Actualidad|Noticias Destacadas

Honduras en Consejo de DDHH denota que diplomacia está por encima de defensa de derechos humanos

Honduras en Consejo de DDHH

Compartir

Tegucigalpa. No es que no reconozca que hay «extraordinariamente valiosos» funcionarios en el sistema de las Naciones Unidas, pero para el sacerdote Jesuita, Ismael Moreno Coto, es preocupante que Honduras esté dentro del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Mejor conocido como padre “Melo”, el sacerdote jesuita clarificó a Criterio.hn su tuit de la noche del jueves 21 de octubre, en el que se refirió al nombramiento del Estado de Honduras al Consejo de DDHH y como el mismo deja un par de cosas claras: la indefensión de los defensores de la vida y del ambiente, y lo que se podría percibir como el aval que da el sistema de la ONU a violadores de Derechos Humanos.

En primer lugar, el sacerdote explicó que es una «enorme preocupación» que la ONU aceptase a Honduras dentro del Consejo de Derechos Humanos, conociendo la data que perfila al Estado de Honduras como un «auténtico violador de Derechos Humanos». Así como un promotor no solamente del titular del Poder Ejecutivo, sino que además ha convertido al Estado en un negocio que favorece a empresas extractivas «que ponen en riesgo a comunidades enteras y particularmente a defensores hombres y mujeres de los derechos humanos y del ambiente».

Un segundo elemento, señalado por el padre “Melo”, es que si bien hay valiosos funcionarios al interior del Sistema de las Naciones Unidas, no se deja de advertir que una institución multilateral como la ONU «pone por encima los protocolos de la diplomacia sobre la defensa de los derechos humanos» de quienes están en la «mira de la violación de los derechos humanos, por parte instituciones del Estado, como es el caso de Honduras».

«Al poner por encima los protocolos diplomáticos sobre la defensa de los derechos humanos, estas instituciones -independientemente de las personas que indistinto pueden ser buenísimas- avalan a los grandes promotores y a los grandes violadores de los derechos humanos en el caso de Honduras», puntualizó.

Investigadores y analistas en Derechos Humanos dijeron a Criterio.hn la semana pasada que la elección de Honduras al Consejo de Derechos Humanos de la ONU representa una contradicción que podría presionar al Estado a cumplir resoluciones postergadas.

Una de estas sería la implementación inmediata de la resolución del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU en el caso de los defensores de Guapinol. Medidas que incluyen desde su liberación, la reparación de daños causados a los defensores y la investigación contra quienes violentaron los derechos de los defensores.

Esta semana, el Tribunal de Sentencia de Trujillo, Colón, admitió la solicitud de audiencia de revisión de medida cautelar contra los ocho defensores de Guapinol quienes han permanecido por dos años bajo prisión arbitraria y a quienes recientemente se les extendió su detención por seis meses más. Esta audiencia está programada para el próximo martes 26 de octubre a la 1:15 PM en la sala de juicios del Tribunal de Trujillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.