Junta Nominadora no es transparente: Jurista Internacional

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El director para la Oficina de Centroamérica de la Comisión  Internacional de Juristas, Ramón Cadena, consideró que la Junta Interventora para la elección de las magistradas y magistrados de la Corte Suprema de Justicia de Honduras (CSJ) se está corriendo el riesgo de ser desconocida por la comunidad internacional porque no está siendo transparente.

Ramón Cadena
Ramón Cadena

Cadena, quien se encuentra en Honduras en una visita de observación del proceso de selección de magistrados, lamentó que la Junta Nominadora no haga pública sus actuaciones y porque está sometiendo a los candidatos a pruebas de confianza, aplicadas por los militares.

Cadena consideró que la Junta Interventora no está haciendo el esfuerzo necesario para lograr la independencia del Poder Judicial, porque las audiencias no son públicas sino que a puertas cerradas.

“Yo creo que hay otros mecanismos y uno de ellos, es que la Junta Nominadora actúe a puertas a abiertas, que se vea que es lo que están decidiendo, que se escuche qué es lo que están argumentando, eso hubiese sido más efectivo que las pruebas de confianza”, sustentó el jurista Ramón Cadena.

Cadena reflexionó que a puerta cerrada se puede hacer cualquier cosa o acuerdos con sectores de dudosa reputación, con estructuras criminales, con el ejército o con la  iniciativa privada, “a puerta cerradas se puede hacer cualquier cosa, a puertas abiertas es una muestras de transparencia y de democracia”, subrayó.

Advirtió que el accionar poco transparente no cuenta con el aval de la Comisión de Juristas Internacionales. Seguidamente reprochó la actuación del gobierno de Honduras por haberle dado la espalda a  una audiencia programada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“La comunidad internacional va a seguir cuestionando fuertemente al Estado Hondureño; el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, va a cuestionar, también, seriamente al Estado Hondureño y eso va a  repercutir negativamente en la economía, en las víctimas y en los usuarios del sistema de justicia que demandan una Corte Suprema de Justicia independiente”, dijo.

CICIH

A juicio de Cadena,  el panorama pudo haber sido mejor si se hubiera aprobado la Comisión Internacional Contra la Impunidad Honduras (CICIH), que viene reclamando desde mayo pasado un fuerte sector de la población, que se ha  pronunciado en las calles a través de las movilizaciones de las antorchas.

“Nos preocupa también que no se aprobó una constitución de la CICI sino más bien un mecanismo de la Organización de Estados Americanos, que dicho sea de paso no riñe con una CICI”, apuntó.

En cuanto a las pruebas de polígrafo dijo que no son garantes para escoger a los mejores magistrados o magistradas o jueces y también violan el debido proceso, por lo que no son recomendables.

El jurista internacional consideró que en Honduras no hay voluntad política para hacer cambios, pese a que el país requiere que se fortalezca el Estado de Derecho y que se lleven a cabo las reformas necesarias para combatir la corrupción y la impunidad.