¡Más de lo mismo! Un año después de las Elecciones Generales

 

Por: Adolfo Gabriel Carranza Castillo

Un año después de los comicios electorales del 26 de noviembre de 2017, fecha que dio inicio a una nueva crisis política desatada por el cuestionado triunfo de Juan O. Hernández a la presidencia, la OEA pidió la repetición de elecciones, pero esto no sucedió.

Mientras tanto Honduras sigue enfrentando problemas de desempleo, corrupción, violencia e impunidad. Que han desencadenado una crisis energética, caravanas migrantes y una débil institucionalidad. Las condiciones del país han generado incertidumbre en las inversiones, el sector productivo es afectado por la devaluación del lempira y por el alto costo de la energía eléctrica. Es difícil generar empleo bajo estas condiciones, sin embargo Juan Orlando Hernández en las últimas semanas ha hablado de generar miles de empleos.

El modelo económico del actual gobierno ha sido incapaz de reducir la pobreza. 

Además Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH) cuestiona la falta de información de los alcances del Programa “Vida Mejor”, como también el exceso de gasto público evita que ayuda llegue a los más pobres. Honduras también es el tercer país más desigual del planeta, sólo debajo de Sudáfrica y Haití, según un informe de 2016 del Banco Mundial.

           “La recaudación tributaria se ha duplicado en los últimos ocho años, el endeudamiento externo se ha triplicado y la pobreza es del 64%  ¿cuál ha sido el beneficio para el pueblo hondureño del aumento de la recaudación?”                                                  Mencionó Pedro Barquero, Director Ejecutivo de Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) en el programa Frente a Frente.

           En el presupuesto general de la República de 2019 entre las prioridades esta seguir aumentando los fondos para el sector seguridad y defensa,  que desde 2014 se ha mantenido esta tendencia. Mientras tanto Tegucigalpa y San Pedro sula siguen estando  en el ranking de ciudades más peligrosas de Latinoamérica. La biblia dice “no paguéis mal por mal”, se puede aplicar en el contexto de que no se debe combatir violencia con más violencia. El crimen debe ser atacado  con  políticas estratégicas de Estado como la educación en primer lugar, luego la cultura y el deporte, ya que esto es un motor de desarrollo social en busca de bienestar y como ejemplo tenemos a los países nórdicos.  

Nota relacionada Honduras y EE.UU. Post- Elecciones: Viene la Fase del Dolor

Sin embargo el gobierno insiste en seguir implementando su modelo económico fracasado y sus anticuadas políticas estratégicas.

¡Es evidente que no se puede tener distintos resultados, si siempre se hace lo mismo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.