Honduras y EE.UU. Post- Elecciones: Viene la Fase del Dolor

Trump

Por John Moran Robleda, MA

Hola lectores míos.  Como cada semana encontrar algo que escribir es difícil. No por falta de ideas. Al contrario, es por lo vertiginoso que es el mundo. Demasiadas cosas sucediendo y todas claves en el rumbo que va desde los EE.UU – y por ende, la humanidad.  Y dentro el Shadow War mundial.  La riña entre Emanuel Macron y Donald J. Trump acerca de la palabra “Nacionalismo” y cómo usarlo en el Siglo XXI es uno de ellos. Es más que una riña entre tuits – es un cambio de paradigma mental.  Explique acera de ese tema en mi columna anterior.

Los lectores me han pedido mis pensamientos sobre las elecciones de la semana pasada en los EE.UU.  Si no han estado siguiendo el drama que viene de los condados de Broward y Palm Beach de Florida, los casos en Arizona y Georgia y en muchos lugares donde Demócratas ganaron me gustaría hacerles notar que son eventos que merecen atención. No necesariamente porque es un excelente ejemplo de fraude electoral, al estilo Honduras, lo que ciertamente es. Pero más profundamente, porque puede convertirse en el evento insigne que revela a los estadounidenses en ambos lados de la división política la influencia oculta del “Deep State”, durante mucho tiempo, sobre el proceso político estadounidense.

El hecho de que las leyes electorales hayan sido claramente violadas, no es nada nuevo en los EE.UU.; lo que es digno de mención es que finalmente hemos llegado al momento en la historia en el que ya no es posible que el “Deep State” esconda sus crímenes flagrantes del escrutinio público. No solo en los EE.UU. pero a nivel mundial donde lacayos gobiernan en su nombre. Se ve la desesperación de última hora por parte del Cabal.

Miran este mapa de la CNN,

www.cnn.com/election/2018/results/house

Parece que – a excepción de las áreas delgadas de las costas noreste y oeste y los enclaves hispanos y negros en el suroeste y sur – la federación norteamericana votó abrumadoramente Republicano. Mejor dicho, votaron Trump, no el modelo Reagan/Paul Ryan neoliberal Republicano.

Como politólogo que soy, esto es lo que realmente sucedió. Ignoren las narrativas falsas de los medios del Cabal como CNN que dan una lectura más propagandística.  Y las elecciones fue parte del “Shadow War” que he narrado desde enero. Comencemos:

1)   Miren el mapa otra vez. Donde se votó Republicano fue porque los “deplorables” quieren defender a Trump. Quieren defenderlo por dos razones. Una de ellas es que habló de la difícil situación económica causada por las corporaciones estadounidenses y su neoliberalismo, que exportan sus trabajos, dejando a la fuerza laboral y la clase media de los Estados Unidos en una situación de vida o muerte.

2)  La otra es que la adopción de Políticas de Identidad o “Identity Politics” por parte del Partido Demócrata. Eso lo ha convertido en el partido que odia a los blancos, especialmente a los hombres heterosexuales blancos y Cristianos, que son definidos como el victimario de las “minorías”, homosexuales (los LGBQ) y “mujeres” (mejor dicho, feministas).

3) Se evidenció la transformación de los Demócratas. Antes de los Clinton, el Partido Demócrata representaba a la clase obrera. Los republicanos representaban las megas corporaciones. Esto mantuvo las cosas en equilibrio. Pero los Demócratas bajo los Clinton aceptaron que los Republicanos enviarían los empleos de sus votantes al exterior (“offshoring”). A cambio, los Clinton obtuvieron financiamiento del mismo grupo que financiaban a los Republicanos para el Partido Demócrata. Ambas partes ahora están dirigidas por el mismo Cabal. Ese “bipartidismo” se implantaría acá en Honduras.

4) La clase obrera, abandonada por los Demócratas, ahora votan Republicanos o mejor dicho por el “Trumpismo”.

5) Los votantes del Partido Demócrata ya no contienen a la clase trabajadora desposeída. Fueron reemplazados. Los Demócratas se han recurrido al odio. Ahora son el partido del odio. Los demócratas enseñan el odio a los “grupos de víctimas” de la política de identidad (“minorías”, LGBQ, feministas).

