Médicos temen que nueva ola de COVID-19 afecte con más fuerza a zonas rurales

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- Personal médico hondureño teme que en esta segunda ola de casos de COVID-19 en el país, las regiones rurales sean las más afectadas, teniendo en cuenta que su infraestructura hospitalaria es deficiente.

Desde la óptica del exministro de Salud, Carlos Aguilar, esta es una preocupación latente a la cual debe poner ojo el Gobierno a través de las autoridades, pues en las regiones rurales es donde la red hospitalaria pública tiene mayor debilidad.

“La situación de la pandemia se está movimiento a otros departamentos, por ejemplo Olancho se ha visto un incremento en casos, el gran temor es que se expanda a otros departamentos que no tengan infraestructura y en el que los hospitales no tienen insumos”, comentó Aguilar.

El doctor y especialista en neumología hizo hincapié en la situación general del sistema sanitario que en la actualidad está lleno de debilidades, por lo que el panorama es poco alentador de cara a un nuevo episodio de casos a nivel nacional.

“Hay regiones donde los centros de asistencia médica no tienen ni para hacer una radiografía y esto se puede traducir que en esta segunda oleada golpee con fuerza a las zonas rurales y en consecuencia el número de fallecidos puede incrementarse”, recordó el neumólogo.

Con respecto a la disminución de casos en Tegucigalpa y San Pedro Sula, Aguilar recomendó a la ciudadanía y a las autoridades no confiarse, pues la enfermedad sigue circulando y el riesgo de contagio es el mismo que cuando inició la pandemia.

Carlos Aguilar también es parte del personal médico del Centro Cardiopulmonar El Tórax en Tegucigalpa, afirmó que en este centro la ocupación hospitalaria por el momento ha bajado hasta un 50%, la cual incluso en el peor momento de la enfermedad llegó a 120%.

“Por razones que aún no estamos claros hay un descenso en el número de personas que se hospitalizan en Tegucigalpa y San Pedro Sula, pero al existir mayor movilidad y presencia de personas la posibilidad de que esa segunda oleada golpee de nuevo a esta ciudades es un escenario probable, por eso las medidas de bioseguridad deben aplicarse y la ciudadanía no debe confiarse”, enfatizó el médico.

El exministro de Salud le recordó a políticos que no deben ser irresponsables al desarrollar concentraciones políticas en las que no se cumplen los protocolos de bioseguridad establecidos porque esto también puede colaborar a otra nueva etapa de la pandemia.

Finalmente con respecto al plan de prevención del Gobierno para atender la pandemia, explicó que hay mucho malestar en el gremio médico porque por ahora no se ha implementado un plan de prevención y fortalecimiento de la red hospitalaria que le permita a los principales centros de atención estar preparados y también a las regiones rurales para la atención primaria y traslado de pacientes en estado de gravedad.

En torno a la apuesta gubernamental por los hospitales móviles valoró: “los hospitales móviles fueron un fiasco, fue una mala idea, mejor se hubiese fortalecido a los hospitales, lo más grave es que no se tomó en cuenta ni a la Secretaría de Salud, los hospitales existentes necesitan apoyo, por ejemplo el  Tórax ni siquiera tomografías o diagnósticos para tuberculosis, esta es una oportunidad para fortalecer la red pública y estar preparados para una nueva oleada”.

Carlos Aguilar finalizó haciendo un llamado a las autoridades y ciudadanía para que mantengan las medidas preventivas y se expongan lo menos posible a un posible contagio de COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.