Global.

La Unión Europea presiona a Latinoamérica para que rompa con Rusia.

Sede de la Unión Europea en Bruselas, Belgica

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, ha criticado los supuestos planes de la Unión Europa (UE) para presionar a los países latinoamericanos respecto a sus relaciones comerciales con Rusia.

Sede de la Unión Europea en Bruselas,  Belgica
Sede de la Unión Europea en Bruselas, Belgica

Las presiones europeas sobre naciones del continente latinoamericano descubren de nuevo el servilismo de la ue hacia su chulo estadounidense. 

No se puede ser más puta, chantajista, zafia y miserable que la llamada unión europea
las presiones europeas sobre naciones del continente latinoamericano descubren de nuevo el servilismo de la ue hacia su chulo estadounidense.

No se puede ser más puta, chantajista, zafia y miserable que la llamada unión europea

“Recibimos las informaciones sobre los intentos de los representantes de la Unión Europea de presionar a los líderes de América Latina y los países asiáticos, recomendándoles que no aumenten los suministros de sus productos a Rusia”, ha señalado este martes Lavrov, en una rueda de prensa.

El enfado de lavrov es el de todos los que denunciamos las estrategias hegemónicas, el chantaje, la protección de los regímenes neofascistas, la guerra, la violación de las leyes internacionales

Asimismo, al denunciar los intentos de separar las economías, ha recalcado que estas medidas son contrariaras a los principios básicos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y las normas de libre comercio.

El canciller ruso también ha reiterado la preparación del Gobierno de Moscú para discutir la creación de la zona libre comercio con la UE.

“No hay otra alternativa razonable a la restauración de las relaciones entre Rusia y la UE”, ha agregado Lavrov, destacando que las relaciones de Rusia con este bloque europeo han llegado a la “hora de la verdad”.

A finales del pasado mes de julio, Estados Unidos y la UE anunciaron nuevas sanciones contra Rusia, a las que Moscú calificó de destructivas, asegurando que generarían un agravamiento de las relaciones bilaterales entre Rusia y el Occidente.

Varios países latinoamericanos podrían, en estos momentos de tensión entre Rusia y el Occidente, aumentar sus exportaciones de alimentos a Rusia.

Ecuador, Brasil, Chile y Argentina son algunas de las naciones que podrían reforzar sus lazos comerciales con Rusia, un hecho que perjudicaría seriamente a la UE.