MiPymes piden equidad fiscal para tener verdaderas oportunidades

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

 

Tegucigalpa, Honduras.- Ante el creciente desempleo y subempleo en el país el sector de la micro, pequeña y mediana empresa, (MiPymes), incluido el turismo, demandó del gobierno equidad fiscal para contar con verdaderas oportunidades y no solo a “los mismos de siempre”, y que están adscritas al régimen de exoneraciones fiscales.

La hemorragia financiera por esta vía en 2019 ascendió a casi 40 mil millones de lempiras, monto que el régimen de Juan Hernández se comprometió reducir de forma paulatina ante el Fondo Monetario Internacional. (FMI).

Efraín Rodríguez, dirigente gremial de las MiPymes, afirmó que desde el inicio de la pandemia el 20% de las micro y pequeños negocios cerraron definitivamente operaciones y que unas 400 mil personas perdieron el empleo.

Rodríguez manifestó que piden  a los diputados que piensen en Honduras, muchos jóvenes están saliendo del país; «como MiPymes seguimos en lucha para reactivarnos porque hoy tenemos más de un millón de empleos perdidos y esto se podría degradar aún más, la situación de honduras es preocupante».

“Unos 50 mil millones se han otorgado en exoneraciones fiscales a un grupo de empresas, pero el empleo no se ha reducido, hay que revisar esas exoneraciones, el empleo no funciona, las diferentes empresas no usan esas exoneraciones del que están excluidas las MiPymes, solo los mismos grupos que se enriquecen más cada año”, declaró.

Rodríguez, fustigó que se siga beneficiando con exoneraciones fiscales “a los mismos de siempre”; y, además, que las alternativas del gobierno en la coyuntura de la pandemia los bancos no las aplican o simplemente las ignoran.

“Tenemos años de reclamar políticas más influyentes y que no beneficien a los mismos sectores, hay que romper la inequidad de muchos gobiernos”, precisó.

Igualmente, los fondos de garantía, que han sido muy publicitados, al ir a un banco o una cooperativa salimos decepcionados y se habla de MiPymes como si fuéramos la mediana empresa que ya está establecida y beneficiada.

“Solicitar financiamiento, fondos de garantía, el ejecutivo generó esa ley y banca solidaria, pero no es acompañado. en 2018 se reformó la ley de apoyo a las Mipymes y empresas en línea, está bien, pero no se ha hecho lo suficiente, apenas 5 mil empresas se han podido formalizar”.

La propuesta banca solidaria, para préstamos entre dos empresas, no se ha consolidado ni tienen cobertura nacional, tarda varios meses, pero es una opción con muchas trabas.

Tienen que simplificar más, no debería politizarse y el gobierno debe canalizar unos mil millones de lempiras para las Mipymes, ese programa debe ser un instituto financiero para el sector, sabemos que el financiamiento para este rubro no es fácil.

“La Empresa Nacional de Energía Eléctrica; (ENEE), es otro virus que antes del covid-19 nos ha debilitado; necesitamos que se recupere, ha sido mal manejada y ha afectado al país.

Pero a esta fecha más de 100 mil microempresas han cerrado y no se mira porque son pequeños negocios, talleres, pulperías, las políticas de alivio no están funcionando y tampoco hay sacrificios para que las empresas sigan funcionando.

Los operadores financieros no sueltan recursos para pagar deudas y ese es el principal problema, “quién en esta pandemia no está endeudado”, se quejó.

Una segunda oleada de covid-19 sería terrible y podríamos a llegar a perder un 30 por ciento más de los empleos y eso nos llevará a una recesión económica con secuelas de violencia social y saqueos.

Nunca hemos visto tanta gente pidiendo en las calles de forma pasiva, pero también hay jóvenes que ya se ven desesperados por falta de empleo.

Banhprovi

En el caso del Banco Hondureño de Producción y Vivienda, (Banhprovi), es un proceso bastante lento y solo ha prestado 900 millones de lempiras; que es bastante poco y de los que unos 200 millones han sido para las MiPymes.

Se ha avanzado un poco, pero no es suficiente, quizás sea una esperanza a futuro.

En el gobierno de Manuel Zelaya se aprobó la ley de apoyo a las MiPymes con 2 mil millones para el sector, pero no pasó a más, ni nunca hubo fondos porque el sector financiero se opuso.

Chimeneas rotas

La industria sin chimeneas, el sector turismo, también pidió al congreso nacional y a la banca privada que aprueben la ley de rescate financiero para las MiPymes, para salvar las finanzas de los negocios afectados por la pandemia.

Dicha normativa busca bajar tasas de interés de préstamos y tarjetas de crédito, ampliar plazos para readecuar deudas y prohibir intereses sobre intereses, entre otras medidas.

La generación productiva de las MiPymes genera el 70 por ciento de los empleos en el país, que hoy enfrenta una tasa de subempleo de 2.4 millones de personas subempleadas, equivalentes el 63 por ciento de la población económicamente activa.

Según un estudio del observatorio demográfico de la universidad nacional autónoma de honduras, entre 2009 y 2019 más de un millón de personas engrosaron las filas del subempleo en el país.

Ahora, tras el terrible impacto de la pandemia la cifra de subempleados alcanza 1.4 millones, que suponen el 63 % de la población económicamente activa, según un centro universitario de análisis social del alma mater.

En el periodo de referencia, el subempleo invisible (por ingresos) y visible (por horas trabajadas), en “promedio representó 52.1 %», indica el estudio «el subempleo: una alternativa laboral para paliar la situación socioeconómica y una contradicción para el desarrollo socioeconómico de honduras”, del Observatorio Demográfico Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.