Honduras: inminente destitución de fiscal adjunto y vicepresidente por caso IHSS

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. Al menos dos focos de investigación desarrolla la Comisión Multipartidaria del Congreso Nacional en las entrañas del Ministerio Público; una de esos focos está orientado a determinar las actuaciones del Fiscal General Adjunto, Rigoberto Cuellar, quien habría recibido un soborno de 280 mil dólares para ralentizar las pesquisas y órdenes de captura en favor de altos dirigentes del Partido Nacional.

La segunda se enfoca a la recepción de cheques emitidos por empresas fantasmas que se beneficiaron con fondos del Instituto Hondureño de Seguridad Social, para financiar, por medio del Grupo Amigos de Rial, acrónimo de Ricardo Álvarez, actual Designado Presidencial

De acuerdo a la línea de investigación 11 de la comisión multipartidaria, la pesquisa ausculta las posibles maniobras de Cuellar, para tapar a involucrados en la quiebra del IHSS, según documentación en poder del director de Radio Globo, David Romero Ellner.

“Hubo influencia de un alto funcionario del Ministerio Público para torpedear las investigaciones y evitar la emisión de requerimientos fiscales; además, tráfico de influencias del bufete al que está asociado”, señaló Romero Ellner.

“Hace meses Radio Globo denunció el soborno de un alto funcionario del Ministerio Público, confirmando que se trata de Rigoberto Cuellar, siendo el primer sacrificado en estas pesquisas” añadió el comunicador.

La línea de investigación 15 de la misma Comisión Legislativa, explora la emisión de cheques a favor del Partido Nacional, entre ellos el Grupo de Amigos Rial, que apoyó a Ricardo Álvarez, Designado Presidencial, siendo éste el segundo sacrificado en este escándalo, con el que financió su campaña política dentro del Partido Nacional.

Una de las representantes de empresa Sumimed, Cinthia Mariela Velásquez, emitió dos cheques por 550 mil lempiras y 100 mil lempiras, este último cobrado el 5 de julio de 2012 en el Banco Atlántida, a favor del Grupo Rial. A su vez, Sumimed fue favorecida como empresa fantasma con contratos por más de 79 millones de lempiras.

Sumimed hizo aportaciones mensuales de 500 mil lempiras a favor del Partido Nacional con los que financió la campaña presidencial.

Siga esta noticia en Twitter: @criteriohn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.