6) Lo que encuentro extraordinario es que Trump, aunque en el boleto Republicano, se presentó como un Demócrata de la antigua. Esta por la paz con Rusia. Apoya trabajos para la clase obrera “deplorable. Pero los nuevos Demócratas lo odian, porque es el epítome del hombre masculino “opresor” blanco, y este odio irracional los llevó a una alianza con el “Deep State”, que se opone firmemente a la paz con Rusia, ya que tal paz amenaza su presupuesto y poder. Los demócratas, trabajando mano a mano con Deep State, han bloqueado la paz con Rusia y han promovido la inmigración masiva del tercer mundo como Honduras a los Estados Unidos, lo que arruinará aún más la existencia económica de la clase obrera, a fin de obtener votos pro-Demócratas del tercer mundo. Es más, ni tienes que estar en los EE.UU. LEGALMENTE para votar según los Demócratas. Lean:

https://www.infowars.com/schumer-we-are-going-to-fight-to-let-everybody-vote-everybody/

https://www.breitbart.com/politics/2018/11/08/districts-with-large-foreign-born-populations-sent-far-left-democrats-to-congress/

  1. Igual que las elecciones confirmaron que el Partido Demócrata es ahora el Partido de extrema Izquierda, las elecciones purgaron el Senado y la Cámara Popular de los Republicanos anti-Trump y le dieron al gobierno de Trump el control real. Aunque los Demócratas asumieron control de la Cámara Popular, no van a encontrar Republicanos “bipartidistas” pero “Trumpistas”. Todo lo contrario es propaganda del Cabal.

8) A menos que los estadounidenses blancos sucumban a la culpa y un colapso mental, el Partido Demócrata está terminado. Sin embargo, el marxismo cultural judío y Políticas de Identidad del Partido Demócrata tienen al pueblo estadounidense desorganizado y en la garganta del otro. Esta igual que Honduras. El marxismo cultural y la política de identidad han dividido a la población estadounidense en víctimas y victimarios. La oligarquía no es el victimario, sino el “hombre blanco masculino” que vota Trump. No son los multi billonarios, sino la mano de obra industrial y de manufactura marginalizada que es la fuente de la opresión. Mujeres  que no votan la agenda de Política de Identidad son “traidoras”. Lean

https://www.breitbart.com/politics/2018/11/08/leftists-blame-white-women-for-red-state-midterm-losses/

Para los Demócratas su mensaje a todos es

“Mire su tono de piel. ¿Es blanco? Carga con esa culpa de opresor y renuncie su ‘privilegio’”. 

“Mire su tono de piel – Si no eres blanco vote con eso. Ideas no importa”. 

“Mire su cuerpo ¿Qué anatomía sexual tienes? Si no eres masculino vote de acuerdo a eso. Ideas no importa”. 

Nada más importa.

La verdad es que las elecciones eran parte del “Shadow War”. Fueron bien monitoreadas por el equipo militar de Trump. Su equipo “Q” explicó por qué los resultados de las elecciones eran exactamente lo que Donald Trump y su Alianza estaba buscando en su búsqueda para acabar con el Cabal y su “Deep State”. Dijo:

“Estamos en guerra * Piensa lógicamente. * ¿Por qué ganar la mayoría de la Cámara era el objetivo principal para ellos? * En ese contexto, ¿cuál cámara está dirigiendo actualmente las investigaciones del DOJ [fiscalía] / FBI? * En ese contexto, ¿cuál cámara hace que se sienten más amenazados? * Si bien el enfoque de ellos estuvo en la Cámara (debido a lo anterior), nuestro enfoque primordial fue agregar más miembros PRO_POTUS al Senado y asegurar de manera segura una PRO_MAJORITY. * EL SENADO VALE MUCHO MÁS. * EL SENADO CONTROLA LOS JUECES Y LAS POSICIONES DE GABINETES CON LA APROBACIÓN DE LA CASA. * EL COMITÉ JUDICIAL DEL SENADO TIENE SUPERVISIÓN DIRECTA SOBRE EL DOJ [fiscalía] Y EL FBI [MÁS PODER QUE LA CASA]. * Si bien teníamos una mayoría del Senado en el papel, en realidad, nunca lo teníamos, ni podíamos contar con llevar las investigaciones a ese cuerpo hasta que estuviera seguro en nuestro control total. * EL SENADO SIEMPRE FUE EL OBJETIVO PRIMARIO. * Movidas y contra movidas.

