Actualidad|Noticias Destacadas

Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua enfrascados en el desafío de exponer la corrupción

enfrascados en el desafío de exponer la corrupción

Compartir

Tegucigalpa.- En el XI Foro Centroamericano de Donantes (CADF por sus siglas en inglés), El desafío de exponer la corrupción, periodistas del Triángulo Norte y de Nicaragua expusieron las semejanzas de los regímenes que gobiernan sus naciones y las acciones que han emprendido en contra de la libertad de prensa y expresión.

La cofundadora y directora de Criterio.hn, Emy Padilla, dijo que el reto de la prensa que investiga la corrupción en Honduras se ha incrementado a causa de la aprobación de leyes en el Congreso Nacional que ocultan la información pública, blindan a los implicados en casos de corrupción y castigan severamente a quienes contrarían al gobierno.

Nota relacionada Reformas a la Ley de Lavado de Activos: estocada final a la lucha contra la corrupción en Honduras

Padilla precisó el cúmulo de leyes aprobadas durante los últimos años para favorecer las prácticas corruptas, entre las que citó el Código Penal, que blinda a los corruptos y criminaliza la protesta social; la Ley de Secretos, que entró en vigencia en 2014 y oculta la información de, al menos, 16 instituciones del Estado hasta por 50 años; la ley de canje de publicidad, nombrada con el falso espejismo de “Ley de Rescate, Promoción y Fomento del Sector de las Comunicaciones” que no es más que el no pago de impuestos de medios de comunicación perdonándoles deudas pasadas, presentes y futuras a los conglomerados de los medios de comunicación a cambio de pautas del gobierno.

Todas esas leyes, a juicio de Padilla, han favorecido el crecimiento de la corrupción y la impunidad en este país centroamericano, ubicado como uno de los más corruptos de la región latinoamericana, solo por debajo de Venezuela y Nicaragua, según Transparencia Internacional.

La directora de Criterio.hn entrevista a Luis Javier Santos, coordinador de la UFERCO. Foto de archivo

La directora de Criterio.hn, Emy Padilla, sostiene que el desafío para la prensa independiente de Honduras es enorme porque el 95 % de la matriz mediática está en poder de las corporaciones empresariales.

La periodista estableció además que las entidades encargadas de impartir justicia han sido cooptadas por quien preside el Poder Ejecutivo, Juan Hernández, luego de instaurarse su dictadura mediante la imposición de un fraude electoral en 2017 que le permitió su ilegítima reelección.

Otro hecho que impide denunciar la corrupción en medios de comunicación es que desde el propio Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) acuerpan los abusos del gobierno como las lesivas reformas al Código Penal a cambio de beneficios como el ocultamiento de las transacciones realizadas desde el ente de pensiones de ese gremio y así como lo denunció la Unidad Fiscal Especial Contra Redes de Corrupción (UFERCO) en el caso de corrupción Hermes en el que se involucra a 77 periodistas que recibieron dinero para publicidad gubernamental que no se justifica.

Medios hondureños venden su silencio a cambio de no pagar impuestos

LAS SEMEJENZAS EN PAÍSES VECINOS

Octavio Enríquez, periodista de Confidencial Nicaragua, señala que la dictadura montada por Daniel Ortega replica en Honduras, Guatemala y ahora El Salvador, reflejando así que los poderíos pueden ser de derecha, izquierda y de los que se autodenominan de “centro”.

Enríquez expuso una sistematización gradual de la dictadura mediante la imposición del miedo, la impunidad que forma un círculo de personas a conveniencia de quienes están en el poder y un sistema de corrupción blindado por la falta de acceso a la información.

Según Enríquez, en los últimos años alrededor de 100,000 nicaragüenses han migrado a causa del régimen de Ortega y la represión en 2018 dejó 328 muertos y más de 2,000 heridos, situación que refleja la escalada represiva provocando temor en la misma prensa.

De igual manera, Daniel Lizárraga, editor de El Faro El Salvador, indicó que el gobierno de Nayib Bukele está siguiendo los pasos de Honduras y Nicaragua y afirma que es “cuestión de horas para convertirse en un régimen autoritario” reflejando que no solo un gobierno de izquierda puede llegar ser una dictadura.

Lizárraga, reprochó que Bukele ha decidido enfrentar a los medios de comunicación adversos a su gobierno y que se niegan a hacerle propaganda, recurriendo al aparato estatal para atacar y judicializar a los periodistas, por medio de demandas absurdas.

Por su parte, Ana Alpírez, coordinadora editorial de Ojo con mi pisto Guatemala, manifestó que al igual que Nicaragua, Honduras y El Salvador, existe inmunidad para imputarles antejuicios a funcionarios estatales; de igual forma, la fiscalía es controlada por afines al gobierno cerrando casos de corrupción de sus partidarios y armando casos en contra de sus adversarios.

También, mediante redes sociales, utilizan falsos perfiles para desacreditar a los periodistas que denuncian la corrupción o cualquiera que pretenda cuestionar es atacado por ejercer el periodismo.

Todos los expositores reflejaron el denominador común y, es que en sus países gobierna una dictadura, unas que ya se establecieron y otras que están floreciendo, lo que genera un desafío para exponer la corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.