Ministerio Público debe de investigar a los responsables del contagio de médicos y enfermeras

 

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- En las últimas horas varios miembros del sistema sanitario nacional han perdido su batalla con el coronavirus. Ellos se contagiaron trabajando en la primera línea para el combate de la enfermedad y según el presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Carlos Umaña, las autoridades operadoras de justicia deberían de investigar a los responsables de entregar a los médicos y a las enfermeras las mascarillas y demás indumentaria de mala calidad. 

Umaña, también forma parte de la Junta Directiva del Colegio Médico de Honduras y ha manifestado que entregar insumos no aptos para el uso médico al personal que trabaja con los pacientes de Covid-19 es un delito de lesa humanidad, porque pone en peligro la vida de las personas. Indicó, que de acuerdo con las declaraciones del Presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras (ANEAH) prácticamente están seguros de que las enfermeras que han fallecido utilizaron este equipo. 

Recientemente, el Presidente de la ANEAH, Josué Orellana, informó, que 1,991 enfermeras (os) se han contagiado de Covid-19 y que de ese total, 1,112  son trabajadores del sistema sanitario nacional, el resto, corresponde al IHSS y a clínicas privadas. 

En la noche del pasado sábado 22 de agosto, falleció María Engracia Carranza, quien era jefa de enfermeras de la sala de mujeres del hospital del Sur en Choluteca y el domingo, a causa de la misma enfermedad, murió la doctora, Ada Ester Velásquez. Con ella ya son 41 los médicos fallecidos a causa del Covid 19.   

En la mañana de ese mismo sábado, en la Unidad de Cuidados Intensivos de IHSS, en San Pedro Sula, murió el doctor, Héctor Raúl Gómez, quien trabajaba en el hospital de Roatán, Islas de la Bahía. Y en la noche del viernes, 21 de agosto, también murió el doctor, Luis Alonso Guardado.

En total, con más de 5,000 pruebas PCR pendientes de procesar en el Laboratorio Nacional de Virología, según las autoridades, al 23 de agosto, la Secretaría de Salud confirma 54,511 casos positivos de Covid-19 y 1,654 fallecidos por esa enfermedad.

Recientemente, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) en su informe, denominado, Trampa Mortal de la Bioseguridad Estatal, denunció que el gobierno pone en riesgo al personal de los hospitales y centros de salud que trabajan en la primera línea del combate del Covid 19  porque la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) y de la Secretaría de Salud, compraron mascarillas KN-95 que no son recomendables para el uso médico y se las entregaron al personal sanitario que atiende a los enfermos de coronavirus.

Según el informe del CNA,  el gobierno creó una falsa expectativa de seguridad y “esta exposición podría ser una de las causas por las que existe un alto porcentaje de médicos, enfermeras, microbiólogos  y otro personal sanitario  infectado por el Covid-19”.

El estudio detalla que el gobierno en lugar de advertirle al personal de salud que esas mascarillas no son seguras, les ocultó la información y los expone a contagiarse.

Por tal razón, el doctor Carlos Umaña, dice que el Ministerio Público debería de tener “una reacción viril buscando a quienes fueron las personas que realmente han infectado al gremio sanitario”.

En otro sentido, el galeno le pidió al ejecutivo, la creación de centros de triaje en todos los municipios con una población superior a los 10 mil habitantes y el abastecimiento de  ventiladores mecánicos para los hospitales de área y regionales que en este momento no tienen cómo resistir a un segundo embate que podría haber eventualmente en las próximas semanas.

Fuentes médicas son del criterio que la apertura económica y la ampliación autorizada para la circulación de la gente, podrían desencadenar más contagios de la enfermedad.

Umaña dice que ante el avance de la pandemia es preocupante la muerte y el contagio de los empleados de la salud y ha llamado a la población a entender que la enfermedad aún está y que debe  de tener prudencia.

Afirmó, que la gente no debe seguir pensando egoístamente, esperando que alguien de su familia fallezca para darse cuenta de la magnitud de esta pandemia. El galeno también le pidió al gobierno ser más responsable y dotarlos de mascarillas y del equipo correcto, dejando de darles esos insumos que se volvieron trampas para los médicos y las enfermeras.

“Eso no puede ser, necesitamos protección y necesitamos herramientas de trabajo”, puntualizó Umaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.