Mensaje de Trump y su equipo Q al pueblo norteamericano, sus seguidores y colaboradores con Q, y al mundo.  En noviembre 11 dice:

Que comience  la divulgación de documentos al público. * Que comience el DEC [L] AS [desclasificar documentos gubernamentales] * Que el mundo sea testigo de la VERDAD. * Nosotros, el Pueblo. * EL ESTADO DE DERECHO.

Inmediatamente, renuncia su Fiscal federal, Jeff Sessions.  Y es nombrado como interino Matt Whitaker. ¿Lo primero que dice el al mundo entero? Que existe evidencia suficiente “en el dominio público” para justificar el nombramiento de un “fiscal especial” para investigar la Fundación Clinton.

https://www.cnsnews.com/blog/michael-w-chapman/acting-ag-whitaker-special-counsel-required-investigate-clinton-foundation

¿Qué podemos concluir aquí? Dentro el “Shadow War” el Partido Demócrata cayó en una trampa cuando fueron enganchados para cometer un fraude electoral, lo que llevará a sus procesos judiciales, ya que la desclasificación de la FISA derribará a la Cámara.

En otras palabras, las elecciones en Florida, Arizona y otros lugares fueron monitoreadas cuidadosamente por el gobierno de Trump, y se reunió toda evidencia de robo electoral para reunir a más criminales dentro el Cabal.

Con el fiscal Jeff Sessions pasando la batuta al interino Matt Whitaker, abre lo que “Q” ha referido como la “Fase de Dolor”, con acusaciones deselladas y arrestos en masa. Cuando los principales Demócratas en la Cámara son arrestados, se llevarán a cabo elecciones especiales.

Tipo como lo que se quiere hacer en Honduras – elecciones especiales. Cuando y como depende de cómo avanza la “Fase de Dolor”.

En Honduras, la reacción de la renuncia de Sessions y la postura del fiscal interino Whitaker acerca de la Fundación Clinton se sintió. Rápidamente apareció el pánico. Vimos al ex Presidente Porfirio Lobo vertiendo contra el Presidente Juan Hernández, y un el Militar huyendo por su vida declarando culpable al presidente Hernández de la muerte de Berta Cáceres. Tenemos al Ing. Salvador Nasralla sacando a la luz corrupción y complicidad de LIBRE durante la crisis electoral de 2017.  Y tenemos al Ing. Luis Zelaya pidiendo a Trump la aplicación de la Ley Magninsky contra los corruptos en Honduras en una entrevista a nivel mundial en CNN.

Se siente el pánico. Se siente el terror de ser encubiertos por todo el mundo, pero más que todo en esas tierras llamadas patrias donde serían juzgados. Claro, si dejo de existir honduras como estado nación como desea y pretende el Cabal ¿Quién los juzgaría?

Solo lean este divertido artículo sobre el Presidente de un país tercermundista africano llamado Gabón.

http://www.investmentwatchblog.com/u-s-deep-state-gabon-africa-president-seriously-ill-from-trump-drain-the-swamp/

Ese también está bien metido con el Cabal y los Clintons.

Desde comienzos de este ano predije la salida de este JOH. Confiaba en la velocidad de la Operación “Q”. Pensé que a esas alturas los crímenes dl Cabal ya estaría expuesto y la “Fase de Dolor” en función. Muchas cosas ocurrieron. Pero lo inevitable siempre va a ocurrir. Nacionalistas, LIBRES, “Floristas” – cualquiera – que estuvo confabulando con entidades transnacionales con aires de gobernantes no elegidos por nadie, pero su ego, orgullo y afán de grandeza. Confabulado con el Cabal. Confabulado con carteles criminales de Bush, Clinton, Obama directamente.

Solo una cosa vendrá de aquí en adelante – ¡¡¡DOLOR!!!   Y ya están preparando en Honduras para esa caída. Solo que no saben la MAGNITUD de la caída y QUIENES.

WWGAWG1

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *