Noticias Destacadas|Opinion

Lo bueno, lo malo y lo feo de la manifestación del 15 de septiembre

Compartir

Por: Tomas Andino Mencía

El pasado 15 de septiembre el pueblo salió a manifestarse convocado por diversas organizaciones sociales y por el Partido LIBRE. Por su importancia presento a Ustedes mis reflexiones sobre lo ocurrido ese día y sus implicaciones.

LO BUENO

Lo bueno fue haber hecho una actividad unitaria contra las ZEDE de parte de un movimiento social como el Movimiento contra las ZEDE (sección de Francisco Morazán), por un lado, y de una fuerza política de oposición, como el Partido LIBRE, por otro. Diversas organizaciones sindicales, barriales y juveniles se hicieron presentes. A esto hay que sumar que también se manifestó una representación de la candidatura independiente de Milton Benítez. Estos fueron hechos enormemente positivos, y para mí lo más rescatable del día.  

De haberse manifestado por separado, teniendo la misma oposición a ese monstruo creado por el narco en el poder, habría exhibido flaqueza de ambas partes. Que bien que ocurrió lo contrario y pudimos tener una muy buena manifestación social y política que contrasto con la ridícula exhibición de militarismo del gobierno, incapaz hasta de acarrear a sus correligionarios al Estadio Nacional.

LO MALO

Pese a lo anterior, autocríticamente no podemos dejar de señalar que esa actividad unitaria no obedeció a una estrategia diseñada conjuntamente por las partes. De hecho, tanto el Movimiento contra las ZEDE como el Partido LIBRE días antes se disponían a hacer actividades por separado, el primero partiendo desde la Iglesia La Guadalupe, y el segundo concentrándose en la Plaza Los Dolores. Fue el 13 de septiembre que LIBRE y el liderazgo que le es afín, decidieron hacer la actividad en el bulevar Morazán, invitando al Movimiento social a sumárseles. Es decir que fue un acto improvisado de última hora, no producto de un consensuado sino de un “tómalo o déjalo”.  

Afortunadamente, pese a los incidentes que ocurrieron en el evento, como veremos, la actividad transcurrió muy bien para el Pueblo que salió deseoso de manifestar su repudio al narco gobierno; pero no es correcto que las cosas ocurran así. Hoy se tuvo suerte, mañana otra improvisación como esa puede costar la causa por la que se lucha. El paìs merece un mayor esfuerzo de los liderazgos sociales y políticos.

Otro aspecto cuestionable del evento fue que no se hizo un esfuerzo por incluir en la manifestación a otras fuerzas políticas de oposición, más allá del principal aliado electoral de LIBRE. Quedaron fuera de la convocatoria el Partido Salvador de Honduras, el PINU, las corrientes disidentes del liberalismo, y otras fuerzas que igualmente coinciden en estar en contra de las ZEDE, según lo han declarado sus lideres; las cuales habrían aportado, no solo un significativo caudal de personas, sino también se habría hecho una demostración al narco que la oposición está unida y que somos capaces de sacar una fuerza incontenible a las calles. Es precisamente esa creencia de que se podrá solos contra un enemigo poderoso, lo que mas daño nos esta haciendo.

En lugar de ser un acto de unidad opositora, la manifestación del 15 de septiembre se convirtió en un acto proselitista de LIBRE que aprovecho para resaltar la figura de su candidata presidencial, por encima de todo. Esto indica que la miopía política sigue prevaleciendo en estos liderazgos; y que importan más los intereses de corto plazo, que el futuro de la nación, hoy día en su momento de mayor peligro. Todavía no se entiende que la tarea estratégica fundamental de este momento no es halar votos sino hacer un solo bloque de la oposición en las calles contra el enemigo común que detenta el control del Estado y el monopolio de las armas. Una cosa es ganar en las urnas y otra tener la fuerza para sacar al narco del poder.

LO FEO

Un incidente lamentable, sin embargo, puso la nota fea en la actividad. No tuvo mayores consecuencias, pero revelo algo preocupante. Pese a que había un acuerdo entre el Movimiento contra las ZEDE y el partido LIBRE sobre cierto orden del programa en la Plaza Morazán, al final el activismo del partido se impuso en total irrespeto a las representaciones de varias organizaciones sociales, que fueron desalojadas del estrado, donde se suponía que debían estar. Representantes de organizaciones como el Comité por la Libertad de Presos políticos, ARCAH y del mismo Movimiento contra las ZEDE, fueron sacados de la tarima. Los forcejeos no se hicieron esperar y casi echan a perder el acto. Por fortuna, al final lograron quedarse algunos y salvaron la actividad.

La justificación de que ese atropello se hizo por la aglomeración de personas no parece ser la verdadera razón ya que a la par del desalojo de aquellos se produjo la irrupción de varios candidatos a diputados y diputadas de dicho partido, quienes alegando que ese era “un acto de LIBRE”, abarrotaron junto a otros activistas la concha acústica de la plaza. Con una conducta prepotente y arrogante varios de estos diputados se abrieron paso para exhibirse ante las cámaras, sin que la guardia de seguridad se los impidiera; tanto fue el caos que la misma candidata presidencial Xiomara Castro, tuvo que bajarse del estrado. Para ser justo, la seguridad de LIBRE solo cumplía instrucciones; pero entonces, ¿Quién dio esa orden excluyente y hegemónica de parte del partido?

Esto parecería ser de poca importancia, algo secundario, sobre todo porque se dio solo en Tegucigalpa (no tenemos registro de algo similar en otras ciudades donde también hubo manifestaciones), y al menos ese día no opaco la grandiosidad de la manifestación, como hemos comentado, pero presagia algo preocupante. Si así trata LIBRE a la representación de los movimientos sociales ahora que está en la oposición y que se supone fue, por la razón que fuera, su aliado para hacer esta actividad, ¿Qué pasara cuando sea gobierno y toque enfrentar criticas de los movimientos sociales por el incumplimiento de tal o cual promesa de campaña, como suele ocurrir con los políticos tradicionales? ¿Se actuará igual que cachurecos y liberales?

Pedir disculpas y rectificar, sería un buen comienzo para no ser iguales a ellos.

Que oiga el que quiera oír y atienda el que le importe.

5 comentarios en “Lo bueno, lo malo y lo feo de la manifestación del 15 de septiembre

  1. Perfecto, se tenia Que decir y lo dijo TOMAS ANDINO MENCA.. NECESITAMOS LIDERAZGO PRUDENTE, QUE SE GANE EL CORAZON DE LOS hONDUREÑOS, SIN DEMAGOGIA, liderazgo de gente conciliadora, noble, equilbrada,,

    1. Comparto el hecho de que la oposición debe unirse pero de todos es sabido que a NASRALLA lo que menos le interesa es la unión y jamás se unirá a LIBRE para luchar contra la dictadura porque es muy narcisista y derechista y no comulga con la causa del pueblo. Por otro lado es cierto que hay dirigentes políticos de LIBRE que se aprovechan para ganar protagonismo, pero eso no es problema del partido sino de algunos aspirantes a puestos públicos. Por lo demás los sectores sociales es justamente en el LIBRE donde están representados pues ellos son parte de el partido.

  2. Que bueno poder leerte Tomás, coincido totalmente con tu análisis y lamento profundamente leer comentarios de «compañeres» que dicen que van a refundar este país desde el poder político partidario expresarse y atacar a compañeras y compañeros del movimiento social. Que no se olviden que la lucha contra esta dictadura debe pasar por el reconocimiento del aporte de todes.

  3. Gracias Tomás por tus comentarios, tenés razón, más importante que el proselitismo en este momento es la unidad; más que el protagonismo de LIBRE se ocupa abrir espacios a distintos liderazgos para escucharlos e incorporarlos activamente a una oposición con la fuerza suficiente para sacar al marco.

    1. Muy bien. Soy militante de LIBRE pero esas actitudes del tradicionalismo bipartidista que persisten en muchos de los aspirantes a cargos de elección popular no abonan en nada,ni a la unidad deseada de la fuerzas sociales, ni al Partido. La dirigencia de Libre debe reflexionar,estamos a tiempo, ya pasaron los tiempos de llegar al poder sin el acompañamiento activo de los movimientos sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.