Nación desuso|Noticias Destacadas

Muerte de estudiante de enfermería en poder de la Policía es “completamente sospechosa”

Asesinato de Keyla Patricia Martínez

Compartir

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- La muerte de una estudiante del último año de la carrera de Enfermería que estaba en poder de la Policía Nacional es “completamente sospechosa y atípica”, opinó la exdirectora de Medicina Forense, Julissa Villanueva.

No hacen autopsias

Keyla Patricia Martínez, de 26 años, murió este domingo en el Hospital Enrique Aguilar Cerrato del municipio de La Esperanza, en el occidente de Honduras, según informó la Policía Nacional. El ingreso de la joven se produjo horas después de que fue detenida por agentes policiales.

En un comunicado, la institución policial informó que la estudiante fue capturada el sábado a las 11:40 de la noche “en cumplimiento a una denuncia” por “escándalo en la vía pública en estado de ebriedad e incumplimiento al toque de queda vigente”.

Posteriormente, “durante la ronda de supervisión de celdas, los agentes la descubrieron intentando quitarse la vida mediante asfixia por suspensión”, según la explicación que reza en el comunicado.

Al respecto, Villanueva reaccionó en su cuenta de Twitter que se trata de “una muerte bajo custodia y es responsabilidad del Estado, yo conozco casos como estos donde mataron a una persona dentro de una celda y simularon un suicidio”.

Honduras “está secuestrada y la verdad científica también puede estar de lado de los que tienen intereses creados. Las últimas muertes bajo custodia son un ejemplo de ello, son expertos en simular y ocultar la verdad de los hechos”, agregó.

La diputada del departamento de Intibucá por Libre Olivia Marcela Zúniga reaccionó también en las redes sociales y pidió justicia para la joven, cuya muerte calificó también de sospechosa “porque cuando una persona es detenida no se permite el ingreso de cordones, fajas o cualquier objeto que pueda prestarse para una situación de estas, por lo tanto claramente es un reflejo también de la incompetencia” de la Policía Nacional o de que “puede haber algo mucho más grave detrás”.

Zúniga agregó que se debe descartar que la estudiante “haya sido objeto de tortura, violación y/o asesinato”.

Grupos feministas, estudiantiles y de Derechos Humanos se han ido sumando al reclamo de justicia y de una investigación transparente.

Para este lunes se ha convocado a un plantón frente a la Facultad de Ciencias Médicas en Tegucigalpa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.