marzo.

Mauricio Oliva, aseguró que las acusaciones de Libre en contra de su partido no son ciertas y garantizó que desde el Congreso se aprobarán más reformas para fortalecer el proceso electoral.

Por su parte el expresidenciable y coordinador del Partido Salvador de Honduras, Salvador Nasralla dijo que ellos están a favor de que las Primarias y Generales sean regulados por la actual Ley y no por la nueva. De acuerdo con Nasralla la nueva Ley afecta a los partidos de recién creación y limita que participen en la representación de las mesas electorales.

Desde el punto de vista de Nasralla, si la nueva Ley se aprueba bajo esos criterios de representación, lejos de fortalecer la democracia, facilitaría un posible fraude electoral como el que ocurrió en noviembre del 2017.

Mientras las fuerzas políticas oficiales y de oposición se pronuncian sobre la nueva Ley Electoral, las conversaciones privadas continuarán en los próximos días hasta alcanzar humo blanco y trasladar la discusión ante el pleno del Poder Legislativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.