Honduras: Mala planificación e improvisación en conducción de lucha contra la pandemia

Por: Redaccion CRITERIO.HN
redaccion@criterio.hn 
Tegucigalpa. A más de cuatro meses de la presencia de la pandemia de la Covid-19, especialistas en materia epidemiológica del sistema de salud de Honduras, realizaron este día una evaluación sobre la conducción gubernamental de la crisis sanitaria concluyendo, entre otras cosas, la improvisación de las autoridades, cuya gestión naufragó en la mala planificación contra la pandemia que según el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos ya registra 43,794 contagiados y 1,284 muertes.  
A lo largo de la crisis sanitaria, la improvisación del gobierno ha desembocado entre la insuficiencia de la infraestructura hospitalaria, los escases de medicinas, repunte de contagios y una crisis en el nivel de conducción profesional de la pandemia.  

Así lo señalaron los profesionales de la medicina en una comparecencia brindada a través de un foro en la cadena televisora UNE TV, donde el doctor especialista epidemiología, Fidel Barahona, expuso como principal tropiezo de las autoridades, el hecho que “han ido haciendo las cosas sobre la marcha por lo que ha habido una improvisación siendo la posibilidad de equivocarse muy alta”.  

Por ejemplo, desde la detección del primer caso a principios de marzo tuvo que conformarse una estrategia conjunta; sin embargo, esto se dejó de hacer siendo sustituido únicamente por medida paliativas, cuestiona Barahona.  
 
Para el profesional de la medicina la reapertura de la economía hondureña que luego el gobierno tuvo que frenar por el repunte en el número de contagiados, es otro reflejo de la falta de planificación gubernamental.  
 
“Las decisiones –sanitarias- no las tenemos en manos que realmente sepan porque lo que han hecho es agarrar un tipo de personas que se dice epidemiólogos para que les avalen ese tipo de cosas”, explicó.   
 
Por otro lado, la improvisación en la planificación también se reflejó en la compra de los hospitales móviles, ya que según este médico la inversión en esa decisión que costó corrupción a la población hondureña, “hubieren sido asignados para fortalecer la capacidad hospitalaria no estuviésemos en las condiciones en que estamos”, lamentó.  
 
De su parte, la jefa de servicio inmunológico del Hospital del Tórax, Suyapa Sosa, explicó que para el caso de ese centro asistencial que durante la crisis sanitaria ha sido el principal hospital en dar atención a pacientes con Covid-19, la asignación presupuestaria para el combate de la pandemia fue nula.  
 
Según confía la también especialista en neumología, a lo largo de la crisis, el Hospital del Tórax “nosotros gastamos todo el presupuesto del hospital que no era parte de lo aprobado del gobierno para combatir la pandemia. SINAGER que es el ente encargado nunca nos dio nada”, reveló.  
 
Y amplió que precisamente para el caso del abastecimiento de Equipo de Protección Personal no fue sostenible, porque “nosotros utilizamos casi 600 equipos de protección personal al día en el Tórax, tiene un costo entre 1,000 a 1,500 médicos por médico”. 

Para rematar, el gobierno ha pretendido adjudicar la responsabilidad de la insuficiencia hospitalaria al personal médico, acotó Sosa.  

Los profesionales de la salud temen que la apertura económica que desde ya se está produciendo con el funcionamiento de las instituciones estatales, vuelve a ocasionar otra oleada de contagios y esto tenga una nueva sobrecarga contra el desabastecido sistema hospitalario, donde médicos u enfermeras trabajar “con las uñas”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.